Inicio > Destacado > E3 2015: Star Wars Battlefront

E3 2015: Star Wars Battlefront

En un E3 muy, muy cercano… un hombre sobre un escenario presentaba el primer gameplay de Star Wars Battlefront ante miles de personas que seguían la conferencia de EA de forma presencial o desde sus casas. Diez años habían pasado ya desde que salió Star Wars Battlefront II en la sexta generación de consolas, y algunos menos desde la cancelación de la esperada tercera parte. Pero un grupo de desarrolladores se unieron para hacer lo que ya nadie creía posible. DICE, liderados por la compaña Electronic Arts, se pusieron manos a la obra para, coincidiendo con el estreno de Star Wars episodio VII El despertar de la fuerza, lanzar un shooter bélico a la altura de los clásicos. Después de conocer algunos datos sobre el juego parecía que el poder oscuro de los DLC se iba a apoderar de este lanzamiento, hasta que todos sentimos la fuerza correr por nuestras venas cuando vimos ese primer gameplay. Como inducidos por los poderes de un jedi, todos queríamos ya el juego…

Hecha ya la tontería, vamos a comentar lo que vimos en el gameplay, que comienza en el conocido hangar de la famosa base que los rebeldes tenían en Hoth en el episodio V. El imperio ataca con sus AT-AT y AT-ST y el jugador, controlando a un rebelde desde una perspectiva en primera persona, tiene que adentrarse en la batalla con su fusil con mira telescópica. Cazas TIE surcan los cielos (controlados por otros jugadores, ya sabéis) mientras los cruceros imperiales se mantienen estáticos sobre los cielos de Hoth.

Combates desde distintos puntos de vista

La perspectiva cambia para que veamos cómo es luchar desde el punto de vista de un soldado imperial, desplazándose junto a un inmenso AT-AT que avanza disparando al frente sin parar. Tras desactivar un satélite rebelde nos vuelven a mostrar el punto de vista de un jugador rebelde, pero este con perspectiva en tercera persona, demostrándonos que los chicos de Battlefield (a pesar de lo que se está diciendo) han sabido adaptarse a la saga Battlefront sin ceñirse solo a desarrollar un FPS al uso con skins de Star Wars.

La perspectiva en tercera persona muestra fluidez, tanta como en los Battlefront clásicos, que fueron hechos para jugar en tercera persona (aunque también se podía seleccionar la primera). Y, aunque podamos equivocarnos, da la impresión de que DICE lo ha bordado por mantener el equilibrio entre las dos perspectivas, y nos ha gustado el detalle de que el soldado de marras descanse el brazo cuando lleva un tiempo corriendo sin disparar, dejando que el cañón de la pistola apunte al cielo.

Siguiendo con lo que ocurre en el gameplay, tras disparar de forma ridícula a un AT-ST, nuestro soldado utiliza un jet-pack que parecerá habitual en cada partida, tan habitual como está siendo su uso en los shooters futuristas actuales (véase Destiny o Call of Duty Advance Warfare). Oye, y al final el tío destruye el AT-ST, pero a base de muchos disparos y un misilazo. Destruida la máquina bípeda el jugador activa de nuevo el satélite defendiendo su base.

Y la acción vuelve a cambiar a un imperial que, esta vez, es el jugador que controla el AT-AT. Parece que montados en él contaremos con varias perspectivas, viéndole solo la cabeza o manteniendo la primera persona mientras disparamos y acabamos con facilidad con los rebeldes enemigos. Pero los rebeldes no se van a estar quietecitos. Los pilotos entran en acción con sus naves T-47, más conocidas como Snowspeeders. La perspectiva en la nave es desde la cabina de piloto, cambiando a tercera cuando toca lanzar el arpón magnético para enredar las patas del AT-AT. Con un vídeo no podemos percibirlo, pero, por lo que dicen los que sí lo han probado parece que el pilotaje será tan complejo como el cazas y helicópteros en Battlefield.

El AT-AT cae y pasamos otra vez a la perspectiva imperial, a la del piloto de un caza TIE, aunque este jugador parece preferir la tercera persona. Desde las naves observamos que, además de disparar podemos lanzar misiles y activar un escudo. La primera perspectiva del caza es una gozada que nos hace sentir como si fuéramos Darth Vader en la Estrella de la Muerte (o como si estuviéramos jugando a Rogue Squadron).

