Inicio > Análisis > Life Is Strange Before the Storm – Episodio 1: Despierta

Life Is Strange Before the Storm – Episodio 1: Despierta

Muchos fuimos los que quedamos cautivados con la obra de Dontnot Entertainment Life is strange. El juego que contaba con una narrativa episódica nos ponía en la piel de Max Caulfield, una joven estudiante que descubre a través de un suceso trágico que tiene el poder de rebobinar el tiempo y cambiar así el futuro. Con dosis de humor, tragedia, referencias a la cultura friki, y la sensación continua de no saber si habíamos obrado bien o no, el título no dejó indiferente a nadie, y las masivas muestras de apoyo fueron los que dieron lugar a la entrega que hoy nos ocupa Life Is Strange Before the Storm. A modo de precuela y a manos del estudio Deck Nine, esta vez encarnamos a la mejor amiga de Max, Chloe Price, cuyo carácter rebelde cambiará las mecánicas de juego que pudimos ver en la primera entrega. ¿Habrá acertado el estudio en sus decisiones?

Conociendo la vida de Chloe

Siendo totalmente sinceros, en Life is Strange Chloe podía llegar a desconcertarte un poco. Nos la presentaban como una chica que hacía lo que quería, egoísta, cuya personalidad desenfrenada lejos de ayudarnos nos ponía mil trabas en el camino. Al no contarte apenas nada de su pasado ni hasta qué punto le afectó la trágica muerte de su padre, era realmente difícil entender sus motivaciones y anhelos. Esta precuela viene a solucionar esto. Nos ambientamos dos años después de la muerte de su padre, con una Chloe que se está descubriendo a sí misma y que busca desafiar toda ley y autoridad posibles. Una chica que aún conserva el pelo de su color natural y precisamente eso es lo único que le queda de su vida anterior: su padre ya no está, su mejor amiga Max la dejó tirada cuando más la necesitaba y su madre está más pendiente de su nuevo novio David (al que por cierto, le tiene el mismo odio que en la primera entrega) que de ella misma. Una Chloe que se encuentra totalmente sola en un mundo que la ha castigado por ningún motivo en particular.

Rebeldes sin causa, las nuevas mecánicas de juego harán honor a esta personalidad. Contamos con una nueva mecánica en la que tendremos que vacilar para conseguir aquello que queremos, desde salirnos con la nuestra frente a nuestro padrastro hasta colarnos en una fiesta privada, imponiendo respeto a través de los insultos. No vale cualquier cosa que digamos: tenemos que estar muy pendientes de lo que dice nuestro adversario para utilizarlo en su contra, solo así haremos daño de verdad. La dificultad de esto reside a quien nos dirijamos: un portero de discoteca es fácil de amedrentar y tendremos varias oportunidades de equivocarnos, sin embargo con nuestro padrastro el error no está permitido si queremos salirnos con la nuestra. Esta variedad en la dificultad reside en el respeto que sien te Chloe hacia el personaje o la experiencia de vida que este tiene, por lo que le aporta una dosis de realismo que nos ha gustado mucho ver. Por otra parte, los vaciles muchas veces eran algo insulsos y sin demasiada gracia, y es una mecánica sencilla de entender y utilizar cuando te haces con ella sin apenas dificultad.

Aciertos y errores

En los ambientes sórdidos en los que se mueve Chloe era de esperar que las drogas y el alcohol estuviesen muy presentes y que su carácter cabezón y vacilón le trajese más de un problema. Aún es pronto para determinar el transcurso de nuestras elecciones, pero de momento tuvimos la oportunidad de robar una camiseta, robar dinero, pegar un puñetazo a un hombre… y cosas más tranquilas como participar en una partida de dungeons and dragons (el mejor acierto de este primer episodio sin duda) en la que debíamos decidir qué hacer con nuestro personaje, qué caminos recorrer y como poner fin al malvado jefe final de la mazmorra. Sin duda algo muy inesperado y que supuso todo un soplo de aire fresco a los oscuros entornos de Chloe.

