Inicio > Reportajes > Entrevista a David Jaumandreu, autor de Dragon Ball – Los videojuegos de una generación

Entrevista a David Jaumandreu, autor de Dragon Ball – Los videojuegos de una generación

El mundo de los videojuegos y el del anime siempre han estado muy unidos, pero si una serie se puede decir que ha roto las barreras entre ambos sectores de forma global ha sido Dragon Ball. Durante décadas las consolas han permanecido fieles a la recepción frecuente de juegos protagonizados por Goku y compañía, llevando a que en parte hayan sido responsables de mantener viva la chispa de una serie que ya ha llegado a continuar tanto en manga como en anime. De los juegos, comenzando en los orígenes y avanzando poco a poco entrega tras entrega, habla David Jaumandreu en su libro Dragon Ball – Los videojuegos de una generación, que editado por Star-t Magazine Books ya cuenta con su primer volumen en las tiendas.

Para celebrar este lanzamiento y sabiendo que el autor es uno de los mayores expertos del país en lo que se refiere a juegos de Dragon Ball, hemos querido hacerle esta entrevista que esperamos que disfrutéis.

1. ¿Recuerdas cómo fue tu primer contacto con el universo de Dragon Ball?

Fue a través del anime. En Catalunya la cadena autonómica TV3 inició la emisión de Dragon Ball a principios de 1990 y enseguida nos enganchó a todos. Poco después empezó a publicarse el manga en formato grapas. ¡Recuerdo que no hablábamos de otra cosa en el patio de la escuela!

2. ¿Y cuál fue tu primer videojuego de la saga?

Super Butoden. Fue el primer juego que compré de importación para Super Nintendo. Lo fui a buscar a las tiendas del puerto en el verano del 93 y lo compré junto a un adaptador Honey Bee. Costó un dineral y me llevé una buena bronca cuando mi madre se enteró que mi abuelo me había pagado parte de él.

3. ¿Cuándo comenzó el proyecto del libro y cómo surgió la idea?

Fue a principios del año pasado (2016). Ferran González, el editor de Star-T Magazine Books al que conozco hace tiempo al haber escrito para Star-T Magazine, se puso en contacto conmigo y me propuso la idea. Conocía mi colección y pasión por los juegos de Dragon Ball y sabía que me podía liar fácilmente. Como era de esperar, así fue y poco después le presenté una propuesta de estructura y me puse manos a la obra.

4. De los juegos que componen este primer volumen, ¿cuál crees que ha envejecido peor y cuál sigue divirtiendo como entonces?

Es complicado de determinar, pero en general diría que los pioneros en su campo son los que se conservan peor. Los dos primeros títulos (de Super Cassette Vision y Famicom) son prácticamente injugables para estándares actuales, Gekito Tenkaichi Budokai es extremadamente simplista como juego de lucha y Final Bout, como debut en 3D total, soso, estéticamente feo y lento como él solo.

En el otro lado de la balanza, creo que Hyperdimension es un título súper completo para jugar competitivamente y, pese a su brevedad y final abrupto, Dragon Ball Z 3 para Famicom tiene muy bien ritmo como RPG clásico.

5. ¿Con qué género de los videojuegos de Dragon Ball te encuentras más cómodo, lucha, RPG, aventura o alguna de las rarezas como ese primer juego del que hablas en el libro?

Creo que el impacto que causó Super Butoden y sus secuelas hace que me decante más por la vertiente de lucha y acción. Especialmente por las propuestas con un gran componente de historia, como podrían ser Super Butoden 2 o I Dai Naru Son Goku Densetsu. Como RPGs tradicionales de finales de los 80 y principios de los 90, la remesa de rol se puede hacer algo pesada de jugar hoy en día debido a la repetición de batallas, pero Dragon Ball Z y Z 3 de Famicom se conservan sorprendentemente bien. Incluso, a mi parecer, mejor que la mucho más espectacular secuela para Super Famicom.

6. ¿Qué juego de Dragon Ball no has podido jugar nunca y te gustaría probar?

Pues nunca he visto en directo el Dragon Ball Terebi Denwa y, al no estar emulado o preservado digitalmente, es prácticamente imposible poder echarle el guante. Una lástima porque es una propuesta de lo más curiosa.

También me hubiera gustado probar la versión original de Dragon Ball Z V.R.V.S. presentada en el Jamma Amusement Machine Show del 93, en la que se controlaba a los personajes con un sensor de movimiento. Por desgracia, nunca salió de la demo y se quedó en la recreativa que todos conocemos.

7. ¿Prefieres los juegos de lucha de DB en 2D o 3D?

De la primera remesa desde luego me quedo con las entregas 2D, pero con el paso de los años pienso que, en conjunto, los 3D han ganado la partida. Soy especialmente fan de Super Dragon Ball Z.

8. ¿Consideras mejor un plantel amplio de personajes aunque más genérico en técnicas y movimientos o un número más limitado de luchadores, pero más diferenciados entre ellos?

Lo segundo. Entiendo que un plantel gigantesco de personajes enriquece mucho la experiencia a un solo jugador, pero cuando valoras un juego puramente por su aspecto jugable un diseño de personajes con más profundidad resulta en combates más técnicos, exigentes y, aunque parezca contradictorio, variados.

