Inicio > 3DS > Análisis > The Legend of Legacy

The Legend of Legacy

The Legend of Legacy es un juego de rol de FuRyu para Nintendo 3DS que, de las manos de mentes tan conocidas como las que nos trajeron Chrono Trigger, nos llevará de la mano por un nuevo mundo plagado de monstruos, y de tesoros.

La historia comienza con la aparición de la isla de Avalon, que nada tiene que ver con el Rey Arturo, y que se encuentra plagada de monstruos, tesoros y una leyenda: el Star Graal, un cáliz que otorga la vida eterna a quien beba de él. Y … poco más, y es que la historia es un simple marco para el desarrollo del juego, siendo este un dungeoner clásico (el mazmorreo de la antigua escuela), que hará las delicias de los jugadores que busquen ante todo la sensación de auto-superación y de victoria, pues al igual que los clásicos este tendrá una larga duración, más de cuarenta horas, y una gran dificultad.

El juego empieza con la elección de personaje, disponiendo de siete personajes con sus respectivos oficios e historias. No debemos comernos mucho la cabeza, puesto que según termine la escena inicial se nos unirán dos compañeros más al equipo seleccionados de los siete iniciales. Estos se encargarán de compensar nuestros puntos fuertes y débiles, así como de ayudarnos en nuestro periplo.

Distintos tipos de localización

A lo largo del juego la acción se verá distribuida en dos ambientes bien diferenciados: la ciudad de Initium, y los distintos lugares que exploraremos. La ciudad hará las veces de base de operaciones, en ella podremos desplazarnos entre distintos lugares. Tenemos la posada (para curarnos y guardar partida con dos slots disponibles), la taberna (para reclutar compañeros), la tienda (para comprar y vender objetos, incluidos los mapas), el puerto (desde donde mandar barcos a otros jugadores por StreetPass y así recibir objetos) y el palacio del rey de los exploradores (para recoger misiones e información).

Mazmorreo puro y duro

Y aquí es donde se encuentra el alma del juego, en las diferentes zonas que tendremos para recorrer palmo por palmo hasta no dejar nada. A estas accederemos a través del mapa de la isla seleccionándolas de las distintas áreas disponibles. Al principio solo será una, mientras que según avance el juego iremos desbloqueando más lugares, ya sea porque la historia avance o más comúnmente porque las compremos en forma de mapa en las tiendas.

Las zonas serán diferentes unas de otras, encontrando distintos monstruos y tesoros según donde estemos. Entre los objetos que encontraremos destacan los fragmentos elementales que, una vez equipados en el personaje que queramos, le dotarán de distintas habilidades correspondientes al elemento en cuestión. Una vez explorados los mapas, que podremos ir viendo en todo momento en la pantalla táctil de la consola, podremos volver a Initium y venderlos, para así sacar unas buenas monedas. Por ello es recomendable que nos cercioremos de que no hemos dejado un solo rincón sin completar, y es que nos pagarán más si el mapa está con todas sus zonas al 100%.

Combates

El gran punto fuerte del juego son los combates, y sus consecuencias, pues el título que tenemos entre manos esta enfocado clarísimamente a estos. Al comienzo de cada enfrentamiento decidiremos la formación de nuestros personajes y el papel que tendrán a lo largo del mismo. De esta manera cada uno desarrollará un rol distinto según cómo se encuentre posicionado. Esto parece a priori algo simple, ya que hay muchísimos RPGs por turnos en los que esto sucede, pero en este caso será muy importante al no haber un sistema de niveles al uso, sino que iremos mejorando nuestros atributos y habilidades según el papel que vaya tomando el personaje a lo largo de la aventura.

De esta manera, por ejemplo, un personaje que tiene una características iniciales que le dotan de una gran facilidad para el combate cuerpo a cuerpo puede convertirse en ”mago’, si lo utilizamos como tal. Esta característica es un arma de doble filo, dado que a los más curtidos en el género les atraerá bastante esta capacidad de personalización, mientras que para los noveles les resultará más complicado, y será muy fácil que, como se dice vulgarmente, la líen parda.

