Inicio > 3DS > Análisis > Ninja Usagimaru The Mysterious Karakuri Castle

Ninja Usagimaru The Mysterious Karakuri Castle

Después de Ninja Usagimaru The Gem of Blessings, Aksys Games ha decidido que nuestro pobre héroe no había tenido suficientes quebraderos de cabeza, así que vuelven a la carga con Ninja Usagimaru The Mysterious Karakuri Castle para Nintendo 3DS. Se trata de un juego de puzles con espíritu plataformero que, por solo 5,99 euros, llega a nuestras consolas para proporcionarnos muchas horas de diversión y sana desesperación en un título que encantará a los amantes del género.

Historia y desarrollo

El juego hace gala de un trasfondo sencillo, al igual que su predecesor, sin embargo, en contraposición a este, esta nueva entrega sí tiene una historia propiamente dicha, aunque únicamente sirva como excusa para dar mayor variedad a los escenarios y enemigos.

ninja-usagimaru-the-mysterious-karakuri-castle-001ninja-usagimaru-the-mysterious-karakuri-castle-002

La trama comienza con el ninja Usagimaru, en lo que suponía era un retorno heroico a su hogar. Pero cuál es su sorpresa cuando al llegar al pueblo se encuentra con Toyoukebime, el pequeño dios conejo, que le informa de la desaparición de todos los habitantes y le encomienda la misión de encontrarlos y devolver la paz al lugar. Este sera el objetivo inicial del juego: ir rescatando a lo largo de diversas pantallas, más de 60, a nuestros vecinos. Por supuesto, nuestra misión no será fácil, y es que estos secuestrados se encontrarán vigilados por todo tipo de seres pertenecientes a la mitología japonesa, como kappas, ogros, y diversos Yo-kai.

La historia avanzará cada vez que completemos diez puzles, momento en que la gente a la que hemos salvado aprovechará para irnos informando de lo ocurrido en el pueblo y proporcionarnos diversos objetos. De forma simultánea a la historia, los escenarios y puzles irán avanzando, y es que aunque la mecánica se mantenga en su base, la ambientación, los enemigos y los objetivos cambiarán, de forma que pese a ser un título de puzles, conseguirá engancharnos por algo más que la jugabilidad pura y dura.

Puzles y plataformas  en un entorno ninja

Ninja Usagimaru The Mysterious Karakuri Castle hace gala de un sistema de control similar a su predecesor, véase, es un juego de puzles escondido tras los controles de un plataformas. Pero esto no debe confundir a nadie, la mecánica no trata de saltar y recoger objetos dorados, las pantallas resultan en general difíciles, largas, y como sabrán agradecer aquellos que a los que guste el género, un poco desesperantes. Por supuesto no estaremos solos a lo largo de nuestro periplo, el pequeño Dios que nos acompaña se encargará de darnos consejos que nos vendrán muy bien cuando comencemos la aventura, aunque esto solo ayudará a mitigar la desesperación.

Para enfrentarnos a nuestros enemigos y cumplir nuestra misión tendremos en nuestro poder tres objetos iniciales: kunai, gancho y una cometa, cada uno de los cuales tendrá su propio cometido. El kunai nos ayudará a romper objetos frágiles del escenario. El gancho se encargará de mover bloques deteriorados, distintos de los que se pueden romper, y por último la cometa nos ayudará a levitar en corrientes verticales de aire para así llegar a lugares más altos. Estos no serán todas las herramientas de las que dispondremos, también contaremos con nuestra fuerza para mover y levantar objetos, así como un molinillo nos permitirá poner un punto de control siempre y cando queramos, borrando el anterior naturalmente. Por supuesto, al igual que en su predecesor, según avance la historia iremos consiguiendo otras herramientas, pero más que ayudar lo único que conseguirán sera complicar aún más las pantallas.

ninja-usagimaru-the-mysterious-karakuri-castle-003ninja-usagimaru-the-mysterious-karakuri-castle-004El juego consta de más de sesenta pantallas, divididas en diez pequeños escenarios sin contar el tutorial, dentro de los cuales la ambientación sera similar y la dificultad irá, en principio, en sentido creciente. ¿Por qué decimos “en principio”? Porque no nos olvidemos del género representado: son puzles y tanto la suerte como el ingenio nos ayudarán a resolverlos, pero no siempre a partes iguales. Puedes estar una hora con una fase del tercer escenario y completar la última en cinco minutos. En este punto hemos de dar las gracias a los programadores, pues el control resulta natural, sencillo y fácil de dominar, como debe ser. De la misma forma el juego está diseñado para que tengamos la sensación de que progresamos simultáneamente con Usagimaru, lo cual es por supuesto un tanto que se anotan los desarrolladores.

Sencillez para los oídos y la vista

Tanto a nivel gráfico como sonoro el juego hereda todo lo posible lo visto en el primer juego de Usagimaru. Los escenarios constan de un diseño sencillo pero muy trabajado, destacando especialmente el diseño de personajes y enemigos. Los primeros mostrarán siempre un aspecto chibi, con orejas de animales como conejos y cabras, y resultan bastante graciosos. Pero quienes más se ganan nuestra simpatía son los enemigos. Por un lado tendremos mononokes, más sosos, que se nos mostrarán en forma de sombras, y los Yo-kai. Estos últimos serán los que mayor variedad muestren, resultando viejos conocidos del folclore japones, engrosando sus listas algunos como linternas de papel lanzadoras de fuego, leones-dragón, ogros y paraguas poseídos. Un elenco espectacular que se encargará de llenar las pantallas.

Destacar por otro lado, dentro del nivel gráfico, el diseño del fondo de los escenarios y sobre todo el de los menús. Todos estos muestran un dibujo que imita en mayor o menor medida el trazo de un pincel. Simplemente geniales.

El apartado sonoro es sin embargo uno de los puntos más flojos del juego, y es que aunque los efectos de sonido sean correctos y estén bien realizados hay pocas canciones en la banda sonora para acompañarlos. Estas variarán por zonas, pero se mantendrán en cada una de las pantallas, lo cual no las desmerece, aunque al cabo de un rato pueden resultar un poco repetitivas. Por supuesto, al igual que el apartado anterior, se encontrarán en fuerte estilo clásico japonés, lo que ayudará a dar ambiente siempre y cuando el estilo nos guste.

ninja-usagimaru-the-mysterious-karakuri-castle-006Y así es la segunda aventura de Usninja-usagimaru-the-mysterious-karakuri-castle-005agimaru

Ninja Usagimaru The Mysterious Karakuri Castle es un buen juego de puzles para el catalogo de Nintendo 3DS que aún heredando muchas cosas de la primera parte consigue innovar en distintos aspectos. Para todos aquellos que quieran probarlo recordar que el episodio anterior tiene una demo en la eShop, y aunque no es igual, os ayudará a haceros a la idea de lo que ofrece este nuevo título. En general, este nuevo lanzamiento de Arc System Works y Aksys Games no decepcionará a lo largo de sus veinticinco horas de duración, ni tampoco a los que jugaron al anterior juego o a los novatos.

Resumen
En Ninja Usagimaru The Mysterious Karakuri Castle nos encontramos con una buena combinación de puzles y plataforrmas con un claro ritmo muy adictivo.
Lo mejor
  • La ambientación y el diseño de personajes
  • La dificultad está muy bien ajustada
  • Los controles
Lo peor
  • La historia es anecdótica
  • La poca variedad de la banda sonora
  • No hay efecto 3D ni control táctil
8.0
Jugabilidad - 9
Gráficos - 8.5
Sonido - 6.5