Inicio > Avances > Lost Sphear

Lost Sphear

Hace unas horas hemos estado en las oficinas de Koch Media para probar una serie de próximos juegos entre los que se encuentra Lost Sphear, el nuevo RPG de Tokyo RPG Factory que llegará en 2018. También hemos probado Monster Hunter World, pero el avance del juego de Capcom lo podréis leer mañana como plato fuerte de nuestros contenidos de antes del fin de semana. Ahora os hablamos de este RPG de corte tradicional que llega siguiendo la estela de I Am Setsuna y cuyo lanzamiento está previsto para el 23 de enero de 2018 (en PlayStation 4, Nintendo Switch y PC). Por desgracia, en Europa la única versión física que habrá disponible será desde la tienda de Square Enix a diferencia de Japón y Estados Unidos, donde se podrá comprar también en tiendas (si lo estáis esperando mucho-mucho no sería mala idea que le mandéis algunos tuits a Square Enix Europa para que se piense dos veces el lanzarlo de manera normal también en nuestro continente).

La aventura comienza en una pequeña aldea

La demo que hemos podido jugar es de escasos 20 minutos y salvo el inicio, que nos lleva a retomar una manera de explorar que se está perdiendo (sin guías ni apoyo), la hemos disfrutado rápidamente y con sencillez. Cuando comienza el juego nos ponemos al control del joven Kanata de 16 años, que acompañado de su amiga Lumina tendrá que buscar al tercero en discordia de su grupo, un chico de menor edad llamado Locke. Mientras buscamos a Locke recorreremos la aldea y disfrutaremos de dos cosas. La primera: de la espectacular banda sonora que ha compuesto Tomoki Miyoshi para esta épica aventura, que nos acompaña con un uso del piano que lleva a que estemos tarareando y moviendo la cabeza de lado a lado en cuestión de minutos. La segunda: de la vida que despiden los personajes NPC que hay por el escenario y que hace que pensemos automáticamente en los títulos de rol de 16 bits más inolvidables.

Como decíamos, buscando a Locke llegamos hasta una de las casas del final de la aldea donde la anciana nos dice que hace un rato le pidió a Locke que fuera a tocar la campana del pueblo que sirve para alertar a los aldeanos. Cuando ponemos rumbo a la campana (por la cual habremos pasado antes dando una vuelta por el lugar) nos encontramos a Locke tirado en el suelo. Al despertar se une a nosotros, tocamos la campana y volvemos a la casa de la anciana para ver si nos prepara algo de comer. En el camino aparece un monstruo y Locke lo derrota de forma instantánea terminando con el peligro de inmediato.

La anciana nos dice, al volver con ella, que no tiene ingredientes para prepararnos la comida, así que nos toca salir en busca de un buen pescado a un sitio que Locke dice haber visto. Él se va a toda prisa (este chico entra y sale de la party sin parar) y nosotros le seguimos. Al salir del pueblo nos encontramos ante el mapa del mundo sobre el cual nos podemos mover directamente y donde no hay riesgo de sufrir batallas aleatorias (más de uno seguro que habéis respirado tranquilos). Llegamos al sitio donde debería estar Locke pescando, y aunque no está, nos ponemos a pescar. El sistema es muy rápido e intuitivo, tanto que pescamos un pez primero y luego pescamos algo más grande: ¡el propio Locke! El chico se había metido en el agua demasiado al fondo y casi se produce la tragedia. Pero como ya tenemos pescado volvemos al pueblo y lo hacemos con batallas de por medio que ahora comentamos.

Batallas por turnos, pero con movimiento flexible

No es que hayamos participado en un exceso de batallas, pero sí que hemos librado algún que otro combate como para al menos ver las bases de la mecánica que utiliza Lost Sphear. Se usa un sistema por turnos, pero en el cual se aplica la posibilidad de movernos por el escenario. Lo que hacemos es seleccionar el movimiento de ataque y desplazarnos al lugar que resulte más óptimo para realizarlo dependiendo de dónde queramos colocarnos después. Hay que tener en cuenta el radio de ataque de cada personaje, dado que son muy distintos, dependiendo principalmente de las armas que utilizan. Locke, por ejemplo, dispara a larga distancia y puede atacar a varios oponentes de forma simultánea en línea recta. Además, en ciertos momentos podremos hacer uso del sistema Setsuna para llevar a cabo técnicas especiales que hagan mucho más daño a nuestros oponentes.

Un RPG prometedor

Hasta ahí hemos jugado y no podemos contaros más de nuestro hands-on, aunque ya hemos detallado otras características del juego anteriormente en noticias. Nos gustaría añadir que los escenarios están llenos de color y que resultan muy inspirados, quizá faltándoles todavía algo de magia y vida, pero es probable que esta sea una primera impresión provocada por el reducido número de lugares que hemos visitado (lo decimos sobre todo porque las imágenes mostradas de otras partes del juego se ven muy variadas). Después de I Am Setsuna, que gustó, pero que no logró triunfar de la forma en la que se había planteado, parece que Lost Sphear podría ser el RPG que ayude a que su equipo de desarrollo confirme la buena idea que tuvieron al volver a trabajar en juegos de rol de corte muy clásico.

Comentar

Tu correo electrónico no se publicará

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*