En cuanto a los combates en sí, estos se desarrollarán por turnos al inicio de los cuales podremos modificar la formación, y después elegir de forma simultánea los comandos para todos los personajes. La batalla transcurrirá en ”tiempo real”, mezclándose nuestras acciones con las de nuestros enemigos. Cabe destacar también la presencia de magia en este apartado. Esta se encontrará dividida en cuatro elementos: agua, viento, fuego y sombra, y tanto nosotros como nuestros contrincantes podremos aprovecharnos de ella.

Todos nuestros personajes podrán equiparse con los fragmentos que nos darán las habilidades mágicas, sin embargo, si el elemento no se encuentra de nuestra parte, los ataques fallarán siempre. ¿Cómo solucionar esto? Existen unos fragmentos distintos de los demás que nos permitirán firmar un trato con el elemento correspondiente, consiguiéndonos así la afinidad con el hasta el final del combate a menos que nuestro rival haga lo mismo. Para facilitar las cosas podremos encontrar a lo largo de las mazmorras diversos monolitos o torres que una vez activadas nos darán el favor de un elemento concreto en una zona cercana.

Al finalizar nuestro encuentro recibiremos puntos de experiencia y subiremos el nivel de las habilidades que hayamos utilizado, amén de los atributos normales según el uso que les diéramos. Una vez terminado esto veremos cómo nuestra vida se recupera por completo. Esto solo sera así si sobrevivimos al combate, pues si un personaje cae, será revivido y su vida recuperada, pero habrá disminuido el máximo número de puntos de salud de los que dispondrá, aumentando así la dificultad de los combates. Naturalmente este efecto desaparecerá si descansamos en la posada, recuperando nuestros HP máximos reales.

Gráficos y banda sonora

El juego hace gala de unos bien desarrollados gráficos cellshading que se utilizarán para todo, tanto en la exploración como en los combates. Los escenarios están en general bien desarrollados, con un estilo que recuerda una barbaridad al visto en otros títulos como Bravely Default y su secuela, lo que le quita parte de originalidad. El diseño de Initium resulta interesante siempre y cuando no nos fijemos mucho, y es que da la sensación de que algunos edificios podrían haberse trabajado bastante más. Sin embargo, las mazmorras o zonas que exploraremos se encontrarán muy bien realizadas, con muchos elementos en pantalla diseñados con mimo. Estos van apareciendo a lo largo del mapa como surgiendo del suelo, dando la sensación de ser un libro desplegable, o de que el escenario vaya surgiendo a nuestro alrededor.

Por otro lado, la banda sonora se encuentra realizada por Masashi Hamauzu, quien ya se encargó de otros títulos como Final Fantasy XIII o SaGa Frontier 2. Esta es correcta, con algunos temas llamativos, y se encarga de acompañar al juego correctamente ayudando con la ambientación, pero no mucho más.

Concluyendo la aventura

Una vez hayamos terminado el juego, una auténtica odisea que nos llevará al menos cuarenta horas, podremos disfrutar del final correspondiente al personaje que elegimos al inicio de la aventura. Luego nos quedarán seis personajes restantes con sus respectivas historias. Para ayudarnos en esta nueva epopeya dispondremos de la opción New Game +, que nos permitirá conservar nuestro dinero y comprar objetos especiales en la tienda. Sin embargo, al margen de esto no conservaremos nada, ni objetos, ni habilidades, ni por desgracia los mapas que tanto esfuerzo nos ha costado completar.

En definitiva, The Legend of Legacy es un buen juego de rol, que, aunque a primera vista parezca un clon de Bravely Default, nos ha dejado con un buen sabor de boca al ser un dungeon clásico con el enorme pico de dificultad incluido que dará a los amantes del género muchas horas de diversión. Si tuviésemos que buscarle pegas las principales serían la historia, que aunque es un elemento secundario podría haberse desarrollado más, y el lenguaje, y es que como nos tiene acostumbrados Atlus, el título llega íntegro en inglés (muy sencillo, eso sí).

Resumen
The Legend of Legacy es un RPG de mazmorras que tiene decenas de horas de diversión y una notable progresión que encantará a los fans del género.
Lo mejor
  • El sistema de niveles y habilidades
  • La exploración
  • El apartado gráfico
Lo peor
  • La ciudad de Initium resulta pobre y vacía
  • La curva de dificultad si no estamos acostumbrados a este tipo de juegos
  • La ausencia de historia
8.2
Jugabilidad - 9.5
Gráficos - 8
Sonido - 7