El universo Atelier (o la galaxia Atelier a  este paso…) continúa creciendo con nuevas entregas plagadas de historias cautivadoras. Esta vez se prepara el lanzamiento de Atelier Firis the Alchemist and the Mysterious Journey, el cual hemos podido probar por anticipado en las oficinas de Koch Media (también jugamos a Toukiden 2 y compartimos con vosotros unas impresiones hace unos días).

Firis Mistlud, la nueva heroína

El juego comienza con una historia sencilla. Somos Firis Mistlud, hermana menor de Liane Mistlud, y nuestro objetivo es conseguir pasar el examen de Alquimia, para lo cual solo tendremos algo más de un año. Aquellos que ya hayan probado otros juegos de la franquicia se encontrarán con un sistema de juego conocido, pero a los nuevos jugadores les sorprenderá bastante. El motivo es que cuando decimos que tenemos poco más de un año para realizar nuestra misión no es para nada una forma de hablar. Todo lo que hagamos durante el juego consumirá tiempo, dormir, luchar, la alquimia… y cuando este llegue a su fin la partida se acabará. Game over. Al margen de esto, el estilo de juego es de JRPG por turnos clásico de la franquicia, de los más clásicos, por lo que resultará familiar a todos los que se pongan a los mandos.

Así comienza la aventura

Ahora sí hablemos de lo que pudimos jugar. Después de conseguir salir de la ciudad donde las dos chicas han estado viviendo toda su vida nos encontramos en medio de un desierto. Allí realizamos los primeros combates, que se mantendrán clásicos con la única salvedad de que en determinados momentos cuando nos ataquen podremos hacer que nuestra hermana mayor nos proteja. Dicho esto lo primero que notamos es que los personajes no están nivelados, Firis es una hechicera de nivel 1 y Liane una guerrera de nivel 10. Así pues nos dispondremos a subir un poco de nivel para evitar morir a las primeras de cambio y para ello tenemos que combatir. Los enemigos que podremos encontrar son pocos, el típico slime, un conejo extraño y un ave inmensa que nos mata antes siquiera de empezar a luchar.

Despertamos en el interior de nuestra tienda de campaña, que será nuestra base, donde habremos recuperado con cada personaje un punto de vida, así que nos marchamos a la cama a curarnos. Según el tiempo que estemos durmiendo recuperaremos más o menos vida, así que será importante estar un poco atentos, pues como ya hemos dicho antes el tiempo es limitado. Sin embargo, como la partida no es nuestra y solo estamos haciendo una prueba… dormimos más de lo necesario y nos despertamos cuando todo está ya oscuro. En la noche todo cambia. Algunos enemigos se repetirán, como los slimes y aparecerán otros nuevos, como los fantasmas, pero lo más importante será la recolección de objetos. Recordemos que Firis es una alquimista, así que necesitaremos recoger materiales para nuestras creaciones y estos cambiaran según el momento del día en que nos encontremos.

La alquimia vuelve a ser protagonista

Sin desviarnos del tema que nos ocupa os explicaremos cómo funciona el sistema de alquimia. Dentro de la tienda, más grande que el bolso de Mary Poppins, encontraremos un caldero al que deberemos acercarnos. Ya en el menú de creación de objetos elegiremos qué receta seguiremos. Dentro de ella tendremos un gran margen de elección, pues objetos iguales como dos trozos de carbón pueden tener distinta calidad y forma. Una vez elegidos todos los ingredientes crearemos el objeto como tal sobre una cuadrícula en la que tendremos que ir poniendo los elementos según su forma para darle distintas propiedades. Aunque el método resulte un poco raro solo necesitaremos un par de pruebas para familiarizarnos del todo con él.

Continuando con la aventura finalmente dejaremos atrás el desierto para llegar a una enorma llanura verde en la que veremos los cambios meteorológicos, los cuales según se nos informa modificarán distintos parámetros de juego, tanto dentro como fuera de los combates. Finalmente, después de perdernos un par de veces llegaremos a un poblado donde terminamos la sesión.

Una nueva alquimista en potencia

Lo primero que se puede decir de Atelier Firis the Alchemist and the Mysterious Journey para todos aquellos que nunca hayáis tocado un titulo de la saga es que es un juego duro, más similar a los RPGs antiguos que a cualquier otra cosa. Sin embargo en esto radica también sus mejores puntos. El estilo de juego está totalmente pulido y resulta increíblemente fácil hacerse a él, mientras que la combinación de combates y alquimia engancha. En cuanto al apartado gráfico el juego luce espectacular, ligeramente superior a lo visto en el anterior episodio de la saga, Atelier Sophie The Alchemist of the Mysterious Book, y mantiene, si no supera la calidad de la banda sonora. Añadir por último, que el juego se desarrolla en un mundo abierto y que tiene una cantidad ingente de misiones secundarias.

Atelier Firis the Alchemist and the Mysterious Journey saldrá a la venta el próximo 10 de marzo para PlayStation 4 y PlayStation Vita. Además aquellos que reserven el juego podrán conseguir dos vestimentas que dotarán a Firis de ventajas adicionales, Resort Vacation que aumentará nuestras posibilidades de encontrar materiales de gran calidad y Wonderland, que disminuye el tiempo necesario para la alquimia y nos permite un desplazamiento más rápidos entre diferentes lugares.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados