Inicio > Reportajes > Tu guardia comienza hoy en Overwatch

Tu guardia comienza hoy en Overwatch

Seguro que todos probasteis la beta de Overwatch que se puso a disposición del público hace unas semanas. Y si no lo hiciste… ¡mal hecho! Nosotros habíamos jugado un poco antes en un evento de prensa (Blizzard es un amor) y luego nos enganchamos a la beta abierta en PlayStation 4. Si varios días dormimos menos de la cuenta y al día siguiente tuvimos que confiar en el corrector ortográfico para no escribir tonterías, la culpa la tuvo Blizzard y lo adictivo que resultaba su juego. ¿Pero cómo se les ocurre permitirnos jugar con taaantos personajes en una beta? ¿Están locos? Era imposible jugar una sola partida, porque te dabas cuenta de que cada héroe variaba tanto la jugabilidad que al final te picabas y seguías probando y probando partida tras partida. Al menos, como seguro que recordáis, podíamos cambiar de personaje durante una batalla (precioso detalle para que no perdamos tiempo cuando elegimos a alguien que no se nos termina de dar bien).

Overwatch, hoy a la venta

Con Overwatch ya disponible nosotros estamos con el boom encima de nosotros y las ganas de seguir jugando. Pensábamos que se nos pasaría “el mono” cuando transcurrieran varios días desde el final de la beta, pero lo que nos ha pasado es que tenemos más ganas de jugar. Por otro lado, Overwatch tiene su propio “mono” (el bueno de Winston), así que es normal que no nos podamos quitar de encima el juego. Y después de este chiste malo, tan malo que no es ni chiste, queríamos compartir con vosotros unas últimas palabras/impresiones que sirvan como testimonio de lo que esperamos de Overwatch con la experiencia de partida que tenemos.

Digamos que Overwatch concentra su atractivo en 5 factores que nosotros consideramos fundamentales: historia y entorno (esto cuenta por uno), variedad de héroes, cooperación entre jugadores, el sistema de progresión y el carisma visual de todo lo que nos rodea. Eso, que así en una línea puede parecer poca cosa, es lo que hará que salgas corriendo a la tienda a por el juego y que minutos después ya estés batiéndote a lo bestia con tus amigos y enemigos en partidas multijugador que pueden rozar lo épico (hasta si eres un jugador muy malo tendrás momentos en los que pensarás “¡narices, sí que he mejorado!”).

Historia y entorno

Que un shooter tenga que tener historia es una cosa y otra bien distinta es que se de forma a un entorno, un mundo propio en el cual hay pasado, presente y futuro en juego. Blizzard no tiene problema con sus guionistas y creativos en cuanto a capacidad para crear y es algo que nos demuestra con Overwatch. El juego nos cuenta la historia de un mundo futuro (no tan futuro como podríais imaginar al ver a un mono disparando), en el cual una guerra a escala global ha dejado el planeta en un estado bastante diferente al que se podría imaginar. El conflicto fue contra robots, inteligencia artificial más inteligente de lo que debía ser y una fuerza conocida como Overwatch. Esta se fundó como forma de proteger a la humanidad, pero se vio salpicada por distintos conflictos. Siguiendo los pasos habituales en este tipo de situaciones, la unidad Overwatch fue atacada, se le tiró mucha basura encima y al final acabó disuelta. Ahora sus miembros están a lo suyo por el mundo y no parece un mal momento para que quienes conspiraban en las sombras muevan sus hilos de nuevo.

Y a este resumen nosotros os decimos… ¿dónde hay que poner la pasta para que se haga una película de animación basada en esto? Ahora que Blizzard llega al cine con World of Warcraft, no estaría de más que exploraran esa opción… seguro que más de uno de vosotros lo está pensando. Por lo pronto se han lanzado varios cortos que suplen las peticiones de los usuarios. Algo es algo.

Variedad de héroes

Con la beta se nos quedaron los ojos como platos. Pensábamos que solo íbamos a tener a Tracer como personaje jugable y a alguno de esos personajes que no seleccionas ni obligado, porque visualmente no te atraen. Pero Blizzard, en una de sus habituales demostraciones de fuerza (póngase aquí referencia a Cocodrilo Dundee y la escena del machete), ofreció todo el plantel jugable de manera libre. Y así es como el público ha podido comprobar que hay tanta variedad de personajes en Overwatch que es difícil/imposible elegir uno para comenzar. Una buena idea es ir en orden, de lado a lado para ir viendo quién os gusta más. Si tenéis en mente algo como “ese personaje es el que está hecho para mi”, más vale que no lo penséis con mucha convicción, porque cuando los probéis todos seguro que habéis acabado con un héroe distinto al que habíais echado el ojo inicialmente.

