Inicio > Análisis > Batman The Telltale Series – Episode 2 Children of Arkham

Batman The Telltale Series – Episode 2 Children of Arkham

Disfrutamos mucho del primer episodio de Batman The Telltale Series, tanto con su argumento, que arrancaba desde cero en el universo de Batman reinventando el origen de algunos elementos, como con su estilo artístico, similar al de algunos cómics del murciélago de los años 70. Ahora Telltale nos ofrece el segundo episodio con Children of Arkham.

El primer episodio terminó en un momento cumbre con una decisión importante que repercute directamente en la imagen de Batman y en el estado de uno de los personajes, al mismo tiempo que se nos hacía una gran revelación. Y es esta revelación el punto central de este episodio, la sombra de la corrupción que cae sobre la familia Wayne y con las que tendrá que lidiar Bruce Wayne, que cada vez duda más sobre en quién puede confiar. Pero Bruce no está solo, y no hablamos solo de su inseparable Alfred, también de Batman, su alter ego. Si bien hay que decir que en este episodio, algo más breve que el primero, llegamos a manejar más a Bruce que a Batman, no necesariamente tenemos menos acción, pues hasta Bruce sin su traje de Batman protagoniza algún combate en un garito de mala muerte, como si fuese un borracho del montón montando gresca, pero con más estilo.

Ración de novedades al estilo Batman

Una de las novedades que nos presenta este nuevo episodio es la posibilidad de decidir si asistir a cierta escena ataviados con el traje de Batman para intimidar a nuestro interlocutor o como Bruce Wayne para razonar y negociar con él. Es una decisión que solo se nos ofrece en un momento del episodio, pero que hemos agradecido por permitirnos meternos más en la piel de nuestro superhéroe, decidiendo si miramos al abismo y cómo lo hacemos, jugando también con la reputación de Wayne y Batman, teniendo que decidir muy bien a cuál de los dos conviene más o menos involucrar en determinados escándalos.

Y no es el único elemento nuevo que encontramos en este segundo episodio. En cierta parte del juego también podemos controlar desde nuestra batcueva, a través de un holograma de la ciudad de Gotham, tres drones que recorren el cielo de la ciudad. Nosotros debemos manejar los tres por la recreación holográfica buscando tres señales de radio para descubrir el origen de éstas, lo que llevará a Wayne a seguir con exactitud su investigación. Ésta es la novedad más simplona e instrascendental.

La última novedad jugable que encontramos es algo que echamos en falta en el primer episodio, que nos proponían de forma más limitada. Os comentamos que en una escena controlábamos a un dron de forma limitada. En este tenemos una escena en la que también debemos relacionar a enemigos con elementos del entorno para que Batman o Catwoman los eliminen como hemos planeado, pero a diferencia de lo que pasaba en el primer episodio, ahora podemos elegir dos formas diferentes de eliminar a cada uno de ellos, sin que los cambios vayan más allá de lo escénico. Es decir, que aunque estemos infiltrándonos, elegir una forma de actuar u otra no hará que nos detecten o seamos más silenciosos. Aun así no has gustado la libertad de elegir de qué forma asaltarles, pudiendo usar elementos diferentes elementos del entorno o haciendo que nuestra compañera Catwoman les ataque.

Y un poco más de lo mismo

El resto del juego se mantiene igual, con momentos de acción en los que pulsamos los botones o las direcciones que nos piden y tomando decisiones en las conversaciones. Aunque nos sigue chirriando que los fallos no afecten aunque sea de forma estética y no en el resultado final, que Batman no consiga encajar el puñetazo que supuestamente fallamos o no sea capaz de esquivar un golpe. Hagamos lo que hagamos todo sigue igual, lo que nos parece un poco ridículo. Y sí, en ciertas escenas fallar significa no llenar el indicador de Batman que nos permite realizar un movimiento definitivo al final, pero no todas las escenas de acción tienen el indicador y aunque lo haya éste no es determinante, pues lo único que pasará es que no remataremos la escena de forma vistosa. Durante todo el capítulo no hemos visto ni una pantalla Game Over.

