Inicio > Avances > Mighty No. 9

Mighty No. 9

A lo largo de su carrera Keiji Inafune, uno de los más ilustres ex-Capcom, ha perdido los derechos de propiedad de muchas sagas y personajes. Pero su mayor perdida no hay ninguna duda de que se trata de MegaMan. El bombardero azul fue su símbolo, aquello que le representó durante años y que al final terminó dejando en las oficinas de Capcom cuando decidió independizarse y formar la empresa Comcept. Pero eso no quiere decir que Inafune no pueda “clonar” su gran obra y crear un juego independiente que los fans puedan recibir como el sucesor espiritual de MegaMan. En esa definición encaja Mighty No. 9, juego que tiene tanto parecido con la clásica obra de Inafune que incluso nos sorprende que Capcom no se haya pronunciado al respecto.

Un heredero muy digno

Hay que confiar en Keiji Inafune para imaginarse que un título de estas características será un gran juego y que no se limitará a imitar los pasos de la obra original en la que se inspira. Con tranquilidad, un presupuesto holgado fruto del crowdfunding y el apoyo de los fans, Inafune ha podido crear un juego siguiendo el modelo que él mismo ha definido, sin limitaciones y bajo sus propias reglas. Es algo que se nota desde los primeros niveles, dado que nos hace partícipes de una experiencia que reúne todo lo que hemos llegado a ver en la saga MegaMan con nuevos ingredientes propios de la tecnología actual y los tiempos que corren. Por eso no hay ningún tipo de duda de que podemos asegurar que este nuevo personaje es un muy digno heredero de MegaMan, al cual nos podemos imaginar como él si entornamos un poco los ojos mientras jugamos.

En la prueba que realizamos del juego en PlayStation 4 tuvimos la oportunidad de disfrutar de tres niveles distintos: City Stage, Oil Platform Stage y Powerplant Stage, el primero, el segundo y el cuarto respectivamente. Lo que os podemos decir es que la experiencia fue tanto satisfactoria como frustrante, pero en el buen sentido de la palabra. Si bien al inicio pensábamos que Inafune se había dejado endulcorar por el paso del tiempo, poco a poco fuimos viendo que el nivel de dificultad es tan endiablado como es habitual en la saga MegaMan. Porque es cierto que el primer nivel sirve como introducción, pero en cuanto avanzamos nos acabamos acostumbrando a morir una vez tras otra debido a la muy mala leche con la que han sido diseñados los niveles. Ese tipo de sensación que teníamos con la saga MegaMan, la cual nos llevaba a lanzar el mando contra el sofá llenos de rabia, la vamos a tener también cuando empecemos a jugar a Mighty No. 9. Pero eso es bueno, porque es justamente lo que esperábamos de este título producido por Keiji Inafune, ni más ni menos.

Transformaciones para todos los gustos

No hace falta decir que Mighty No. 9 sigue la estructura clásica de MegaMan, con niveles de progreso horizontal o vertical en los que saltamos y disparamos. El objetivo es llegar al final de las pantallas y enfrentarnos contra los temibles jefes que, como de costumbre, tienen ciertas rutinas de combate que es importante reconocer. Además, y como esto también es fundamental, el héroe, Beck, no solo dispone de su ataque básico y principal, sino que poco a poco va obteniendo transformaciones. No se puede decir que los puntos en común con MegaMan no sean constantes, por si hay algún fan del bombardero azul que cree que este juego no respeta el espíritu de la otra obra de Inafune.

Los poderes disponibles y que tuvimos la ocasión de probar son los siguientes: Fire, Ice, Electricity, Mechanical, Battalion, Aviation, Sword y Sniper. Con Fire creamos explosiones que nos vienen muy bien para acabar con los enemigos y cuya potencia puede crecer si mantenemos el botón pulsado (pero hay que evitar hacerlo en exceso). La transformación Ice paraliza a los enemigos con sus disparos y nos da una buena oportunidad de acabar con ellos. Electricity nos permite desata un campo eléctrico que daña de forma progresiva. Con Mechanical nos transformamos en apisonadora y lanzamos a los enemigos por los aires. La transformación Battalion nos convierte en un potente arma de combate que dispara explosivos que se pegan a los enemigos y que luego podemos detonar. Gracias a Aviation podemos lanzar unas hélices y además saltar más alto. No hay que deciros qué ocurre con la transformación Sword: “nos convertimos” en Zero de MegaMan. Y por último, Sniper dispara balas mucho más eficientes que las normales.

Hay algo que me suena

La sensación de déjà vu a lo largo de la partida es constante. Cada vez que sale un personaje secundario (Call, por ejemplo), tenemos ese tipo de vibración que nos hace pensar en MegaMan. Es algo que está hecho de forma voluntaria y que podría tratarse de un arma de doble filo, pero que en este caso resulta un buen recurso. Si sale bien la comparativa constante es porque Mighty No. 9, por lo que hemos podido probar, es un juego realmente sólido. Tiene todo lo que es necesario para complacer a los amantes de las propuestas de plataformas 2D donde impera un remarcado estilo retro y ha sido muy cuidado en términos técnicos.

El buen gusto gráfico del título, la velocidad de todo el desarrollo y lo que se está cuidando la propuesta alrededor del modo principal, son aspectos que le van a ayudar mucho. En relación a esto, además de los niveles antes comentados, también hemos tenido la oportunidad de probar el modo Desafío, en el cual volvemos a las fases del juego y a momentos exactos para ir pasando por distintas misiones muy complejas. Por lo que hemos visto, aunque no le dedicamos mucho tiempo, va a ser una buena oportunidad para estirar el tiempo de juego. Algo que también ocurrirá gracias al modo multijugador, en el cual no solo habrá desafíos para dos usuarios, sino también carreras en las que demostraremos quién maneja al protagonista con mayor soltura por los enrevesados escenarios que han sido diseñados para el juego.

Por otro lado, Mighty No. 9 contará también con modos de dificultad extra, rankings, modo Boss Rush y otros extras que, como decíamos, aumentarán el interés. Lo que tiene entre manos Inafune y su equipo es un juego que nos da la sensación de que se acabará convirtiendo en uno de los pequeños clásicos retro de la generación actual. Y lo mejor es que se lanzará tanto en formato físico como en digital en una amplia selección de plataformas: PC, Xbox One, PlayStation 4, Wii U, PlayStation Vita, Nintendo 3DS, Xbox 360 y PlayStation 3 (estas dos últimas versiones solo en descarga).

Comentar

Tu correo electrónico no se publicará

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*