Por otra parte volvemos a tener coleccionables, esta vez en forma de graffitis que podremos dibujar (siempre seleccionando entre dos opciones) en diferentes lugares, algunos realmente difíciles de encontrar. Nos alejamos de las fotografías que realizaba Max por el estilo Chloe. En este sentido el estudio ha acertado completamente, pues ha mantenido mecánicas canon del videojuego original, adaptado a un personaje que es completamente diferente a lo que fue Max.

El juego pese a todo es bastante lineal. Se nos presentan muchísimos menos puzles que en la obra anterior, y se nos repiten bastantes escenarios, que aunque está bien recordarlos, nos hubiese gustado ver alguno nuevo más de los que la obra presenta. Nuevamente tendremos oportunidad de examinar todo lo que encontramos alrededor, y pese a que es evidente que Chloe no puede rebobinar el tiempo y por historia sería absurdo que se pudiese, se echa de menos esa mecánica, que fue la que hizo grande y creativo al título original.

Rachel Amber

Sin duda otro de los ejes principales de la aventura. Rachel Amber era una de las piedras argumentales más sólidas en la primera aventura de Life is Strange, pese a que no la llegábamos a conocer durante la aventura ya que estaba desaparecida. La misión de Chloe en la aventura original era encontrarla, aunque no sabíamos el porqué de ese ímpetu. Parece que esta precuela quiere dejar claro el motivo de ello: Rachel es lo único que hace que nuestra solitaria Chloe vuelva a tener esperanza y vuelva a ser feliz tras el suceso de su padre y la escapada de Max. La más brillante alumna de Blackwell comparte más gustos con Chloe de los que puede parecer en un principio, y queda claro que su amistad podría ir más allá de eso desde el primer capítulo.

Estudio nuevo, vida nueva

Aunque el cambio de estudio podía asustar un poco al principio hemos de decir que se ha respetado por completo la obra original de Dontnot Entertainment. Los decorados, los gráficos cell shading, personalidad, todo queda igualmente bien reflejado en esta entrega. La banda sonora que caracteriza la saga Life is strange y que podría definirse como una música personal, indie, de reflexión, sigue estando muy presente, con la inclusión eso sí, y como no podía ser de otra manera por la personalidad de Chloe, de música punk que le sienta de maravilla. La actriz de doblaje de Chloe que la dotó de vida en la primera entrega y que tanto aportó en la aventura, ahora ya no está, sustituyéndola por Rhianna DeVries que realiza también un estupendo trabajo.

Podríamos decir pues que Life Is Strange Before the Storm es un título necesario, que nos aporta muchos datos para acabar de empatizar y entender del todo la obra original, pero que peca de falta de puzles y demasiada linealidad. Aún es pronto para determinar cómo afectarán nuestras decisiones a la aventura, y si resultará lo bastante atractiva para todos conociendo dada la aventura principal el desenlace de algunos personajes. Aun así Life Is Strange Before the Storm es un juego atractivo, que abre nuevos enfoques y que sobretodo es completamente necesario para aquellos que disfrutaron la aventura original.

Resumen
Aunque con cambios y un ritmo de juego diferente al de la entrega previa, Life Is Strange Before the Storm es un juego necesario que ayuda a entender un personaje que nos desconcertaba en la ya clásica aventura de Dontnot Entertainment. El primer capítulo comienza bien y se trata de un buen inicio para el juego.
Lo mejor
  • Su banda sonora vuelve a estar a la altura.
  • Está completamente en castellano
  • El cambio de mecánicas para adaptarlas a Chloe.
  • Sus referencias a la cultura friki
Lo peor
  • Falta de puzles.
  • Es bastante más lineal que su predecesor.
  • Se echa en falta la sensación de sorpresa e inquietud de la primera entrega.
8.3
Jugabilidad - 8.3
Gráficos - 8
Sonido - 9
Duración - 8.5
Historia - 9

Comentar

Tu correo electrónico no se publicará

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*