Inicio > Análisis > Batman The Telltale Series – Episode One Realm of Shadows

Batman The Telltale Series – Episode One Realm of Shadows

Gotham nunca ha sido un lugar seguro, pero aquella noche, tras finalizar una función de teatro, comenzó entre bastidores otra función en la que su protagonista lucharía por la justicia de la oscura ciudad. A partir de ese día ese hombre-murciélago sería el personaje principal de innumerables cómics, películas y videojuegos. En los videojuegos hemos podido disfrutar recientemente de él gracias a Rocksteady y sus juegos de acción, pero ahora Batman vuelve con un título muy diferente de la mano de Telltale Games, los creadores de aventuras gráficas como The Walking Dead, Juego de Tronos o The Wolf Among Us, esta última también como adaptación de unos cómics de DC, Fables.

Telltale continua con su rutina de lanzar muchos juegos en poco tiempo adaptando diferentes franquicias exitosas de videojuegos, novelas/series y cómics. Lo cierto es que, aunque todas se parecen demasiado y la fórmula puede comenzar a mostrar síntomas de cansancio debido al elevado ritmo de producciones en tan poco lapso de tiempo, en todas ellas mantienen un alto nivel de fidelidad, respetando minuciosamente el universo que están adaptando. Con Batman, habiendo jugado a su primer y, hasta ahora, único episodio disponible, podemos asegurar que también se ha respetado el universo del cómic creado en 1939 por Bob Kane y Bill Finger, pero con un estilo que recuerda más a los cómics del murciélago de autores posteriores como Greg Capullo o Jim Lee.

Un cambio de enfoque

Normalmente, en los videojuegos de Batman encarnamos a Bruce Wayne cuando se enfunda el traje del murciélago, centrándonos de esta forma, en todos ellos, en los combates contra los criminales de turno. Eso nos gusta, y mucho, pero también nos gusta que un videojuego refresque la forma de encarnar al superhéroe explorando con más profundidad la dualidad entre el propio Bruce Wayne y su vida como filántropo adinerado con una imagen pública que cuidar y Batman, su alter ego que patrulla Gotham por las noches

Wayne siempre está al límite entre el bien y el mal, entre lo que es correcto y lo que no, entre la vida y la muerte, tanto suya como la de los demás. Siempre se mueve en el mismo ciclo, evitando matar a sus enemigos para no caer en las garras de la bestia que persigue y convertirse él en ella, pero dejando que estos criminales algún día vuelvan a pisar las calles debido a un gobierno corrupto o, simplemente, a las artimañanas que estos utilizan para escapar de sus prisiones. Ahora nosotros, con el juego de Telltale, tenemos que inclinar la balanza hacia un lado u otro, ensombreciendo más si cabe a Bruce Wayne o manteniéndole al filo de lo que es justo y correcto, decidiendo cómo actuar y de qué forma combatir el crimen mientras buscamos respuestas. Sin olvidarnos de que Batman no es solo un justiciero enfundado en un traje caro, es un hombre mirando constantemente al abismo.

El juego de Telltale no lo olvida, pues aunque el juego arranca con Batman en acción serán más numerosos en este primer capítulo los momentos en los que manejaremos a Bruce Wayne. Aunque al final también tendremos nuevos momentos con su traje de Batman y sus bat-artilugios.

Esto es Realm of Shadows

El primer capítulo, y, como ya decimos, nos mete en la piel de Batman al arrancar el juego de forma magistral, con Batman atacando desde las sombras a un grupo de atracadores apoyados por Catwoman. Durante la escena pulsamos los quick time events de marras viendo siempre a los atracadores, sabiendo que nuestro protagonista está entre las sombras pero sin verle constantemente. Pulsamos en la dirección que el juego nos indica y vemos cómo Batman pasa de repente por la espalda de uno de los atracadores, pulsamos otro de los botones que se nos pide, y aparece de la nada enganchando y elevando a un enemigo para dejarlo colgado. Esto hace que mantengamos la tensión a pesar de ser nosotros los que tenemos el control, pues no sabemos por dónde va a aparecer el murciélago tras realizar la acción correcta.

Tras despachar a los atracadores no tardará en aparecer Catwoman, con la que combatimos a base de los ya archiconocidos quick time events. Una pelea en la que ya comprobamos algunas de las novedades, como tener que pulsar dos botones simultáneamente para realizar bien ciertas acciones, algo nuevo en los juegos de Telltale. Pero también descubrimos algo que no nos gustó al fallar tontamente algún botón, y es que los fallos no se reflejan en la acción. Al contrario que en otros juegos de la compañía, los fallos no ponen en un brete a nuestro protagonista ni nos llevan a una pantalla de Game Over, siguiendo el combate como si nada.

La única penalización por fallar es que no llenamos un indicador con el símbolo de Batman situado en la parte inferior izquierda, algo que recuerda a lo que sucedía si fallabas los quick time events de los Naruto Ultimate Ninja Storm, que la acción seguía pero no conseguías la máxima puntuación para ver una escena extra. Solo si llenamos este indicador podemos pulsar una combinación especial (de dos botones) cuando se nos pide, para concluir un combate, por ejemplo, de una forma más espectacular.