Eso es parte de lo bonito que tiene Overwatch, que cuenta con una variedad enorme. Podríamos decir que cada personaje es como si representase un juego dentro de otro juego. Las habilidades y técnicas de combate cambian tanto que resulta crucial conocerlos a todos y saber desenvolvernos con ellos para que no nos encontremos un día vendidos ante el enemigo. Realmente no hay mucha comparación a otros shooters, dado que este es un cambio de aires significativo y que aporta gran flexibilidad al desarrollo de la partida. Os recomendamos que probéis a todos y que luego vayáis reduciendo la lista con aquellos héroes que os gusten más u os gusten menos. Y cuando decimos “gustar” es que encajéis con su sistema de combate, porque por diseño seguro que os atraen personajes que luego no sepáis utilizar.

Cooperación entre jugadores

Cansados de los shooters por equipos donde cada jugador hace lo que le sale de las mismísimas narices, Overwatch es un soplo de aire fresco. El propio juego nos informa al comenzar de las condiciones del combate en cuanto al equilibrio de los equipos. ¿No tenemos personajes de defensa? Es posible que nos tengamos que replantear a quién elegir,porque los equipos desproporcionados suelen acabar muertos. Es muy importante que hagamos sinergia entre los distintos miembros de un equipo y que sepamos ayudarnos entre nosotros. No hay que escatimar en medios para que nuestras posibilidades de obtener la victoria sean más elevadas. Por eso hay que combinar los recursos y talentos de cada una de las cuatro clases de personaje. Podemos ser un personaje de ataque, uno de defensa, uno que se ocupe de tanquear a los oponentes o uno de soporte. Cada uno de los héroes tiene su propio papel y hay que saber representarlo en condiciones. No podemos ser un healer que intenta atacar a sus rivales, sino que habrá que curar a nuestros aliados. Y un francotirador deberá disparar desde la distancia y no cuerpo a cuerpo, por poner dos ejemplos muy identificables.

Sistema de progresión

El tiempo que pudimos disfrutar de la beta fue adictivo por, entre otros motivos, la progresión. No solo es que ganemos experiencia y puntos a medida que participamos en batallas, o que tengamos el sistema que recompensa a los mejores jugadores con una sesión de “joer, qué bueno soy”, sino que además disponemos de otras ventajas. El sistema para dar “me gusta” a las actuaciones de los jugadores es muy cool, tanto que nos podemos ilusionar de manera desmedida si comenzamos a ver que recibimos votos de los demás usuarios. Al fin y al cabo es algo que se otorga de manera real y no en base a las decisiones de la computadora. Eso hará que nos enganchemos más y más por si el desbloquear contenido e ir mejorando en el gameplay no sea suficiente incentivo. Por otro lado, el juego nos permite almacenar nuestras mejores jugadas y lo hace de manera integrada, no siendo necesario recurrir a la función Share de la consola de manera obligatoria. Esta es una ventaja añadida para que luego podamos compartir estos vídeos online.

Carisma visual

Y acabamos con esto que nosotros hemos denominado “carisma visual”. O dicho de otra manera: que hasta los personajes más malvados o los que tienen un aspecto más oscuro, nos parecen interesantes. Es como si los personajes de una película de Disney se hubieran convertido en superhéroes de un shooter mortal donde los combates tienen prácticamente de todo. Solo hay que ver la polémica que se formó con el diseño de Tracer, algo que en cualquier otro caso habría pasado desapercibido para el mundo (y por no hablar de ciertos vídeos que ya van circulando por la red de dudosa legalidad…).

Esto es Overwatch. ¿Buscas un shooter distinto y que tenga el sello de Blizzard? No son dos factores fáciles de conseguir, porque sabéis que la empresa de World of Warcraft no le pone su nota de calidad a todo. El lanzamiento, como decíamos, se ha llevado a cabo hoy en PC, PlayStation 4 y Xbox One. ¿Listo para tu guardia?

Comentar

Tu correo electrónico no se publicará

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*