Inicio > Análisis > Spartacus Legends

Spartacus Legends

Tardó en llegar a nuestro mercado respecto a su lanzamiento en los Estados Unidos, pero finalmente Spartacus Legends se encuentra también disponible para su descarga en Europa. Es loable que Ubisoft esté intentando aportar a los usuarios propuestas interesantes bajo todo tipo de modelos de distribución. No se puede decir que la compañía no esté haciendo un gran esfuerzo para complacer en todos los aspectos posibles en cuanto a distribución de juegos. Lanzan juegos de origen digital en formato físico y también comercializan propuestas digitales gratuitas para quienes no tienen la posibilidad de comprar juegos. En este caso, con Spartacus Legends, demuestran que han sabido encontrar el quid de la cuestión a la distribución free to play: permitir que todo el mundo juegue sin tener que pagar, pero dar opción a pagar a quien lo prefiera.

JUGABILIDAD

Basado en el mundo de la serie de televisión de mismo título, Spartacus Legends es un juego de combates uno contra uno en el cual arriesgamos nuestra vida enfrenamiento tras enfrentamiento. No luchamos nosotros mismos, sino que nuestro papel es el de mantener el Ludus de Batiatus, ahora propiedad nuestra, para dar cobijo a los mejores esclavos de la región. Comenzamos la partida con un esclavo y a partir de ahí intentamos que su esfuerzo se materialice en victorias y en la obtención de más dinero con el cual seguir creciendo.

El desarrollo de Spartacus Legends es profundo en cuanto a su experiencia monojugador. Es habitual que de las propuestas free to play esperemos poca densidad monojugador y mucho enfrentamiento online sobre el cual reiterarnos durante horas. En este juego de Ubisoft los resultados son muy distintos. Contamos con una serie de zonas en las que se van desbloqueando retos que podemos librar, plasmados en forma de combates, para obtener experiencia y seguir avanzando por las distintas zonas del mapa. En ocasiones nos pondrán requisitos especiales para que participemos en las batallas, como tener un nivel determinado o contar con un esclavo que se especialice en el uso de una u otra arma.

Esto hará que le encontremos sentido a porqué el juego nos permite tener varios esclavos en nuestro equipo, hasta ocho distintos. Usamos dinero para desbloquear más casillas de esclavo y después tenemos que reclutar a los esclavos que queramos pagando la cantidad de dinero específica que nos impongan. Claro está, a la vista de las exigencias del juego lo mejor pasa por reclutar esclavos de distintas armas, lo que nos llevará a tener un equipo preparado para todo. Eso sí, hay que tener cuidado con no perder en batalla a los esclavos que más estemos entrenando, lo que llevaría a que tuviéramos que reestructurar todo nuestro plan de trabajo. Por otro lado, desde el mercado de reclutamiento de esclavos podremos conseguir que se unan a nuestro grupo esclavos de niveles y condiciones especiales con los que avanzar más fácilmente.

Tener a los esclavos en nuestro Ludus significa también que deberemos equiparlos para que después no caigan en batalla de forma estrepitosa. No todos los combates acaban en muerte, pero no por ello vamos a tener que llevarles al combate desprovistos de equipo. Es posible cambiar su arma, su armadura, casco, las sandalias y otras partes más de tipo habitual de su uniforme. Compraremos este equipamiento con la plata que ganaremos mientras jugamos y con el oro, el cual se trata de la moneda de microtransacción. De vez en cuando recibimos oro gratis, pero si queremos una gran cantidad tendremos que pagarla con dinero real. La personalización, por otro lado, también se realiza con unos bonus que pueden potenciar mucho a los esclavos y que también se pueden adquirir con oro, si bien es habitual recibirlos al acabar batallas.

El sistema de lucha de los combates se plasma de forma, en cierto modo, realista. Cada arma se comporta de manera muy distinta a las demás y cuenta con sus propios combos. Hay combinaciones largas y vistosas y otras más lentas, pero igual de eficaces. También contamos con botón de agarre y varias técnicas de defensa, aunque habrá que vigilar que el público no nos reduzca su apoyo si no luchamos a muerte. Si bien la mecánica de lucha no es tan realista como la del clásico Bushido Blade (por buscar una comparación lejana), donde de un golpe podíamos morir, el sistema sí busca cierto componente que le separe de los habituales juegos de lucha del mercado.

Junto a la experiencia monojugador tenemos zonas del escenario en las que luchamos contra usuarios online y que nos deportan premios muy jugosos, así como recompensas añadidas en fama y dinero. Los combates online tienen el obstáculo de verse afectados por unos servidores que no funcionan demasiado bien. El lag hace que la detección de colisiones no se produzca de forma correcta y que los enfrentamientos acaben siendo más cosa de suerte que otra cosa. Es un aspecto en el que indudablemente Ubisoft tiene que realizar algunos cambios.

GRÁFICOS

Los fans de la serie de televisión reconocerán la presencia de personajes como Spartacus, Oenomaus, Masonius, Ixion o Pollux, representados de manera que se parezcan a los actores originales, aunque manteniendo la estética del juego. En el apartado visual no hay un trabajo que resulte especialmente sorprendente. Hay varias arenas en las que combatir, con pequeños detalles, como el público animando, y los personajes están animados hasta con ocho configuraciones de ataque diferentes dependiendo del arma. En las animaciones se podría haber incluido una mayor fluidez, mientras que hay algunos defectos gráficos que empobrecen la experiencia. De todas formas, el principal objetivo, que viene a ser trasladar al jugador a un mundo realista respecto a la serie, se consigue sin problemas.

MÚSICA & SONIDO

Aunque se ha realizado una adaptación de textos a nuestro idioma, no ocurre lo mismo con las voces. Tampoco es algo que tengamos que echar de menos, dado que no hay una gran cantidad de diálogos y la adaptación a textos es muy eficiente. El sonido se encuentra caracterizado por los efectos que acompañan a los distintos golpes, representándose bien el impacto de los cuchillos y de las armas, notándose como hacen daño a los personajes. Respecto a la banda sonora, ha sabido encontrarle el punto necesario en un tipo de ambientación como esta, y aunque no predomina de forma especial, ayuda a darle más valor al conjunto.

CONCLUSIÓN

Spartacus Legends es un juego que representa una serie de buenas intenciones por parte de Ubisoft, que quiere tener a todos los usuarios satisfechos con propuestas de muy distintos estilos. Los fans de la serie tienen asegurado el reconocer lugares, combates y personajes, mientras que el resto se encontrará con un juego que resulta mucho más completo de lo que habíamos pensado. Además, al basarse en distribución online en su totalidad imaginamos que no tardará en recibir alguna actualización que solucione los errores que tiene.

Comentar

Tu correo electrónico no se publicará

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*