9. ¿Qué te ha parecido lo que se ha visto del nuevo Dragon Ball FighterZ?

Una pasada. Solo con lo que se ha mostrado hasta la fecha, se puede comprobar que detrás de ese trabajo hay una gran apreciación por la serie. Algunos de los movimientos se corresponden totalmente a lo que vimos en su día en la serie y tenemos grabados en nuestras retinas. En ese sentido me ha recordado a cuando identificabas perfectamente las viñetas del manga a las que pertenecían las ilustraciones usadas en los títulos de Game Boy.

A nivel jugable, habrá que esperar a echarle el guante por eso. Arc System Works es una compañía excelente con un track de juegos de lucha impresionante, pero su último trabajo en la serie Dragon Ball (Extreme Butoden) me decepcionó un poco. Tengo fe en que esta vez nada tenga que ver 😉

10. ¿Nos puedes decir el truco para desbloquear el modo historia de Dragon Ball Butouden Z3?

¡Creo que llegué a desearlo tanto como el de desbloquear a los jefes finales en la primera versión de Street Fighter 2! Lástima que se quedara solo en un rumor como otros tantos de aquella época, porque sinceramente creo que tiene el sistema de combate más refinado de los Butoden, pero la falta de modo historia y el elenco de personajes tan poco acertado lo convierten en el más prescindible de la serie.

11. ¿Sigues Dragon Ball Super? ¿Qué opinión tienes de esta nueva serie?

La sigo, aunque voy algo retrasado. Al principio me pareció una gran decepción, tanto a nivel de animación como de guión, pero la verdad es que sigo enganchado a ella y creo que va mejorando con el tiempo. Seguramente mirarla con ojos nostálgicos sea un error y hay que verla como algo adaptado a los nuevos tiempos. Sin duda es un gran aliciente para los fans de los juegos de la serie, ya que va a dar pie a nuevas obras con contenido fresco.

12. ¿Tu videojuego de Dragon Ball, saga y personaje favorito?

Uf, ¡esta es dificilísima! Saga diría que la de Namek: me encanta el choque de conflictos que se juntan en el planeta verde, la variedad de personajes nuevos, el papel tan importante que juegan algunos luchadores menos poderosos y el pedazo de villano que es Freezer. En cuanto a personaje, salvando a Goku al que todos amamos, siempre he sido muy fan de Ten Shin Han y Piccolo.

Videojuego… ¡no sé qué decirte! Super Butoden me marcó un montón, pero su secuela lo mejora en todos los aspectos e Hyper Dimension me parece una maravilla en el campo 2D. El de PC Engine y su secuela me parecieron lo más parecido a la serie en su día y Super Dragon Ball Z lo más cercano a un Street Fighter (del cual soy también un gran seguidor) que ha dado la saga. Pero es que también están ahí Budokai 3 y la preciosidad de Advanced Adventure… a ver si con la siguiente parte del libro me ordeno mejor las ideas para hacer un ranking personal 😉

13. ¿Qué te ha producido más placer: jugar, desarrollar o escribir sobre videojuegos? ¿Y más disgustos?

¡Desarrollar juegos en ambos casos!. Es con lo que más disfruto, pero a su vez lo más complicado, difícil de que salga bien y, en muchas ocasiones, frustrante.

14. ¿Cómo sería un juego de Dragon Ball desarrollado por ti?

Uno que huyera del género de lucha y del RPG clásico. Dragon Ball para mí siempre ha significado aventura y, a parte de sus combates espectaculares, sus tramas me han maravillado. Un mundo abierto para explorar con varias líneas argumentales, un sistema de combate sólido y un personaje nuevo que viviera la evolución del propio Son Goku, acompañado de sus fieles compañeros, harían un juego fantástico.

David tiene una gran colección de videojuegos bajo los que algún día podría acabar enterrado.

15. Cuéntanos algo de los siguientes volúmenes del libro, ¿podemos esperar que repases también juegos de móviles, arcades e incluso desarrollos amateur?

La idea es abarcar toda la obra oficial de Dragon Ball en videojuego. Como en el primer volumen, las recreativas las trataremos como parte principal de la serie (aunque aquí sólo nos llegara la conversión de Super Dragon Ball Z) y seguramente le dediquemos un capítulo especial a los juegos de móvil y los Let’s TV Play (como hemos hecho con las LCD en el primer volumen). También nos gustaría hablar sobre los crossovers como los Famicom Jump.

Los desarrollos amateur es algo más complejo (los hay a miles y es más complicado encontrar a sus autores o valorar su impacto), pero desde luego hay obras como el famoso mod Bid for Power, que dejaron huella en la comunidad. ¡Veremos!

16. ¿A qué tipo de lector recomiendas el libro?

A todo aquél que disfrute con Dragon Ball y quiera saber más de su paso por el mundo del videojuego. Muchas veces nos quedamos solo con los “cabeza de cartel” y la verdad es que las adaptaciones de la serie tienen una gran variedad y riqueza de estilos que, con los años, han sido los responsables de que los juegos sean hoy como son.