Esto no quiere decir que durante el juego no haya pantalla de Game Over si fallamos alguna cosa que nos piden muy concreta, pero a nosotros solo nos salió una tras probar si podíamos cometer algún tipo de error en alguna escena crucial que no tuviese por que ser un combate. Os aseguramos, eso sí, que va a ser muy difícil, por no decir casi imposible (mucho más que en otros juegos de Telltale) que sufráis una pantalla de Game Over. De igual forma que aunque falléis quick time events podréis llenar sin demasiado problema en cada secuencia el indicador especial de Batman, siempre y cuando no falléis un porrón de ellos.

Ahora controlamos a Bruce Wayne

Tras este prometedor arranque pasamos a controlar a Bruce Wayne durante la mayor parte de la aventura, codeándose con la alta sociedad, “vendiendo” lo mejor que puede a Harvey Dent como nuevo alcalde de Gotham para las próximas elecciones, defendiéndose entre incisivos periodistas ante escándalos que surgen en torno a su familia, enfrentándose dialécticamente al mafioso Carmine Falcone (el villano de este capítulo), viéndose las caras con Selina Kyle (Catwoman cuando no se dedica a robar), concediendo exclusivas a la reportera Vicky Vale, ayudando al comisario Gordon en su investigación o charlando sobre los peligros de ser Batman con su querido mayordomo Alfred.

Como veis todos personajes sacados directamente de los cómics y como podéis intuir todos estos momentos son mucho más pausados y alejados de lo que solemos ver en los videojuegos de Batman. Momentos lentos, pero no por ello menos interesantes, plagados de conversaciones y decisiones que tomar, como viene siendo habitual en los juegos de Telltale, perfilando el carácter de nuestro propio Bruce Wayne y su relación con otros personajes.

Aunque ya os podéis imaginar que el devenir de la historia no cambia demasiado, más allá de pinceladas o ciertas reacciones. Lo que sucede es lo mismo para todos, como pasa en todas las aventuras de Telltale. Lo que no es tan habitual es que al final de un primer capítulo se pueda tomar una decisión que, según parece, sí podría tener una repercusión mayor en los próximos capítulos según lo que cada jugador decida.

Pero no os relajéis, porque tras charlas con amigos y enemigos, encuentros con la prensa y fiestas con la alta alcurnia que se dan durante el grueso del capítulo, todavía nos quedan momentos para manejar a Batman como más estamos acostumbrados, momentos en los que descubrimos más novedades del juego. Es cierto que en las aventuras de Telltale cada vez controlamos menos por el escenario a los personajes, “limitándose” todo a pulsar los botones que nos piden y a decidir qué decir, y en Batman The Telltale Series la cosa no es muy diferente. Eso no quiere decir que, no solo haya momentos de paseo recogiendo algún objeto, sino que, además, los hay con cierto toque de originalidad.

Jugar a ser detectives

¿Por qué se ha caracterizado siempre Batman? Por ser el mejor detective del mundo y por aparecer por primera vez en la revista Detective Comics, perteneciente, a su vez, a la editorial con el mismo nombre, conocida comúnmente como DC Comics. Por eso en este juego no podían faltar secuencias en las que nosotros mismos hiciésemos de detectives controlando a Batman.

No esperéis nada especialmente complicado ni sesudo como en otros juegos de detectives tipo Sherlock Holmes, ni tan siquiera tener que buscar pistas por un escenario algo amplio como en los juegos de Batman desarrollados por Rocksteady. Más bien se tratan de momentos de investigación sencillos en un escenario muy pequeño y limitado en el que debemos relacionar los indicios que encontramos, como una bala en la cabeza de un policía con una pistola que haya cerca, por ejemplo. Algo muy facilón que, aun así, se agradece por aportar algo nuevo que se ajusta a las dotes detectivescas del superhéroe. Además, al ir relacionando los escasos indicios de la escena del crimen, Batman proyecta una recreación para que podamos ver lo que ocurrió.

Tras jugar a los detectives solo nos queda descubrir una novedad jugable mostrada cerca del final del episodio (a falta de comentar la gran novedad de este juego), la posibilidad de controlar un dron en primera persona para seleccionar objetivos y nuestra forma de actuar, aunque no se nos da ninguna libertad, solo tenemos que ir marcando a los objetivos e incluso relacionarlos con algún elemento del escenario (como hacemos con los indicios en las escenas del crimen) para dejar claro cómo vamos a abatir a esos objetivos en la sucesiva escena de acción. Y repetimos, seleccionamos cómo vamos a abatirlos, pero sin poder decidir entre varias formas, cada objetivo solo tiene una forma prefijada de ser derribado que nosotros marcamos previamente, nada más.

Esta parte con el dron nos recuerda, salvando las distancias, a los momentos en los que disparábamos desde un robot en primera persona en Tales from the Borderlands, solo que en Batman no podemos disparar con él a los objetivos.

