Inicio > Análisis > Angry Ramos & Friends

Angry Ramos & Friends

El fútbol planteado desde su punto de vista más gracioso y humorístico se convierte en el eje central de este juego gratuito que tiene más de una sorpresa.

Angry Ramos & Friends Portada

Angry Ramos & Friends
Nota: 66
Plataforma: Android, iPad (analizado) e iPhone
Artículos
Género: Minijuegos
Imágenes
Lanzamiento: 14/05/12 | 14/05/12
Vídeos
Desarrollador: Undercoders
Trucos
Editor/Distribuidor: Undercoders/Undercoders
Saves
CÓMPRALO:
|

Lanzado inicialmente bajo el título de Angry Ramos como guiño a los amantes del fútbol tras el fallo del sonado penalti de Sergio Ramos, el juego no ha dejado de conseguir seguidores. Sus creadores, los chicos de la desarrolladora española Undercoders, han visto cómo el título era muy bien recibido, tanto que han realizado varias actualizaciones de interés. Gracias a su última versión el juego se ha convertido oficialmente en Angry Ramos & Friends, un título que ya tiene varios protagonistas con distintos minijuegos diferenciados.

JUGABILIDAD

Comenzó como un minijuego gracioso, anecdótico y divertido para unas partidas, con detalles curiosos que lo convertían en la descarga más recomendable a la hora de enseñarla a los amigos. Pero Undercoders, partiendo de la fórmula inicial, ha realizado actualizaciones y ha terminado convirtiendo Angry Ramos & Friends en una propuesta mucho más completa y sólida, capaz de darnos entretenimiento durante un buen rato.

Esto se debe a que ahora hay varios minijuegos. El clásico es el de Angry Ramos, donde disparamos el penalti con la mayor fuerza posible pulsando rápidamente el botón de fuerza. Cuando el balón sale disparado lo elevamos pulsando el botón de fuerza, gastándose la energía acumulada cuando recibimos golpes en el esférico. A medida que avanzamos van apareciendo más y más obstáculos para ponernos las cosas difíciles y al mismo tiempo despertar la carcajada en el jugador. Con el minijuego de Angry Robben el punto de vista cambia, así como la jugabilidad. En este caso movemos el esférico con los controles giroscópicos del dispositivo. De nuevo van apareciendo muchos obstáculos por el camino, de lado a lado, en distintas líneas de profundidad y con más o menos mala leche para intentar reducir nuestra energía y que el balón no avance más.

La presencia de Angry Messi se plasma en la forma de un minijuego que recuerda claramente a Pac-Man, y en el cual tenemos que comernos todos los balones que podamos. El laberinto es enorme y está plagado de una gran cantidad de enemigos en consonancia con las dimensiones. Cuando nos encontremos en una situación difícil podremos recoger unos iconos con el dibujo de una copa para convertir a los enemigos en fantasmas y así comérnoslos. El control se realiza mediante joystick virtual, aunque no tiene un nivel de precisión extremo, no va nada mal, siendo suficiente para pasar un buen rato en el laberinto.

Por último Angry Ronaldo se queda ensimismado soñando a lo suyo y entra en un particular sueño en el cual deberá hacer poses mientras esquiva distintas pesadillas que vienen a por él. El sistema de control es cuanto menos curioso, comenzando pausado pero aumentando en dificultad para que tengamos que definir la pose necesaria a la hora de esquivar cada barrera que nos encontremos en el camino. Una de las particularidades complementarias de Angry Ramos & Friends es que dispone de soporte para compartir puntuaciones en Game Center, lo que se trata de un buen añadido adicional.

GRÁFICOS

Angry Ramos & Friends es un juego de aspecto muy cartoon, que no busca realismo, ni mucho menos, sino principalmente representar a los jugadores y distintos futbolistas con un estilo muy cercano al de las parodias más clásicas. El humor está presente de manera constante en los diseños y se acompaña de animaciones mínimas, pero muchos pequeños detalles y curiosidades. Por ejemplo, en el primer minijuego, el de Angry Ramos, nos encontramos mientras el esférico va volando con Son Goku, Superman o Godzilla, entre otros personajes. Después veremos a Maradona, Naranjito, Curro y montones de otros personajes. Las imágenes de los “enemigos”, estáticas y sin animaciones, se van repitiendo en los distintos minijuegos para ahorrar recursos. El cambio de visualización en los minijuegos es de agradecer, y aunque no trata de ser un título que llame la atención gráficamente, sí consigue no resultar pesado.

MÚSICA & SONIDO

Tal y como ocurre con los gráficos, el apartado sonoro no intenta ir más allá de las bases para que el jugador centre su atención en la jugabilidad. Escuchamos el ruido del público, el golpeo de la pelota, y algún que otro sonidillo gracioso que acompaña el desarrollo de la partida, pero sin excesiva profundidad. Cada minijuego, por otro lado, tiene sus propios sonidos, como el de Angry Messi, en el que también hay algunos efectos deudores de Pac-Man.

CONCLUSIÓN

Angry Ramos & Friends es un juego que permite pasar un buen rato de forma simplificada, con un humor que apreciarán sobre todo los seguidores del fútbol, especialmente por las muchas referencias que hay a este mundillo. La disponibilidad de cuatro minijuegos es un buen ingrediente a tener en cuenta, y no hay que olvidar que se trata de una propuesta gratuita, lo que nunca está de más. El juego es la confirmación, una vez más, de que a veces lo más simple puede ser lo más efectivo, sobre todo a la vista de los resultados en descargas que está teniendo esta creación de Undercoders. Y por si esto fuera poco, hay que tener en cuenta que es muy posible que el juego se actualice en el futuro, por lo que la descarga tiene rejugabilidad para largo. Quienes quieran disfrutarlo sin publicidad pueden hacer un pago de 0,79 euros para una mayor comodidad.