Inicio > Análisis > Steins;Gate 0

Steins;Gate 0

Y de nuevo nos encontramos con la joya de la corona de las novelas visuales, género que empieza a ganar terreno en nuestro país. El predecesor de Steins;Gate 0 nos ponía en la piel de unos científicos que crearon un método para enviar mensajes al pasado y que se veían las caras con una extraña organización, pero en esta ocasión nos encontramos con una historia más “seria” y con gran carga psicológica. Todo se debe al cambio argumental de la historia, ya que en esta ocasión el guion se sucede en el universo donde Kurisu muere y, por mucho que Okabe intente cambiar ese fatal desenlace, este hecho resulta imposible de evitar. Esto provoca que nuestro protagonista sufra problemas mentales al no poder cambiar los acontecimientos, convirtiéndolo así en un hombre totalmente distinto al que conocimos en su historia original.

Ahora utilizaremos un smartphone

Una buena novela visual tiene un apartado de jugabilidad escueto y con tendencia a no tener nada que resaltar… a excepción de Steins;Gate, el cual nos muestra un sistema de decisiones fuera de lo común. Tal y como pudimos ver en su anterior entrega, el teléfono móvil tiene gran relevancia ya que gracias a él podemos cambiar el futuro según lo que hagamos con este. Podemos recibir mensajes y llamadas con la posibilidad de ignorarlas si deseamos. Pero, con cuidado, ¿quién dice si ignorando esa llamada no estaremos provocando que el futuro cambie drásticamente?

En esta entrega tenemos cambios en la interfaz y en la jugabilidad. A diferencia de su primera parte, esta vez dejamos atrás los teléfonos móviles de antes y damos el salto a los smartphone. Esto nos lleva a que no tengamos que contestar esos SMS donde solo nos permitían cambiar una palabra en concreto. En esta ocasión se han modernizado y recibiremos mensajes con la app Rine, claro guiño a la aplicación de mensajería instantánea LINE. En esta ocasión nos permiten elegir entre tres mensajes distintos y dependiendo de qué elijamos la conversación con mensajes varía notoriamente. A su vez han implementado un sistema de stickers, los cuales podemos enviar como respuesta a nuestro receptor y, como era de esperar, la conversación varía por culpa de ese icono. Pero las mejoras en su jugabilidad no terminan allí ya que aparece una nueva app que es clave en la historia. Como ya os hemos adelantado, en este arco argumental la protagonista, Kurisu, está muerta, provocando en Okabe serios problemas de estrés al no poder evitar su muerte… pero estos problemas se ven magnificados por culpa de Amadeus, una app que es: ¡Kurisu!

Kurisu… ¿ha vuelto?

Pero no os alarméis, no es ella en forma de app, es un programa con inteligencia artificial que habla con Okabe como si fuera la propia Kurisu. Este aspecto es importante en la historia porque nos permiten ignorar las llamadas de “Kurisu” y esto puede afectar notoriamente a los acontecimientos de la historia, haciendo que los arcos argumentales lleguen a variar drásticamente ante una decisión tan simple como es contestar o no sus llamadas, agregando así un extra de dificultad a la hora de estar pendientes a los mensajes que nos envían desde Rine. Esto nos lleva a que, sí, existan diversas tramas que nos lleven a diferentes finales, haciendo así que sea uno de esos juegos que no importa rejugarlo hasta cinco veces para obtener todos los finales y extras desbloqueables.

La importancia del sonido

Estos cambios de jugabilidad van estrechamente ligados al apartado sonoro ya que juega un papel importante en medio de la historia. ¿Cómo sino nos íbamos a enterar de que nos llaman o nos envían mensaje? Tal y como ocurre en nuestro día a día, nunca sabemos cuándo nos llega un mensaje, de ahí que el apartado sonoro tenga mucha importancia. Cada vez que nos aparece una notificación de mensaje aparece junto a un sonido muy peculiar que nos indica que hay alguien esperando que le respondamos el mensaje si queremos. Lo mismo ocurre con las llamadas, esta vez con tonos personalizados para dar una agradable sensación de que ese smartphone es nuestro al permitir personalizar algunos aspectos como su melodía o fondos de pantalla. Eso sin olvidar las voces de los personajes, que intervienen hablando en japonés la frase que nosotros podemos leer en un inglés que es un tanto complejo por el tema del que trata el juego. Dejando de lado ese pequeño hándicap por el idioma, nos encontramos con que los personajes siguen teniendo los mismas voces que pudimos disfrutar en su anterior entrega, anime e incluso en la película que tiene tras sus espaldas esta exitosa historia.

Hay algo del apartado de sonido que merece ser comentado más a fondo: la BSO, la cual vuelve a estar realizada de la mano del compositor Takeshi Abo. Eso hace que las melodías pueden resultarnos muy familiares e incluso lleguemos a dudar si las hemos escuchado en su anterior entrega, provocando una sensación agradable y más cuando podemos disfrutar de cómo ligan la situación con la melodía, dándole así más importancia a la parte emocional de la historia.

Mejoras gráficas

El apartado gráfico es el que más mejoras ha experimentado, llevando a que nos quedemos maravillados con esos sutiles cambios que le han hecho mejorar notoriamente. Una de las cosas que hacía destacar a Steins;Gate es su peculiar estética, casi a la altura de juegos como Danganronpa. En esta entrega podemos disfrutar de trazos más finos, dejando atrás esas líneas tan toscas pero llenas de encanto que pudimos disfrutar en su momento en su primera entrega. Otro aspecto destacable son las texturas de los personajes. En esta ocasión han sabido darle un colorido y un aspecto distinto a las texturas de la ropa o del pelo de los personajes, dando como resultado un apartado gráfico muy atractivo y bien trabajado donde se nota que han evitado viejos errores y mejorado el concepto inicial del juego.

La historia vista desde otra perspectiva

Admitámoslo, este es uno de esos juegos que solo los más otakus pueden apreciar y disfrutar al máximo, sobre todo por el pequeño problema de que es necesario haber jugado a la primera entrega (y haberla exprimido por completo) para poder comprender del todo el nuevo arco argumental que nos quieren explicar.

Steins;Gate 0 cuenta con escenarios muy conocidos que nos llevan al corazón de Akihabara y a través de los que nos van narrando una historia mucho más seria de lo que estábamos acostumbrados con el primer juego. Esta entrega destaca con un protagonista totalmente abatido y nuevos personajes clave, sabiendo recoger el testigo de su primera parte y pasar por delante con cambios de jugabilidad y mejoras gráficas. Todo ello lleva a que esta visual novel consiga que cualquier amante del género quede completamente fascinado en todo momento por lo que proporciona.

Resumen
Después de lo mucho que nos gustó el primer Steins;Gate pensábamos que no habría un juego que pudiera estar a su altura en el terreno de las visual novel, pero Steins;Gate 0 consigue sorprendernos de nuevo. Es una auténtica obra maestra que los fans de este tipo de aventura disfrutarán de principio a final, aunque lamentablemente los textos en inglés lo alejan de que muchos jugadores puedan encontrar en él un divertimento seguro.
Lo mejor
  • La historia y su forma de narrarse.
  • Los sutiles cambios que introduce en la jugabilidad.
  • La mejora que se ha realizado en el apartado gráfico sin que pierda su identidad.
Lo peor
  • Los textos están en inglés.
  • No nos vamos a enterar de nada si no jugamos a su predecesor
10
Jugabilidad - 10
Gráficos - 9
Sonido - 10
Duración - 9
Historia - 10

Comentar

Tu correo electrónico no se publicará

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*