Los rodianos y los jedis también combaten

El personaje del siguiente jugador es… un ¡rodiano! ¿Os acordáis de Greedo? ese que buscaba a Han Solo en Tatooine en la cantina de Mos Esley y acabó frito por su blaster. Pues eso es un rodiano. ¡Se acabaron los soldados humanos clónicos! Eso sí, por lo comentado por los asistentes a la feria no parece que la edición de personajes sea muy completa por el momento. Ya veremos en noviembre.

La batalla se calienta, nuestro rodiano anda cerca de otro AT-AT mientras le llueven disparos de todos lados. La cosa parece estar fastidiada para él cuando un compañero activa un escudo de energía portátil que les salva de un ataque aéreo. ¡Uf! Por los pelos. Ahora parece que están a salv… ¡oh, no! Un compañero empieza a ser estrangulado por la fuerza, y entonces… entonces se oye. Su respiración asmática a través de la máscara. El jugador rodiano se gira y le ve, con su capa negra, su máscara, su casco y… su sable láser rojo. ¡Pero no os preocupéis! Aparece en escena Luke Skywalker, al que vemos siendo controlado por otro jugador en tercera persona (no creemos que a los jedi podamos manejarlos en primera).

Por poner una pega, Luke lleva la ropa del episodio VI y el sable láser verde que todavía no tenía en el V, pero tengamos en cuenta que es un juego sin modo historia en el que las batallas online pueden ofrecer cosas imposibles en las películas. Aún así hubiese estado bien el detalle en el gameplay de ver a un Luke adaptado a la batalla de Hoth, con el traje de piloto y el sable láser azul.

Pero ¿qué importa si vamos a ver por fin a los jedis en acción? Luke utiliza la fuerza para empujar a varios soldados imperiales desde la distancia tras matar de forma impecable a dos enemigos con su sable láser y a otro devolviéndole sus disparos. Después mira a Vader, comienza a avanzar hacia él corriendo y entonces…chocan sus sables láser justo antes de que el gameplay termine. Utilizando el sable con tan solo dos soldados no podemos determinar si los combates con el sable láser serán fluidos, pero si os podemos decir que parecen más realistas y no tan locos como los de Battlefront II, pero no tan fluidos como los de Star Wars Jedi Knight Jedi Academy (el juego con los mejores combates de sable láser para un servidor).

Luchando en Tatooine

Otro gameplay fue presentado ajeno a la conferencia de EA en el que veíamos, esta vez desde la perspectiva tan solo de jugadores rebeldes, una partida en las montañas de Tatooine jugando en el modo supervivencia, en el que cooperar de forma organizada parece imprescindible, mientras combaten contra soldados rasos, francotiradores y AT-ST, pidiendo refuerzos a los pilotos de las flamantes X-Wing que llegan para ofrecer apoyo terminando la misión con la victoria rebelde. Momento en el que vemos en pantalla varias escenas, una del cooperativo a pantalla dividida en Endor (se agradece que se hayan acordado de incluirlo a pesar de que hoy día no es habitual), otra desde la cabina de una X-Wing en Tatooine, y otra con Luke y Vader (que no Vander) a punto de comenzar un combate chocando sus sables láser de la misma forma que lo hacen en el gameplay de Hoth.

Desde luego el juego tiene una pinta maravillosa, con batallas impresionantes y una calidad gráfica apabullante. Nos preocupa un poco eso de tres mapas por planetas (con tan solo 4 planetas). ¿Da Endor para tres mapas? Tatooine sí, vale, y puede que Sullust también. Pero, ¿Hoth?. De momento el mapa que hemos visto de Hoth es el único posible, el que vemos en la peli y el de los Battlefront anteriores. No hay más: nieve, nieve y más nieve, además de la base rebelde. Tampoco nos gusta que no incluya la trilogía nueva (por mucho que a algunos no os guste cinematográficamente hablando, sería de agradecer tenerlo en el juego) o la falta de batallas en el espacio. ¡Esperad! Siento una perturbación en la fuerza… ¡por todos los midiclorianos, son los temidos DLCs!

Comentar

Tu correo electrónico no se publicará

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*