Inicio > Análisis > Agents of Mayhem

Agents of Mayhem

Desde hace unos años la desarrolladora Volition se ha propuesto dejar de intentar crear juegos que sean absolutamente perfectos y concentrarse en dar forma a títulos que sean totalmente divertidos. Los jugadores hemos ganado mucho con este cambio, dado que en poco tiempo nos han provocado la carcajada y nos han dado diversión constante en juegos del estilo de Saints Row IV y Saints Row Gat out of Hell, que se alejaron drásticamente de los orígenes de la saga. Si bien es cierto que a más de uno nos gustaría ver ya la vuelta de Red Faction (sobre todo sabiendo que comparte universo con sus demás juegos), por ahora estamos más que satisfechos con sus aportaciones a la acción en tercera persona.

Con Agents of Mayhem vuelven a hacer un poco lo que quieren sin preocuparse de qué es lo que deberían hacer. A nosotros nos va bien y a vosotros, si encajáis en los gustos del equipo de desarrollo, seguro que también os gusta. Lo que nos ofrecen en esta ocasión es un título de acción en mundo abierto con superpoderes y todo tipo de genialidades mientras pegamos tiros a diestro y siniestro. El concepto podría compararse a Crackdown si queréis una referencia cercana, y sabiendo que el tercer episodio de la saga de Microsoft Studios se ha retrasado, a lo nuevo de Volition le queda vía libre por delante.

La mala pécora de Persephone Brimstone

Persephone os sonará si habéis jugado a Saints Row Gat out of Hell, porque ya aparecía en el juego. Aunque no es necesario que sigáis la historia de los juegos de Volition para disfrutar de Agents of Mayhem, si lo hacéis seguro que cazáis multitud de referencias y un argumento que va continuando. En este caso presenciamos un mundo en el que la organización malvada L.E.G.I.O.N. está instaurando el caos en el mundo y cómo se funda de la mano de Persephone la la organización M.A.Y.H.E.M. para detenerles. A partir de aquí esta organización de súper-agentes está plagada de gente habilidosa con sus propias historias y motivaciones, destacando sobre todo que cada personaje tenga su propia historia.

Misiones principales o historias de personajes

El desarrollo y el estilo de Agents of Mayhem es muy de serie de animación americana de los años 80. Parece que vayamos viendo episodios en los que se combina el progreso de la historia global con capítulos cerrados en los que se nos van presentando a los personajes secundarios (era un modelo muy típico que se seguía en ese tipo de series). La gran particularidad es que el jugador en mayor o menor medida es el que elige a qué historia le quiere dedicar la atención, dado que una vez pasamos la introducción el juego nos permite hacer uso de su mundo abierto para ir donde queramos. Y en este sentido podremos ir a jugar las misiones de historia de cabeza o elegir los distintos argumentos personales de los héroes que están desperdigados por el mapa. Hacer esto último nos permitirá desbloquear más personajes, por lo que podéis imaginar que es algo totalmente recomendable. Lo tendréis que hacer incluso para desbloquear al bueno de Johnny Gat, al que fichan para la organización y al que es posible conseguir con las primeras unidades del juego.

Además de estos dos tipos de misión el mapa nos indicará otros muchos eventos en los que podemos participar y si queremos ir intercalando distintas actividades tendremos diversión para rato. Habrá desafíos de conducción, entrega de mercancías y otros retos que se irán desbloqueando para que disfrutemos más. El mapa permite poner marcadores de destino a donde queramos llegar, por lo que incluso si somos muy malos orientándonos podremos llegar en cuestión de minutos. Sobre todo porque no habrá que ir a pie: tendremos un vehículo al que podremos llamar para conducir a toda pastilla por el escenario (por supuesto, también hay misiones de conducción y persecución, así como desbloqueo de nuevos vehículos).

Los agentes Mayhem le ponen sabor a la propuesta

Estaríamos solo ante un juego de acción con súper-saltos y gran cantidad de enemigos si no fuera porque los distintos agentes se diferencian mucho unos de otros. Comenzamos con tres disponibles y los demás los podemos ir desbloqueando realizando los contratos/misiones que nos ofrece el juego en el mapeado. Cada personaje sube de nivel de forma independiente y se personalizan de uno en uno, así que no habrá que olvidar pasarse por el menú de estado de los agentes para comprarles mejoras cada cierto tiempo. Cada agente dispone de dispositivos, mejoras generales y mejora base.

En el primer grupo se incluyen tres dispositivos: uno especial, el arma y uno pasivo. Las mejoras generales permiten potenciar cuatro rasgos distintos del héroe, como puede ser su biofísica, la función neuróloga o elementos más personalizados que proporcionan boosters a sus parámetros personales. Y en el caso de la mejora base lo que hacemos es gastar los valiosos núcleos en dar una mejora permanente a determinados rasgos, compartiéndose estos núcleos entre los distintos personajes, lo que hace que sea importante dárselos primero a los que más utilicemos. Con este sencillo sistema de progresión iremos viendo que los agentes son cada vez más habilidosos y que tienen una mayor cantidad de recursos a su disposición.

