Inicio > Avances > Final Fantasy XII The Zodiac Age

Final Fantasy XII The Zodiac Age

Antes del lanzamiento de Final Fantasy XII The Zodiac Age tuvimos la ocasión de visitar las oficinas de Koch Media para probar esta nueva versión del clásico de Square Enix.  Después de las presentaciones y una pequeña explicación nos pusimos manos a la obra para ver cómo había cambiado el juego en su paso a la nueva generación.

Cambios y novedades gráficas

Comenzamos por explorar la jungla de Golmore, donde nos encontramos las primeras novedades a nivel audiovisual, el más que mejorado apartado gráfico y la espectacular banda sonora que, por lo que nos dijeron ha sido re-grabada, y suena sensacional. Dicho esto veamos con lo que nos encontramos. Llevamos un grupo de tres personajes principales y uno secundario que fue añadido temporalmente en la historia, aunque dispondremos de la posibilidad de cambiar a los tres primeros cuando queramos. Nuestra primera misión es entonces sencilla: conseguir salir de la jungla y llegar a la montaña que hay más allá. Por supuesto, no nos resulta fácil, ya que la mazmorra es un auténtico laberinto y está plagada de enemigos. Los combates son muy similares, por no decir iguales, a los del titulo original. Se suceden en tiempo real y aunque nosotros podemos controlarlos a todos manualmente, los personajes utilizan distintas acciones dependiendo de las órdenes que les hayamos programado previamente a realizar.

La programación de estas acciones recibe el nombre de Gambits, y son una de las primeras mejoras jugables que percibimos. Aunque ya estaban presentes en la versión original del título, han sido mejorados con nuevas opciones como los márgenes de probabilidad al usar determinados objetos y habilidades en base a la vida de los compañeros, entre otros.

¡Tenemos mapa!

Una hora después, y más perdidos que un pulpo en un garaje, se nos comunicó otra de las novedades: la posibilidad de acceder a un mapa en tiempo real mientras jugamos para ahora sí llegar de una vez a nuestro destino. Este mapa, a parte de ser muy útil, se activa con un solo botón, y se crea en pantalla completa pero de forma transparente para así no estorbar a la acción. Visto esto pudimos llegar por fin al final de la mazmorra, donde después del perfectamente situado cristal de guardado nos encontraremos al jefe correspondiente, eso sí, más inteligente de lo que recordábamos.

Hecho esto podremos por fin salir de la jungla y llegar al monte Bur-Omisace, donde nos dará la bienvenida una fantástica cinemática que deja con el culo al aire a las originales de PlayStation 2. Una vez concluida nos vamos al menú para invertir los puntos de experiencia ganados en el mapa de habilidades, y cuál es nuestra sorpresa al ver que, además de todas las antiguas, existe la posibilidad de enlazar un nuevo trabajo a cada personaje, dotándoles así de dos simultáneos. Estos trabajos son doce y se encuentran recogidos bajo el nombre de Zodiac Job System que da nombre a esta versión. Sin entrar en mayores detalles os podemos decir que son los trabajos clásicos, mago negro, mago blanco… y que al activarlos nos proporcionarán en ese personaje el segundo tablero de habilidades correspondiente. Hecho esto nos lanzamos de nuevo a la aventura por la montaña, donde podremos disfrutar de una fantásticas vistas y un número ingente de enemigos.

Trial Mode, otra gran novedad

Pero no os vayáis a pensar que estas son todas las novedades que trae el título, sino que hemos dejado para el final la que más nos ha gustado: el Trial Mode, modo desafío para los hispanohablantes. Este nos permitirá importar de una partida guardada a nuestro personaje y enfrentarnos en un auténtico modo arcade a lo largo de 100 combates distintos con enemigos y jefes del juego, viniendo estos lógicamente del modo historia, lo que nos puede acarrear algún que otro spoiler inesperado, aunque la verdad es que la experiencia lo merece al ser todo tan ágil y rápido.

Una vez hemos conseguido llegar a la quinceaba ronda y que nos reventase el jefe que acabamos por derrotar en el modo normal cargamos una nueva partida y viajamos a la costa Phon, donde pudimos explorar un poco más.

Una versión merecida

Al completar la parte jugable podemos hablar libremente de las impresiones que hemos tenido a lo largo del tiempo que pudimos jugarlo. Final Fantasy XII the Zodiac Age es un remaster de un juego de hace 11 años, y sin embargo parece una aventura totalmente nueva a nivel jugable, ya sea con las mejoras del sistema de combate, las facilidades dadas a la exploración y por supuesto el modo desafío. En general una aventura recomendable tanto si la jugaste y te gustó, como si la acabas de descubrir.

Comentar

Tu correo electrónico no se publicará

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*