Inicio > Análisis > Utawarerumono Mask of Truth

Utawarerumono Mask of Truth

Tras el emocionante final de Utawarerumono Mask of Deception al fin tenemos el desenlace de esta impresionante historia que, si lo recordáis, empezó con algo tan cliché como un protagonista con amnesia que sin comerlo ni beberlo se ve envuelto en una guerra con compañeros de lo más variopintos. En esta entrega seguiremos viendo las aventuras de Haku y compañía para liderar el ejército y así vencer a los enemigos que le quitaron el trono a Anju, la princesa legítima de Yamato. Con nuevos personajes y una historia más dura que su primera entrega, Utawarerumono Mask of Truth promete engancharnos hasta que descubramos su desenlace. ¿Logrará Haku y sus aliados recuperar el trono de Yamato?

Prepara a tu estratega interior

Siguiendo con su línea, esta entrega vuelve a presentarnos una historia mediante diferentes eventos que debemos ver para poder avanzar en la trama. Gracias a esos diversos sucesos podemos conocer con más profundidad a los personajes que nos acompañaron en la primera entrega y a los nuevos guerreros que se nos unen, a la vez que vamos descubriendo información relevante sobre la guerra que acontece. Estos eventos se narran con ese rasgo tan característico de las novelas visuales niponas donde nos presentan escenarios planos e ilustraciones de los protagonistas del escenario que cambian de expresión según lo que están comentando. Estos momentos se acompañan, de vez en cuando, de ilustraciones que refuerzan lo que nos están contando. Pero no todo el juego usa este método de narración, ya que en muchos tramos, sobre todo antes de las batallas, los eventos están diseñados completamente en 3D, mostrándonos con todo detalle el escenario donde vamos a combatir. Estos suelen tener desniveles o algunos hándicaps que pueden ser decisivos para ganar la batalla.

Tal y como vimos en la anterior entrega, el campo de batalla es un enorme tablero en el cual debemos movernos libremente dentro del rango disponible de cada personaje, el cual varía según sus status o equipamiento. Una vez empieza la pelea nos dan una premisa para poder salir victoriosos, pudiendo ser eliminar a todos los enemigos o a uno en concreto. A su vez también nos dan indicaciones que nos pueden llevar a perder, algo a tener en cuenta a la hora de crear una estrategia viable para salir victorioso.

Combates con más profundidad

Como novedad en esta entrega contamos con golpes cooperativos en los que dos personajes, si la situación lo amerita, pueden golpear conjuntamente al enemigo elegido y así infligir más daño, algo que nos puede ayudar de forma asombrosa cuando el malo en cuestión es un jefe final de los que nos hacen sudar la gota gorda, esos que son capaces de desmontar el tinglado de un golpe o dos. Por suerte, esta entrega heredó la posibilidad de rebobinar turnos, pudiendo elegir el momento exacto donde todo se torció para buscar así una alternativa y cambiar las tornas para evitar perder.

Otro aspecto que mantiene es el sistema de golpes, bajo el cual cada vez que pegamos a un enemigo o decidimos curarnos se activa un círculo que se contrae. Si pulsamos en el momento indicado un sonido nos indicará que está correcto y por tanto infringiremos un ataque crítico, si no se logra podemos rebobinar tantas veces como queramos para dar ese golpe decisivo. Esta dinámica es divertida, pero en ocasiones puede resultar repetitiva cuando queremos avanzar rápido. Por suerte, podemos activar y desactivar cuando queramos que ataque automáticamente sin necesidad de pasar por ese pequeño juego.

Como novedad en esta entrega contamos con dos minijuegos independientes a la trama central, ideales para subir de nivel y descansar de tanta información. Uno de ellos es por equipos donde separan a nuestro pelotón en dos bandos y debemos luchar con ellos hasta que un bando sucumba frente al otro. Este estilo de juego es divertido a la vez que te abre los ojos de posibles usos a personajes que normalmente no usas porque no se adaptan a tu forma de jugar. El otro juego es una serie de retos que tenemos que ir cumpliendo, los cuales pueden ir desde matar a los enemigos en un orden específico hasta hacer frente a una horda de bichos con malas pulgas y ganas de darnos de palos.

Belleza sonora

De su predecesor nos encantó su banda sonora, la cual era capaz de llevarnos a ese Japón feudal donde ocurre la historia, todo gracias al uso de instrumentos del folclore japonés. En esta ocasión han vuelto a repetir la fórmula con melodías que ya conocíamos si hemos jugado a la primera entrega y la han acompañado con las mismas voces en japonés capaces de meternos de lleno en la historia y exprimirla hasta la última gota. El texto está íntegramente en inglés, fácil de comprender, sobre todo gracias al glosario que tiene el juego, donde nos explican con más detalles características de los personajes, eventos o incluso objetos, algo que se agradece para refrescar la memoria y disfrutar de todos los misterios que se esconden tras Utawarerumono Mask of Truth.

Un gran broche final

Hace unos años no era tan raro ver cómo “partían en dos” un juego para que no resultara excesivamente largo tal y como ha ocurrido con la entrega final de esta historia que pudo dejar confusos a muchos usuarios que no sabían de la existencia de esta segunda parte. Al fin sabremos el desenlace de esta guerra que vimos comenzar, todo acompañado de los protagonistas de la primera entrega y nuevos integrantes capaces de tenernos pegados a la pantalla para conocer más detalles de la historia y de cómo van desarrollándose los acontecimientos. Si la primera entrega te gustó, esta te encantará por sus mejoras y por contar con una historia con giros más interesantes que la anterior.

Resumen
En Utawarerumono Mask of Truth presenciamos el final de la historia que quedó a medias en la entrega anterior y lo hacemos con un argumento mejorado y características potenciadas con novedades.
Lo mejor
  • Por fin podemos conocer el final de esta épica historia.
  • Tiene nuevos personajes muy interesantes.
  • Las batallas son más largas que las del juego anterior.
Lo peor
  • Un poco más de acción no le vendría nada mal.
  • Los combates aún con mejoras siguen siendo repetitivos
7.7
Jugabilidad - 6
Gráficos - 7
Sonido - 8
Duración - 7
Historia - 6.5

Comentar

Tu correo electrónico no se publicará

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*