Como decíamos, es importante mencionar que todos varían mucho entre sí, tanto en sus acciones como en sus parámetros, dado que unos son más resistentes que otros, más fuertes o más rápidos. Pueden disparar con su arma básica, que son desde pistolas hasta un rifle de asalto o un arco y flechas, por ejemplo, usar la habilidad especial, una habilidad específica del héroe para moverse (hacerse invisible, desplazamiento rápido, etc), así como otro movimiento muy útil en la exploración como escalar. La técnica más poderosa se denomina Mayhem y la podremos usar pulsando dos botones laterales al mismo tiempo cuando llenemos la energía. Normalmente son el as que guardamos bajo la manga para los enfrentamientos debido a su contundencia. Y como extra a todo esto los personajes pueden llevar tecnología añadida que iremos desbloqueando, como la pistola de bolas de bolos que lanzará una gran bola de acero rodando por el escenario.

Añadamos, por otro lado, que en todo momento llevaremos tres personajes que podremos variar dependiendo de los héroes a los que hayamos desbloqueado. Cambiar entre ellos en medio de la partida será tan fácil como tocar la cruceta, lo cual vendrá bien porque los que no están luchando recuperan su vida mientras descansan. Para resucitar a uno que haya caído habrá que esperar a terminar la misión o usar un objeto especial que encontraremos en determinados momentos.

Locura de los sábados por la mañana

Comenzar una partida en Agents of Mayhem es comenzar a sentir que te apetece un Cola-Cao primero y una bolsa de cheetos después. Gran parte de la responsabilidad la tienen las secuencias con diseños animados que acompañan el desarrollo del juego y el poco nivel de estrés que ofrecen las distintas misiones en las que participaremos. Dicho de otra manera, no se trata de un juego difícil, al menos si jugamos con el nivel de dificultad normal (y vamos mejorando a los héroes). Es un título que quiere que nos lo pasemos bien y que vayamos avanzando en su historia sin demasiadas complicaciones, lo que en ningún momento resulta aburrido ni repetitivo si intercalamos bien el progreso de la campaña con las historias de los personajes y otras misiones.

Gráficamente tiene algunos momentos realmente llamativos gracias a los efectos de iluminación, aunque en general no es nada que vayamos a recordar con el tiempo. Las animaciones de los personajes cumplen y algunos de ellos se mueven realmente bien, mientras que otros son un poco más torpones. Lo mismo se puede decir de los enemigos, de quienes podemos asegurar que saben cómo morir y salir por la puerta grande, sobre todo cuando los volamos con algún arma de gran calibre. En especial nos gusta la ciudad en la que nos movemos, que dispone de zonas muy variadas y futuristas, con algunas ideas geniales, como ese área en el cual hay dispositivos de realidad virtual a disposición de los ciudadanos.

En definitiva, Agents of Mayhem no le quiere vender la moto a nadie, es un juego de acción muy entretenido, sin buscar los desarrolladores ningún premio más allá de conseguir que la gente se divierta con él. Esto lo garantiza desde la primera partida y lo continúa haciendo por su gran cantidad de personajes a desbloquear y misiones que cumplir. Si tuviera el motor de explosiones y destrucción de Volition ya hubiera sido la bomba, pero suponemos que aquí no acabaría de pegar del todo teniendo en cuenta su estética de serie de animación.

Resumen
Agents of Mayhem es un juego de acción en tercera persona y mundo abierto que divierte mucho desde el primer momento sin necesidad de hacernos sentir que estemos ante el juego que cambiará nuestra vida. Su propuesta pasa por divertir sin más gracias al desbloqueo de personajes, a sus historias personales y a la forma en la que vamos profundizando en el guion global del juego.
Lo mejor
  • Las distintas historias de los personajes y la manera de desbloquearlos jugándolas para aportar un cambio de ritmo al juego.
  • Hay una gran variedad entre las distintas formas de jugar con cada agente, lo que se puede expandir aún más con la personalización de sus habilidades y equipamiento.
  • Se nota el toque distendido a lo largo de toda la partida y esa liberación de responsabilidades se le aplica al jugador, que se sentirá tranquilo y liberará estrés sin agobios.
Lo peor
  • La ciudad por la que nos movemos es muy bonita, pero le falta un poco más de interacción y vida.
  • Hay algunas misiones que se pueden repetir demasiado.
  • Las escenas de animación son un buen homenaje, pero les falta chispa.
8.0
Jugabilidad - 80
Gráficos - 72
Sonido - 70
Duración - 80
Historia - 80

Comentar

Tu correo electrónico no se publicará

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*