Inicio > Análisis > Resident Evil Revelations

Resident Evil Revelations

En el género del terror hay escenarios que se repiten con cierta asiduidad, las mansiones, las ciudades envueltas por la noche, los cementerios, los pueblos antiguos… todo eso lo habíamos visto en la saga Resident Evil, faltaba un escenario muy utilizado en le género: el barco fantasma  a la deriva repleto de monstruosas amenazas. Eso es lo que nos ofreció Resident Evil Revelations, un Resident Evil no numérico, pero sí canónico y ambientado entre los acontecimientos de Resident Evil 4 y Resident Evil 5.

Poniéndonos en situación

Esta sub-saga nació en el amparo de Nintendo 3DS, siendo uno de los primeros juegos anunciados junto a la consola en 2011. Un juego que lucía muy bien en 3DS y que hacía uso, como tantos otros de la portátil, del 3D integrado. Sorprendió, pues aunque era un juego “menor” de la saga, ofrecía cosas que los fans empezaban a demandar tras el enfoque de Resident Evil 5 a la acción directa (no les quedaba nada). Tanto había gustado que sería un desperdicio que el juego se quedase en 3DS, así que un año después de su lanzamiento, en 2013, acabó llegando a PS3, Xbox 360 y Wii U con una remasterización que se adecuaba a los gráficos de las consolas de sobremesa de la séptima generación.

Dos años después llegó una secuela protagonizada por Claire Redfield, Barry Burton y su hija, Moira (curiosamente a varias consolas de la séptima y octava generación, pero no a 3DS). Pero eso es otra historia, pues a pesar de haber pasado ya dos años desde el lanzamiento de Revelations 2, ahora en 2017, vuelve el primer Revelations con una remasterización de la remasterización (nada raro en estos días), llegando por fin a PS4 y Xbox One, y más adelante junto a Revelations 2 a Switch.

Al tratarse de un juego originario de 3DS y remasterizado de otra remasterización de PS3 y Xbox 360 os podéis imaginar que gráficamente tiene sus carencias. Se ha pasado el filtro de rigor y nos llega a 1080p, pero se le ven las costuras en las texturas y las expresiones faciales. Eso sí, a pesar de todo, y de ser un juego que tiene ya 5 años, no luce mal gracias a unos entornos muy logrados y unos buenos efectos de luces y sombras. Para estar jugándolo en una PS4 o Xbox One no os hará daño en los ojos, pues mantiene muy bien el tipo y la edad.

Un argumento entre Resident Evil 4 y 5

Como decimos, esta entrega se sitúa cronológicamente entre Resident Evil 4 y 5, con Jill Valentine y Chris Redfield como miembros de la BSAA, antes de lo ocurrido en la mansión Spencer de Rusia en la que se encuentran a Albert Wesker. Como miembros de esta ONG, Chris y Jill combaten amenazas biológicas similares a los zombis y las BOW a las que se enfrentaron en la mansión Spencer y Raccoon City, pero esta vez en forma de criaturas submarinas que recuerdan un tanto, sobre todo en la forma de sus cuerpos y la manera que tienen de moverse, a los holomorfos de Resident Evil 7, muy posterior en el tiempo. Aunque también habrá peces asesinos y viejos conocidos como los Hunter.

La historia comienza con Jill Valentine y un nuevo personaje, Parker Luciani, que viajan al crucero Queen Zenobia en busca de Chris Redfield y su compañera Jessica Sherawat, que han enviado una señal de socorro. A partir de este momento, la historia se narrará de forma discontinua en el espacio y en el tiempo, saltando entre elementos del presente y del pasado y recorriendo diferentes escenarios como la ciudad submarina de Terragrigia durante su invasión o una base de una nueva organización llamada Veltro, que está detrás de todo. De esta forma, controlaremos a otros personajes como Parker y Keith Lumley en otros momentos de la historia, como cuando Parker era miembro de la FBC (un cuerpo de policía de Terragrigia) e iremos descubriendo qué hay tras el ataque de Veltro a la ciudad submarina con el nuevo T-Virus, el T-Abyss, mediante múltiples giros de guión y narrado como una serie de televisión, con sus “previously” incluidos, aunque el juego no se comercializó nunca de forma episódica como sí hizo Resident Evil Revelations 2.

