Inicio > Avances > Monster Hunter World

Monster Hunter World

Desde su nacimiento en 2004 la saga Monster Hunter ha tenido decenas de entregas y ha pasado por la gran mayoría de plataformas del mercado. A inicios del año 2018 presenciaremos el debut de la franquicia en PlayStation 4, Xbox One y PC con una entrega que llega totalmente reformada y con la intención de aumentar la cantidad de usuarios que se enganchen al juego en territorio occidental (en Japón ya es un éxito). Esta misma semana hemos podido probar el juego en las oficinas de Koch Media realizando dos misiones y aquí os traemos nuestras impresiones.

Cazando monstruos sin parar

La versión del juego de Capcom que hemos probado  nos ha llevado a dos misiones de cacería distintas, una de dificultad reducida y otra con un nivel más alto. Esta diferenciación permite apreciar perfectamente la variedad que nos encontraremos en el juego final en cuanto al comportamiento de los monstruos dependiendo del nivel en el cual nos encontremos.

Al comenzar cada misión salimos en compañía de nuestro Palico en busca del monstruo que nos ha encomendado la misión, contando con un tiempo límite para cumplir el objetivo. Afortunadamente, Capcom dejó en nuestras manos una enorme cantidad de consumibles, un buen repertorio de armas y un nivel de jugador que nos dejaba en una posición envidiable para enfrentarnos a cualquier criatura. Una vez salimos de la aldea donde recibimos la misión nos encontramos cara a cara con un entorno gigantesco, vivo y de límites invisibles a la vista. El mapa es de grandes proporciones, aunque como teníamos tiempo límite tampoco queríamos ponernos a explorar como si estuviéramos de turismo prehistórico.

Para llegar a nuestro objetivo Monster Hunter World simplifica el proceso de forma extrema. En realidad lo simplifica tanto que perdemos parte de esa sensación de exploración que teníamos en otras de las entregas. El motivo es que contamos con unas útiles luciérnagas que nos van marcando la ruta necesaria para llegar a nuestro objetivo. Esas luciérnagas se van deteniendo poco a poco, así que si no queremos complicarnos lo único que hay que hacer es seguirlas paso a paso y mientras tanto recoger los rastros de pisadas que han ido dejando las criaturas. Suponemos (esperamos) que haya posibilidad de desconectar el sistema de luciérnagas, porque si bien el tiempo límite apremia, tener en todo momento un indicador de dónde ir puede reducir mucho la inmersión en el juego. Aunque como el objetivo de Capcom es hacer que Monster Hunter World sea global, es muy posible que esta característica resulte muy popular.

Siguiendo a las luciérnagas subimos peldaños, escalamos por enredaderas, nos arrastramos por debajo de troncos y realizamos cualquier movimiento necesario para llegar a nuestro destino. Lo veremos a lo lejos y sabremos que tendremos que actuar.

Es la hora del combate

El arma que Capcom nos dejó configurada en la demo fue el Switch Axe, uno de los equipamientos más populares en el universo de Monster Hunter que ya lleva entre los jugadores unas cuantas entregas. Se trata de un arma muy poderosa y flexible debido a que puede cambiar entre posición de hacha y de espada, teniendo esta última capacidad para cargarse de energía y atacar con aún más potencia. No podemos decir que no quedáramos satisfechos con el papel que hicimos ante las dos criaturas a las que nos enfrentamos. Los combates se llevan a cabo con fluidez y realmente da la sensación de estar enfrentándonos contra auténticos monstruos que se comportan de una forma inteligente. Estas criaturas buscan las oportunidades en las que nos quedamos desprotegidos, nos presionan cuando intentamos usar un objeto de recuperación e intentan escapar cuando les queda poca vida.

El proceso de intento de huida se repitió en los dos casos, siendo en realidad un comportamiento muy animal. Cuando ya hemos tirado al suelo varias veces a nuestro enemigo y le estamos asestando golpes y golpes sin parar el monstruo se levantará y comenzará a escapar a su guarida con la intención de recuperar vida. Ahí deberemos comenzar una persecución y tratar de detenerlo antes de que lo consiga para que el combate no se alargue. Pero la persecución puede complicarse, dado que el monstruo despertará la atención de otras criaturas por el camino. Y esto puede dar lugar a multitud de situaciones dependiendo del comportamiento de cada monstruo.

Algunos son curiosos por naturaleza y aprovechan la situación que se está llevando a cabo para entrar en escena y perseguir a una de las dos presas, al monstruo que perseguimos o a nosotros mismos. Otras criaturas es posible que decidan atacarnos a nosotros por creer que somos presa fácil y ver que nos encontramos distraídos en otros menesteres. Los distintos comportamientos de los monstruos parecen prefijados para cada especie, por lo que a medida que nos movamos por el mundo de Monster Hunter World iremos descubriendo cómo enfrentarnos a cada criatura. Tras la persecución volvemos a luchar contra el monstruo y acabamos con él. Los combates son muy dinámicos y se benefician del cambio de localización para aportar mayor dinamismo. Es necesario que recurramos a los consumibles, al menos en los combates complejos, no solo para curarnos con mega-pociones, sino también para usar venenos y otros recursos disponibles.

Por otro lado, queríamos romper una lanza a favor de nuestro Palico, que demostró un comportamiento muy heroico mientras combatíamos con el monstruo de la misión difícil. En vez de limitarse a sus acciones de apoyo nuestro aliado se montó en un monstruo más pequeño y comenzó a combatir con él aprovechando la montura improvisada que se había sacado de la manga. El sistema de monturas también estará disponible para el jugador en la versión final, así que habrá situaciones muy emocionantes.

Todo esto y mucho más en 2018

Este primer contacto con Monster Hunter World nos ha demostrado que Capcom ha hecho los deberes en cuanto a crear una entrega de la saga que está bien enfocada al sector global. La franquicia siempre ha sido de nicho en Occidente debido a la complejidad de sus sistemas y a que en general no han sido títulos promocionados para el gran público. Con esta entrega cambian muchos de los elementos del juego pensando en simplificar la jugabilidad y fomentar el nivel de diversión inmediata que podemos conseguir nada más comenzar a jugar. Una buena demostración de este enfoque internacional la encontramos al ver que el juego se lanzará de manera simultánea en todo el mundo y que incluso contará con servidores compartidos entre Occidente y Japón (algo que no suele ocurrir por distintos motivos de peso).

El mundo del juego nos ha parecido excelente, grande y muy vivo, con multitud de pequeños detalles que ocurren sin importar que el usuario esté pasando por allí. Las criaturas campan a sus anchas por el terreno y podemos interactuar con ellas si así lo deseamos o dejarlas pasar. Hay mucha fauna y flora que podemos recoger con sencillez mientras avanzamos y las criaturas con las que nos enfrentamos no solo tienen un gran tamaño, sino que están muy bien detalladas y animadas. En general nos parece un título que promete y que va a tener muchas posibilidades de triunfar globalmente, sobre todo sabiendo que sus partidas multijugador serán aún más divertidas que las que hagamos en monojugador. Además, se va a introducir modalidad drop-in, así que las partidas serán flexibles y podrán entrar y salir jugadores sin tener que organizar grupos ni nada por el estilo. Sin duda, esta será la primera cacería para muchos nuevos fans de Monter Hunter.

Comentar

Tu correo electrónico no se publicará

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*