Inicio > Análisis > Axiom Verge

Axiom Verge

El panorama del desarrollo de videojuegos indie no para de sorprendernos con pequeñas joyitas como Axiom Verge. Un juego desarrollado por una única persona y claramente inspirado en uno de los títulos retro más relevantes de Nintendo como es Metroid. Thomas Happ, el autor, ha querido rendir culto a los clasicos de la NES mediante un título de acción 2D Metroidvania, llamado así por sus grandes influencias de los antiguos Metroid y los Castlevania. Desarrollar esta obra durante 5 años por una única persona es todo un reto y esto, al margen de su contenido, ya merece cierto reconocimiento.

Athetos dice… matar

En esta obra nos ponemos en la piel de Trace, un científico que está investigando en una recóndita instalación del Artico cuando una gran explosión acaba con nosotros, o eso nos quiere hacer pensar. Tras el incidente nos despertamos en una extraña sala y poco a poco podremos comprobar que este lugar no se parece en nada a lo que anteriormente habiamos visto. Los mapas, los enemigos y la tecnología nos indicaran que no estamos en un mundo conocido por la humanidad. Conforme avancemos podremos desvelar muchas de las preguntas que teníamos al principio y más que nos surgirán. Todo ello mientras una gran cantidad de seres tratan de acabar contigo en nombre de Athetos. Pero ¿Quién es Athetos?, ¿Por qué intenta matarnos? Y lo más importante ¿Qué hacemos aquí? Nosotros solo queremos saber que está pasando y salir de este infierno. Lo que Trace tiene claro es que ningún ser ni enemigo, por muy poderoso que sea, nos va a parar en la odisea de volver a nuestro hogar.

Nos hemos percatado del cariño que el desarrollador ha puesto en crear este universo, pero nos ha dado la impresión de que la historia acompaña al universo y no que es un elemento aparte. En numerosas ocasiones nos hemos sentido perdidos en el argumento o que este cojeaba un poco. No obstante, podemos encontrarnos diferentes notas por todo el mapa que amplían el conocimiento de este maravilloso planeta y de sus personajes. La presencia de personajes secundarios está enfocado a ver cómo evoluciona el protagonista o para avanzar en la trama, un desarrollo más profunda de alguno de ellos hubiera sido una decisión bastante acertada. En cuanto a Trace, podemos ver a un personaje perdido que no sabe qué hacer ni por qué lo está haciendo. Pese a haber un par de giros argumentales en la historia, en los cuales el protagonista empieza a cuestionarse ciertos valores, no podemos decir que haya una evolución significativa a lo largo del juego.

Vuelta a los 16 bits

Como hablar de esta grandiosa obra y no hablar del apartado más llamativo como es el grafico y sonoro. A simple vista podemos darnos cuenta de que su estilo ha sido inspirado en los antiguos juegos retro de 8 y 16 bits. No han sido pocas las veces que nos ha recordado aquellos grandes momentos de nuestra infancia, cuando sacábamos la Super NES del armario para jugar a esos clásicos como Super Metroid. Y es que no es para menos, el pixel art está muy cuidado en cada detalle de los mapas que vamos explorando.

Lo que nos ha dado una grata sorpresa es la gran cantidad de enemigos tan bien caracterizados. Resulta relativamente sencillo identificar a nuestros oponentes solo por el sonido y la apariencia, esto sería normal en cualquier videojuego, pero estamos hablando de un título que contiene una variedad enfermiza de enemigos. Todos los escenarios tienen un diseño dispar uno de otros. Podemos encontrar zonas rocosas, laboratorios, ruinas y mucho más; cada uno con una estética y música ambiente completamente únicos. Y este es otro punto muy importante en Axiom Verge, el Soundtrack. El apartado sonoro también tiene un toque retro, con ritmos electrónicos y decadentes. Los enemigos, las armas y los jefes finales tienen sonidos muy característicos. La música ambiente que hay en las diferentes zonas acompaña perfectamente cada paso que damos, y esto se acentúa sobre todo en las batallas contra los jefes. Desgraciadamente hay determinas zonas con una melodía que se nota tosca y un tanto repetitiva, pero en el resto de mapas la banda sonora es muy envolvente y acompaña al gameplay.

Lo único que nos ha dejado mal sabor de boca de este título es que depende mucho de la nostalgia de los jugadores. Esto puede ser muy positivo para jugadores antiguos que se han criado con consolas como la Super. En cambio para jugadores mucho más noveles podría desagradar este tipo de apartado, que les parece obsoleto y rudimentario. Lo único que podemos sacar en claro es que si aprendes a amar el apartado audiovisual y mirar por encima del diseño podrás disfrutar de una grandísima obra que con tanto cariño honra a los antiguos juegos de 16 bits.

Puro estilo Metroidvania

Thomas Happ ha tenido claro desde un principio las bases de este videojuego. Quería crear una obra haciendo culto al género Metroidvania, haciendo especialmente referencias al Super Metroid de la Super NES. Y es que no son pocas las similitudes que nos encontramos en Axiom Verge con el antiguo titulo de 1994 de Yoshio Sakamoto: exploración, backtracking, mapas divididos en salas (tanto pequeñas como grandes), poderes y armas, coleccionables, plataformas en scroll lateral y muchos más. La exploración y la sensación de estar perdido en el mapa son dos características que sobresalen en este género, y no podían faltar en Axiom Verge. Se agradece que en este juego te dejen la libertad para explorar y no tengas que seguir una dichosa flecha en el minimapa. ¡No me digas lo que hacer, ya lo descubriré yo! Obviamente todo esta libertad está ligeramente guiada con diferentes obstáculos, para evitar que avancemos hacia lugares de dificultad más alta, que más adelante podremos superar con nuevas habilidades que vayamos consiguiendo. Esta característica es el llamado backtracking, en la cual volvemos a zonas antiguas con habilidades más avanzadas para explorar mejor y lograr nuevos objetivos.

Los mapas están llenos de mejoras y armas que aumentaran las capacidades de nuestro personaje y le aportaran bastante variedad. Hablamos de más de 50 coleccionables, sin contar el armamento, que se dividen en aumentos de salud o de potencia hasta mayor rango y tamaño de proyectil. El distinto equipamiento que se encuentran a lo largo de las zonas nos ayudara a eliminar a diferentes enemigos de forma más fácil o a tomar otras estrategias con respecto a las situaciones. Y es que no es para menos, en total podemos encontrarnos con más de 20 armas completamente dispares. Aunque, desgraciadamente, es muy probable que solo nos movamos entre 4 o 5 a las que estemos acostumbrados, mientras que el resto de ellas solo las usemos en situaciones específicas. Nos ha parecido que un catálogo menor hubiera sido más conveniente, aunque como se suele decir, en la variedad está el gusto. En resumen, si eres uno de esos jugadores enfermos que les encanta recoger cada pequeño coleccionable y dejar un mapa limpio para sentirte como un Dios entre meros mortales, Axiom Verge en una obra que necesitas jugar.

No podemos más que agradecer la jugabilidad tan pulida y controlable que tiene. Cuando mueras no podras echarle la culpa a las malas mecánicas o desplazamiento, será culpa tuya, ya que el movimiento esta medido al milímetro y el control es perfecto. Y es que algo impensable en un videojuego Metroidvania es un mal manejo de tu personaje. Esto se acentúa todavía más conforme vayamos consiguiendo otras habilidades. Los poderes que conseguimos cuando avancemos en la historia son muy divertidos y bien pensados. Desde el típico salto largo, pasando por un taladro para romper rocas hasta, el que nos ha parecido el más divertido, el “Address Disruptor”. Este precioso poder nos permite glitchear a los enemigos para cambiar completamente su comportamiento, haciendo que se muevan de distinta forma o que ataquen en otras direcciones. Cada enemigo tiene una forma glitch diferente al resto y conocerlas puede ser la diferencia entre la victoria y la derrota.

En cuanto a la dinámica del juego, nos encontramos con un título cuanto menos desafiante y con una dificultad muy bien medida. Está en perfecto equilibrio entre querer ser un reto digno y no frustrar demasiado al jugador. Premia el ser cauteloso y explorador frente a ser agresivo. Pero todo esto desaparece en las batallas contra los jefes. Se vuelve una amalgama de movimientos y proyectiles que van directos a ti mientras intentas esquivar continuamente y disparas sin cesar a ese increíble engendro grotesco. La duración del juego suele abarcar unas 10 horas; excepto si quieres conseguir todas las mejoras y armas, con lo que tendrás una duración mayor (alrededor de 20 horas).

Pero no todo es color de rosa. Hemos echado de menos un sistema de teletrasporte entre los diferentes puntos de guardado, que lo atenúa con un divertidísimo desplazamiento del personaje. Pese a ello, el mapa es muy grande y si debes ir de una punta a otra, a veces, se siente un poco pesado. Y por último nos ha estado rondado la cabeza una idea bastante importante. ¿Hasta qué punto Axiom Verge se puede considerar una obra independiente que bebe de la formula básica de los Metroidvania, o simplemente es un título de culto hacia el clásico Super Metroid? Lo que tenemos muy claro es que dentro de este género es una de las mejores y más pulidas obras creadas desde hace años. Que todo esto haya sido capaz de crearlo una solo persona todavía nos parece sorprendentemente maravilloso y no podemos hacer otra cosa que aplaudir a Thomas Happ por brindarnos esta experiencia.

Resumen
Axiom Verge es una obra de culto hacia los clásicos Metroidvanias, con una jugabilidad excelente, unas muy buenas mecanicas y un universo deslumbrante. Brillante por una estética basada en los juegos de 8 y 16 bits que conseguirá que más de un jugador sonría de nostalgia.
Lo mejor
  • Un excelente juego de culto a los Metroidvania con perfeccionamiento de mecánicas clásicas y alguna novedad que nos ha sorprendido.
  • El apartado gráfico y sonoro es un viaje en tiempo, y lejos de parecer obsoleto, le da un aire de nostalgia al título.
  • La gran cantidad de posibilidades con las que puedes abarcar las diferentes situaciones gracias a su gran abanico de armas y poderes.
Lo peor
  • La historia nos parece una excusa para explorar el mapa, pese a tener un universo bastante interesante.
  • El apartado audiovisual puede asustar a los jugadores más novel.
9.2
Jugabilidad - 9.5
Gráficos - 9
Sonido - 9
Duración - 8.5
Historia - 6

Comentar

Tu correo electrónico no se publicará

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*