Inicio > Análisis > 3D Classics: Excitebike

3D Classics: Excitebike

El clásico juego de motos Excitebike, que vivió un gran éxito en la época de NES, se recupera en Nintendo 3DS con una edición adaptada a la nueva consola, pero manteniendo el estilo clásico.

3D Classics: Excitebike Portada

Título: 3D Classics: Excitebike
Nota: 74
Plataforma: 3DS
Artículos
Género: Conducción
Imágenes
Lanzamiento: 07/06/11 | 07/06/11 | 07/06/11
Vídeos
Desarrollador: Nintendo
Trucos
Editor/Distribuidor: Nintendo/Nintendo
Saves
CÓMPRALO:

El debut de la tienda eShop de Nintendo 3DS se ha materializado con un regalo para todos los usuarios: la posibilidad de descargar, durante tiempo limitado, el juego 3D Classics: Excitebike de manera gratuita. Que Nintendo haya elegido este título para el estreno de la tienda es bastante comprensible y tiene mucho sentido. La versión original, Excitebike, fue título de lanzamiento en la consola NES y tuvo gran acogida entre jugadores de todo el mundo. Con el tiempo ha aparecido una secuela y varios títulos inspirados en él, pero los usuarios que en la época disfrutaron de la versión original no la han olvidado. Ahora esta se ve recuperada con una nueva versión, muy respetuosa con la clásica, que incorpora visualización en tres dimensiones.

JUGABILIDAD

3D Classics: Excitebike, como la versión de NES, es un juego de conducción que dentro de su sencillez consigue crear adicción de manera instantánea. Controlamos a un motorista en un circuito desarrollado siempre hacia adelante, en el cual se va encontrando multitud de obstáculos. Podemos manejar la moto con la cruceta o el stick analógico, depende de cómo nos guste más, para mover el vehículo arriba y abajo en el circuito bajo distintos carriles. Para acelerar pulsamos el botón A, mientras que el B sirve cuando queramos usar el turbo, que se sobrecalentará si lo mantenemos demasiado tiempo pulsado. Además, hay que saber que echando la moto hacia atrás, esta levantará el morro y ayudará a que el impulso cuando saltemos por plataformas sea mayor. Igualmente, al aterrizar será importante mantener la estabilidad para no tener un accidente, lo que haría que perdiéramos tiempo.

El juego se divide en dos modos de competición: la selección A y la selección B. Ambos están formados por cinco circuitos donde vamos a tener que llegar a la meta lo antes posible para entrar en el tiempo límite prefijado por la computadora. La principal diferencia entre las dos modalidades es que en la B correremos en compañía de otros pilotos, lo que supondrá un elemento de riesgo adicional, dado que se convertirán en otro obstáculo al que hacer frente. Por otro lado, en todos los circuitos, ya sean de la selección A como de la B, nos encontramos con montones de obstáculos, como barreras y plataformas, colocados con el objetivo de hacernos maniobrar con habilidad y de permitir que la moto salte por los aires para ganar impulso. 3D Classics: Excitebike no es precisamente un juego sencillo, requiriendo varias partidas para tomar la medida de los controles y así entender cuándo se debe hacer una u otra cosa.

Como última opción jugable, y algo que también estaba presente en la versión original de NES, nos encontramos el editor. Se trata de un editor de circuitos, algo que parece muy de moda en la actualidad, habiéndose visto en títulos recientes como ModNation Racers o TrackMania, pero que en 1984 ya se estaba viendo en ExciteBike. Este editor permite almacenar en la versión de Nintendo 3DS hasta un total de 32 circuitos a los que daremos nombre para rejugarlos cuando queramos. Las posibilidades son múltiples en cuanto a edición, dado que podemos colocar todos los obstáculos y elementos que imaginemos en el circuito. Es una manera excelente de aumentar la rejugabilidad del título y de crear interactividad con el mismo, sobre todo teniendo en cuenta que la versión de NES no dejaba almacenar los circuitos diseñados (salvo en la versión japonesa, ya que era compatible con el sistema Famicom Data Recorder).

Por último, mencionar que 3D Classics: Excitebike tiene una opción de guardado rápido, para que continuemos una partida desde el punto en el que lo hemos dejado con total libertad y comodidad.

GRÁFICOS

La colección de juegos 3D Classics tiene como finalidad adaptar de manera fiel los clásicos de consolas del pasado. Esto quiere decir que nos vamos a encontrar con juegos que gráficamente son idénticos a los de consolas como NES o Super Nintendo, pero que se han visto potenciados con la implementación del efecto 3D. Así, 3D Classics: Excitebike nos ofrece una representación clara y fiel del juego en su versión original de NES, con la posibilidad de verlo en tres dimensiones. En este caso el efecto 3D se implementa de forma distinta a la habitual en los juegos actuales. Se crean capas de imagen y se extiende la imagen hacia el fondo, no deformándola realmente, pero dándole otra perspectiva. El resultado en cuanto a esta alteración del plano visual es de una diferencia imperceptible salvo que cambiemos entre 3D y 2D, momento en el cual sí veremos como la vista se acerca y se recoloca en dos dimensiones. El efecto 3D no es demasiado sorprendente, pero da profundidad y ayuda mucho al juego. Además, tiene un menú de opciones donde podemos cambiar la intensidad para ajustarla de una manera completa.

MÚSICA & SONIDO

Con el apartado sonoro tampoco se han llevado cambios, y los efectos, aunque un poco estridentes, como era habitual en la época, siguen sonando de la misma manera. La intensidad de los motores y del uso del turbo se combina con los sonidos que aparecerán cada vez que subamos un obstáculo, y que recuerdan al de los juegos de plataformas más tradicionales.

CONCLUSIÓN

El estreno de los juegos 3D Classics se ha llevado a cabo con un título que nos ha dejado una buena impresión y que dice mucho a favor de Nintendo en cuanto a su intención de recuperar clásicos. En esta ocasión, aunque se mantiene el juego en su versión original tal y como lo conocemos, hay añadidos, como el sistema de salvado y el efecto 3D, dándole valor añadido y haciendo que realmente sea más que recomendable su descarga. Al fin y al cabo, era lo que los usuarios de Nintendo estaban buscando: clásicos adaptados. En el caso de 3D Classics: Excitebike, es una efectiva representación de un clásico que ha significado mucho para el género de la conducción.