Inicio > Análisis > Blues and Bullets – Episode 1

Blues and Bullets – Episode 1

Desarrollada por el estudio barcelonés A Crowd of Monsters, Blues and Bullets es una aventura que nos pone en la piel de Eliot Ness actual propietario de un restaurante que comparte nombre con el título del juego, así como policía retirado. Eliot, será contratado por su archienemigo para resolver el secuestro de la nieta de este en una aventura dónde acción, diálogos y múltiples elecciones se dan de la mano, todo aderezado por una dosis de cariño al trabajo que han realizado los miembros de la compañía, y que se respira en cada rincón del juego. Acompañadnos por esta aventura que bebe directamente de las películas clásicas detectivescas y que promete mucho, pero que mucho juego.

Blues and Bullets 026

Una forma personal de hacer arte

Lo primero a destacar del título es que tal y como hemos mencionado anteriormente, bebe directamente del cine clásico de acción, policial y detectivesco, no solo en cuanto a desarrollo de la trama (que parece que vendrá también con una dosis importante de ciencia ficción) sino también en la estética. Blues and Bullets tiene una estética única, marcada por el blanco y negro, una amplia gama de grises y el color rojo.

Con esta simplicidad cromática el título consigue embaucarte desde un primer momento, y se destaca de otros juegos del género. No solo es la estética general del juego, sino que hay secuencias realmente impactantes e increíbles, como la escena de la que podremos disfrutar después de reunirnos en el presente con nuestro archienemigo, marcada por fuertes contrastes, la lluvia, las letras… de hecho, el juego gráficamente no para de sorprender, mostrando secuencias realmente llamativas, únicas e impactantes, como el momento que podemos disfrutar también a la hora de recrear la escena del crimen.

Otro punto a destacar es la música. Es cierto que en los análisis posiblemente gráficos y música no son lo primero que se comenta, pero quien haya jugado a Blues and Bullets entenderá el porqué del orden al analizarlo. Desde el minuto uno, la música no solo complementa al juego, sino que ella misma consigue narrar partes de la historia, o provocarnos emociones que no nos afectarían tanto de no ser por la banda sonora que la acompaña. La música ha sido estudiada al detalle para que acompañe con perfección al juego en todo tipo de escenas y situaciones. Igual sucede con los efectos de sonido, brindándonos un título muy estudiado, creado con mucho mimo, teniendo en cuenta todos los factores que hacen que un juego brille.

Crimen y castigo

Blues and Bullets 017

Como en toda aventura gráfica, la interacción con los elementos del entorno será clave, pero aquí se vuelve crucial, pues como ya hemos dejado caer anteriormente, parece que el destino ha querido que nuestro archienemigo, el que arruinó nuestra vida hace casi veinte años, nos contrate como detectives por la desaparición de un familiar. Durante este primer capítulo tendremos que averiguar quién podría estar detrás del secuestro con diferentes mecánicas jugables que hacen que, a pesar de que este primer capítulo no sea para nada corto, la aventura resulte tan entretenida que se pase en un suspiro.

Una de las primeras mecánicas que podremos probar será la clásica de respuestas ante los diálogos de los personajes. En este sentido, el videojuego da un giro, no expresando tanto respuestas firmes, sino más bien sentimientos. ¿Queremos dar respuestas más optimistas, o más pesimistas? ¿Queremos contestar con ironía o con humildad? ¿De forma tranquila o agresiva? Este tipo de respuestas no solo se darán durante conversaciones cara a cara y quietos, sino que también hemos podido disfrutar de una conversación mientras caminábamos por los muelles en la que teníamos un cierto tiempo para elegir una de las opciones. Nos ha parecido una muy buena forma de dar un paso más allá en esta mecánica clásica, aunque por lo que hemos podido comprobar en la segunda vuelta, los diálogos apenas cambian sin importar la respuesta que escojamos. Aún es pronto para valorar si más allá de nuestro tipo de contestaciones, hay una causa-acción o simplemente es la gracia de ver a nuestro personaje realizando diferentes respuestas ante la misma situación.

También, como es clásico en el género, tenemos una serie de respuestas que sí variarán el curso de la historia y que aún no podemos determinar qué pasará con ellas. Sí que podemos decir que las elecciones más importantes en apariencia en el juego no lo parecen, así como otras conversaciones que sí nos han parecido más relevantes no nos ofrecían ninguna elección que repercutiese en la historia. Esto nos despista un poco, aunque podría ser parte de la estrategia de sorprender al jugador, por lo que no es un punto negativo, al contrario: nos encanta que nada sea lo que parezca, metiéndonos por completo en la piel del protagonista, quien tampoco sabe cómo afectarán sus situaciones o a qué lo llevará su investigación.

Blues and Bullets 023

Page 1 de 2Siguiente