Volviendo a los elementos clásicos de Resident Evil

Y aunque son varios los escenarios que recorremos, todos son bastante lineales excepto el barco, Queen Zenobia, el escenario principal donde transcurre la mayor parte de la aventura. Se trata de un escenario tétrico, con zonas bastante oscuras y otras muy iluminadas, como el comedor o el hall, y bastante amplio, lo que nos lleva a recorrer en más de una ocasión los mismos lugares y a dar vueltas buscando alguna llave o la forma de avanzar. Esto rememora un poco el estilo clásico de los primeros Resident Evil, por esto Revelations resulta tan acertado y puede mirar a la cara a Resident Evil 5 y 6. No es el Resident Evil perfecto, no nos devuelve el survival horror de antaño, pero mantiene un equilibrio perfecto que Shinji Mikami intentó mantener en Resident Evil 4, con momentos de acción y cierto frenetismo sin desbordarse ni desbocarse como pasó en el futuro con Resident Evil 6, y sin olvidar el terror y ciertos momentos de tensión en lugares lúgubres, incluso esto lo hace mejor que Resident Evil 4. Aunque, claro, sigue sin ser lo que llamamos un auténtico survival horror, pues de survival tiene lo justo, ya que tenemos bastante munición repartida por los escenarios, y, aunque intenta transmitirnos el horror, no llega a dar miedo por buena que sea su ambientación.

Avanzar por los escenarios no es demasiado complicado, los enemigos no nos llegan a atosigar en exceso y contamos con un amplio arsenal como ametralladoras, escopetas, pistolas, granadas…. Estas armas las podemos almacenar en baúles interconectados y mejorarlas con piezas que vamos consiguiendo por los escenarios, mejoras muy útiles sobre todo con los jefes finales a los que tenemos que hacer frente. De entre todos los tipos de pistolas y demás armas que encontramos solo podemos llevar tres con nosotros, además del cuchillo y las granadas. Se mantienen también las hierbas curativas y se agradecen los documentos en los que se intenta explicar por qué hay hierbas de Raccoon City fuera de Raccoon City, algo muy criticado desde Resident Evil Code Veronica.

Un elemento que se estrena en Revelations es el escáner, que nos sirve para escanear enemigos que nos dan mejoras de salud y encontrar objetos clave para avanzar en la historia y objetos escondidos en el escenario como munición o hierbas, y que no podríamos encontrar de otro modo. Además, aunque, como es evidente pierde algunas de las funcionalidades de 3DS, nos ofrece otras que aprovechan un poco el DualShock 4, concretamente su altavoz, desde donde podemos escuchar las voces de algunos personajes, que mantienen su doblaje al castellano.

Diversión antes y después de la historia

Hay que recordar que Resident Evil Revelations fue el primer Resident Evil doblado a nuestro idioma, un doblaje sobresaliente con voces tan reconocibles como la de Roberto Encinas (Nathan Drake) para Chris Redfield. Doblaje que se ha mantenido en las entregas posteriores (incluso las numéricas) con Roberto Encinas repitiendo su papel (a Jill y el resto de personajes no los hemos vuelto a ver desde Revelations).

El desarrollo de la aventura durante los 12 capítulos que ocupa resulta ágil, entretenido, no excesivamente complicado e interesante gracias a una historia más sólida que la de otras entregas tan aclamadas como la cuarta, aunque de relleno en el marco general de la saga. Lo mejor es que, una vez terminada, podemos seguir disfrutando con un modo Asalto, que ya venía incluido en el original y que recuerda poderosamente al modo Mercenarios. Este modo nos lleva a diferentes escenarios del juego enfrentándonos a oleadas de enemigos en solitario o cooperando con un amigo en línea.

Y, si el modo Asalto ya venían incluido en el original, ¿qué incluye esta remasterización para PS4 y Xbox One a parte de la mejora gráfica? Poca cosa, un escenario nuevo, armas y dos personajes jugables para usar en el modo Asalto, Lady Hunk y Rachel, añadidos que no son rigurosamente nuevos, pues se tratan de los DLC incluidos de serie. Si ya lo jugastéis en PS3, Xbox 360 o Wii U tal vez no os merezca tanto la pena. En su día se agradecía más la remasterización en estas consolas, pues al haber salido solo en una plataforma, y ser esta una portátil, había muchos jugadores que se quedaron sin poder jugarlo. Aún así, seguro que muchos usuarios de PS4 y Xbox One tampoco pudieron jugar a la remasterización, así que recomendamos hacerlo si sois fans de la saga.

Resumen
No es el mejor Resident Evil, no es brillante como los tres primeros ni tan espectacular como el 5 o el 6, pero mantiene un equilibrio muy sano que lo hace asemejarse a Resident Evil 4.
Lo mejor
  • Equilibra muy bien entre acción y suspense.
  • El Queen Zenobia, un mapa amplio y lúgubre muy acertado.
  • La historia narrada como una serie de televisión con algún giro interesante.
Lo peor
  • Graficamente mantiene muy bien el tipo, pero no está a la altura de PS4 y Xbox One.
  • La historia, a pesar de ser interesante, es de relleno.
  • Más allá de los DLC, que no son nada del otro mundo, no añade nada interesante que invite a rejugarlo si ya lo hiciste en alguna de las versiones anteriores.
7.5
Jugabilidad - 8
Gráficos - 7
Sonido - 8.2
Duración - 7.3
Historia - 7.8

Comentar

Tu correo electrónico no se publicará

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*