Para nuestra sorpresa, las partes más interesantes nos parecen las conversaciones, protagonizadas en mayor medida por Bruce que por Batman, que nos van dando pistas de lo que sucedió en el pasado entre la mafia y los Wayne y que nos permiten tomar decisiones que afectarán al futuro de Gotham y la relación de Wayne con personajes como Harvey Dent o Catwoman. ¿Qué nos ha faltado? Que cuando Batman pilota el Batmóvil podamos interactuar de algún modo y alguna escena detectivesca como la del primer episodio. Aunque lo compensan las novedades.

Todos los personajes que vimos en el anterior episodio vuelven en este segundo: Alfred, Harvey Dent, el comisario Gordon, Catwoman (también como Selina), Vicky Vale, Oswald, Falcone y, por supuesto, Bruce/Batman. Pero no se descuidan los nuevos, entre los que encontramos al alcalde Hill, al Pingüino o a un nuevo y misterioso personaje enmascarado. Y sí, se cumple lo que supusimos cuando completamos el primer episodio, que cada episodio tenga un villano principal diferente, y parece que así sucederá por lo menos en los tres primeros episodios (aunque todos los villanos estén relacionados). Por un lado tenemos a Falcone como villano del primero, que también aparece brevemente en este, y por el otro al Pingüino, que es presentado en este segundo episodio (o más o menos, pero tampoco queremos spoilear).

Eso sí, no os esperéis al rechoncho bajito con monóculo y sombrero de copa de siempre, pues, al contrario de lo que pasaba con Falcone, que se mostraba con la imagen que conocíamos de él en los cómics, el Pingüino tiene una imagen totalmente renovada, mostrándose alto y delgado, perdiendo así la coherencia con su mote de Pingüino, a falta de que expliquen por qué le llaman así en este universo. Para que os hagáis una idea, se parece mucho al Pingüino de la serie Gotham, interpretado por Robin Lord Taylor. También vemos por enésima vez la escena del asesinato de los padres de Bruce (aunque es la primera vez que la vemos en el juego), con Wayne en el callejón intentando rememorar con exactitud el momento para encontrar pistas sobre la relación de sus padres con Falcone. ¿Qué pasaría si el asesinato de los padres de Wayne no fuese por un simple robo?

Al final del episodio se nos presenta a un nuevo villano enmascarado y sin nombre que será el antagonista principal del episodio tres. Nosotros nos apostamos a que se trata del Espantapájaros, aunque tampoco su aspecto es el de siempre.

Volvemos a Gotham

Gráficamente sigue manteniendo los mismos problemas con bajadas de frames que incomodan mucho en ciertos momentos, perdiendo su fluidez. A nivel visual tampoco destaca, aunque su estilo artístico brilla por su parecido al de artistas como Greg Capullo. El apartado sonoro nos sigue pareciendo sobresaliente, tanto por sus actores de doblaje, como por la música de Jared Emerson-Johnson. Esta vez no hemos encontrado problemas en los subtítulos al español. Aunque la traducción en ciertas frases podría ser algo mejor, pero tampoco vamos a ponernos tiquismiquis cuando todo se entiende perfectamente.

Telltale mostró su buen hacer en el universo de Batman con el primer episodio, mejorando con Batman The Telltale Series – Episode 2 Children of Arkham al mostrarnos más del pasado de los Wayne y de la corrupción que asola Gotham y preparándonos para el caos que la desolará con un equilibrio perfecto entre acción y momentos “tranquilos” conversaciones tensas, decisiones importantes y presentación de nuevos villanos que dejan ver que de fondo hay algo gordo. Redescubrir los orígenes de Batman y sus villanos con este videojuego está siendo toda una delicia. Y mientras, nosotros, seguimos esperando alguna aparición del Joker, por fugaz que sea.

Resumen
Una muy buena continuación que nos presenta más misterios y dilemas ante los que tenemos que responder encarnando a Wayne y Batman. Nos ha enganchado de principio a fin.
Lo mejor
  • Los nuevos personajes como Hill o los nuevos villanos
  • Las novedades como la de elegir entre encarnar a Batman o a Weyne en alguna escena
  • La reinvención de la historia, con sorpresas que os mantendrán enganchado durante la hora y media escasa que dura
Lo peor
  • Que fallar en los quick time events no se penalice casi nunca
  • Los tirones que da a veces
7.7
Jugabilidad - 7.9
Gráficos - 6.8
Sonido - 7.9