Inicio > Avances > Deus Ex Mankind Divided – Impresiones

Deus Ex Mankind Divided – Impresiones

Qué ganas teníamos de poder contaros lo que nos ha parecido Deus Ex Mankind Divided tras probarlo durante ¡¡6 horas!! Hace unos días Koch Media nos invitó a sus oficinas para que pudiéramos probar la mitad del esperado juego de Eidos Montreal. Otras veces echamos unas partidas y probamos juegos durante un ratito en niveles salteados, pero en esta ocasión nos pusieron el juego a lo grande para que nos metiéramos de lleno en el mismo. Y podéis imaginar que 6 horas nos dieron para mucho, incluso para probar una versión del juego con realidad virtual. En definitiva, gracias a Koch Media por la experiencia y los víveres que nos mantuvieron a los invitados activos durante tantas horas.

Deus Ex Mankind Divided, así comienza

El juego comienza, de forma opcional, con un resumen del título anterior en forma de cinemática muy interesante tanto para quienes jugaron como para los que no tuvieron la ocasión de disfrutarlo. El motivo es que aunque el juego se sitúa en 2029, dos años después de la entrega anterior, es una clara continuación de ésta, narrándonos los hechos ocurridos tras los atentados producidos por los Aumen.

Lo primero con lo que nos encontramos a nivel jugable es un prólogo que hace las veces de tutorial. Nos metemos de lleno en una ciudad en ruinas debido a los hechos narrados anteriormente a la cual nos mandan por diversos motivos que no mencionaremos para evitar spoilers. Allí nos familiarizaremos con los controles, los métodos de infiltración y sobre todo, los aumentos de los que disponemos. Y es que aunque aún no podemos mejorarlos ni conseguir otros nuevos, la habilidad de volvernos invisibles, o una visión que nos permite atravesar paredes, nos ayudarán mucho a lo largo del tutorial y del resto del juego. Al principio se nos dará a elegir si queremos largo o corto alcance, y si queremos un arma letal o no letal, algo que parece importante, pero según derrotemos unos cuantos enemigos nos daremos cuenta de tres cosas: si nos acercamos lo suficiente podemos pulsar un botón para dormir a los enemigos o matarles, con la pequeña cinemática correspondiente, después de esto podremos tomar el arma que llevaban y vaciar sus bolsillos, y por último, si nos enfrentamos a un número amplio de enemigos, en mi caso tres, lo más óptimo es optar por la infiltración.

Y eso es precisamente lo que hice, después de morir más veces de las que me gustaría reconocer decidí optar por la vía pacifica, escondiéndome en la sombras, observando las rutas de los enemigos, y, con una gran frecuencia, arrastrándome por los conductos de ventilación, práctica que se alargaría a lo largo de toda la sesión. Por supuesto, esto no es siempre así, pues al final del tutorial, durante el cual nuestro superior nos irá dando órdenes mientras deja caer información de lo ocurrido durante estos dos años, nos veremos inmersos en una pequeña batalla en la que evitar el combate será difícil, y la visión especial nos será esencial. Aquí es donde empieza lo que más nos ha llamado la atención del juego, aunque más tarde se repetirá bastante: las consecuencias, y es que dependiendo de cómo hagamos las cosas habrá elementos del futuro que cambiarán.

Viajamos a una Praga y tenemos metro

El siguiente capitulo nos sitúa en Praga, ciudad caracterizada por el metro, que utilizaremos para desplazarnos, una polícia no muy amistosa en general y el rechazo a los Aumen. Debido a diversos motivos, que no comentaremos para de nuevo evitar spoilers, nuestra primera misión sera visitar a nuestro mecánico particular. Pero no todo es tan sencillo como parece, pues pese a la existencia de un cómodo minimapa que nos indicará a dónde ir, el camino estará lleno de posibilidades, siempre y cuando las descubramos.

Al salir de la estación, de hecho justo en la puerta, nos encontraremos con el primero de numerosos controles, y es que los aumen están bajo constante vigilancia por el comportamiento que tuvieron en el pasado, siendo castigada la falsificación de documentos, así como que salgan de las zonas delimitadas para ellos. La ciudad, bastante bien trabajada, es un reflejo de esto, los Aumen son un punto medio entre refugiados y mendigos, poco mas que viviendo en las calles y sin poder salir de las suyas. El problema de esto es que también somos un aumen, así que aunque sepamos exactamente a dónde queremos ir, la policía no nos dejará pasar, y es aquí donde vemos por primera vez como la misma misión puede hacerse de diferentes maneras. ¿Sobornamos al policía? ¿le matamos? ¿entramos a la fuerza? o ¿nos buscamos la vida de otra manera?

Aquí me encontré con la primera misión secundaria: conseguir documentos falsos, aunque no entraré en demasiados detalles, pero volvemos a ver lo ya comentado con diversos caminos con diferentes posibilidades y todas ellas con sus consecuencias. La verdad es que a mi esta primera misión me resultó bastante interesante hasta el punto de pasarme una hora completándola, pues su historia y sus personajes aportaban un gran ritmo al desarrollo del juego (pero no os vamos a contar nada, no os preocupéis).

¿Y si nos hacemos unos aumentos?

Completado todo esto podremos ver a nuestro mecánico si conseguimos que no nos maten y, después de algunas revelaciones, podremos por fin acceder al menú de adquisición y mejora de los aumentos, o mejoras de carácter cibernético al cual tenemos acceso. Hecho esto iremos por fin a la sede de la Interpol en Praga, donde se nos informará de una serie de atentados que han ido ocurriendo en la ciudad. La sede es de buen tamaño, llena de analistas, informáticos y otros agentes. Con todos ellos podremos hablar y algunos nos encargarán misiones secundarias. Una vez hagamos todo lo que se nos encomiende nos marcharemos del centro de la ciudad, donde se nos avisará de que algunas misiones secundarias no terminadas desaparecerán al ser temporales, así que una hora y una misión secundaria importante después marche a Golem.

¿Y que es Golem?, no más que un barrio de lo que podríamos considerar chabolas, llenos de Aumen viviendo en condiciones muy cercanas a lo infrahumano, y policía, mucha policía. Y es que si la de Praga ya me había resultado complicada, esta, armada hasta los dientes y con armaduras, sacó al mejor infiltrador que llevaba dentro… pero esto llegó después. Al principio se desarrolla la parte más social: tendremos que hablar con diversas personas y hacer numerosos encargos, de nuevo de mil maneras distintas. Por cierto, aunque no lo he comentado antes, es recurrente que durante una conversación se permita elegir lo que queremos responder, abriendo así distintos caminos. Finalizado esto volveremos a la acción, tu contra la policía, y una especie de robot gigante que no hacía más que matarme. Después de muchos conductos de ventilación, y de descubrir que después del tutorial tenía desactivada la visión mejorada, di fin a este primer acto con más spoilers que lógicamente no comentaremos.

En definitiva, esta beta nos ha dejado con sensaciones muy positivas y gratas sorpresas. Por ejemplo, disponemos de cuatro tipos de control, incluido uno que nos permite recuperar los controles de la entrega anterior. También os podemos confirmar que las voces estarán en castellano, así que podemos contar con que Deus Ex Mankind Divided se lanzará a lo grande.

Comentar

Tu correo electrónico no se publicará

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*