Esto es lo que da de sí el primer capítulo, de unas dos horas. Como veis, más de lo mismo, con cierta simplicidad a mayores frente a otros juegos de la compañía (que ya es decir), pero con alguna novedad interesante que aprovecha las posibilidades que ofrece Batman, una historia que promete, con unos personajes fieles a los de los cómics y un hilo argumental que no exige conocer el universo ni a los personajes para disfrutarlo (algo que ya pasa con The Walking Dead, The Wolf Among Us y, en menor medida, con Juego de Tronos). De hecho, es curioso que a personajes tan míticos como Catwoman no la conozcan hasta arrancar el juego, cuando la ven por vez primera, o que Harvey Dent no sea todavía Dos Caras, propiciando que los neófitos se enganchen sin tener que haber seguido de cerca las publicaciones del murciélago.

Lo que no sabemos es cuántos villanos de Batman aparecerán a lo largo de los cinco capítulos o si veremos al mítico Joker. Lo que si sabemos, porque sus desarrolladores así lo confirmaron, es que no veremos a Robin ni a Nightwing, centrando así todo el protagonismo en Batman.

También hay modo multijugador

Y ahora vamos con la que es la mayor novedad de Batman The Telltale Series: su modo multijugador. No es nada del otro jueves, pero permite que hasta 12 personas disfruten juntas del juego pudiendo tomar todos partido en la historia. Su funcionamiento es muy sencillo, el jugador principal (solo es necesario que una persona tenga el juego) tendrá que habilitar la posibilidad de Crowd Play, tras lo que se le dará un código que el resto de jugadores deberán insertar en el espacio indicado al entrar en la dirección web que facilita Telltale. Esto puede hacerse desde dispositivos móviles, tablets u ordenadores, no recomendándose hacer vía Streaming por el lag.

Una vez que cada jugador ha metido el código podrá, además de marcar constantemente si algo de lo que ve en pantalla le gusta (pulgar arriba) o no (pulgar abajo), ver las decisiones en la pantalla del dispositivo que esté usando para marcar la que él quiera, eligiendo el juego de forma aleatoria (o la que más jugadores tenga en caso de ser más de dos) una de las seleccionadas. De esta forma no sabes con exactitud lo que va a ocurrir, pues no depende solo de ti.

Lo malo es que los jugadores no verán las escenas en sus pantallas, solo las decisiones, por lo que es recomendable, por ejemplo en PS4, compartir la partida usando la opción Share Play para que todos puedan verlo (recordad que para esto no es necesario PS Plus, solo es necesario si queremos pasarle el mando a otro jugador que no tenga el juego).

La novedad no está mal, pues permite que juegos pensados para jugar en solitario y ser comentados después con el resto de amigos que lo jueguen se pueda jugar con más gente simultáneamente teniendo todos más o menos el mismo protagonismo (aunque los quick time events solo los realiza el jugador principal), pero también es verdad que usar está opción sin hacer uso del Share Play (u opciones similares) no es tan atractivo, por lo que hubiese sido más acertado que metiendo el código no solo viésemos y marcásemos las decisiones, sino que también pudiésemos ver las escenas del juego desde cualquier dispositivo.

Por otra parte tampoco nos parece algo que vaya a ser usado demasiado, ya que la mayoría preferimos que el juego siga el camino que cada uno de nosotros decida sin que nadie interfiera. Como curiosidad no está mal, pero tras probarlo no estamos convencidos de que los jugadores vayan a aprovechar demasiado está opción.

Apartados técnicos al estilo Telltale

Otro punto en el que flojean siempre los juegos de Telltale es en su apartado técnico, y el juego de Batman no es una excepción. A pesar de que la compañía dijo que con este juego iban a rediseñar el motor gráfico para que hubiese una diferencia notable, nosotros no lo hemos notado, sobre todo por los petardeos que sufre el capítulo en varias ocasiones, la poca fluidez de los personajes al moverse y los rostros impertérritos de algunos en ciertos momentos al pronunciar una frase. Está a años luz de lo que puede ofrecer un videojuego de la octava generación de consolas.

Otro cantar es su estética cómic, una estética que Telltale casi siempre utiliza en sus producciones debido a que suele adaptar, o bien cómics como The Walking Dead o The Wolf Among Us, o bien videojuegos con estética cel-shading como Borderlands. Los casos más alejados han sido Minecraft: Story Mode, que usa la estética del juego de Mojang, y Juego de Tronos, que tenía una estética un poco más realista. Pero en el caso de Batman seguimos con la estética cómic, que no le podía sentar mejor como adaptación de un mítico cómic de superhéroes. Además, adopta un diseño similar a los cómics que Batman tuvo en los 70 creados por el buen hacer de autores que ya hemos comentado anteriormente como Jim Lee o Greg Capullo. Como guinda, la oscura ambientación de Gotham se refleja a las mil maravillas durante el transcurso de este primer capítulo.

Para terminar tenemos su apartado sonoro, con una banda sonora idónea para el mundo de Batman y compuesta por Jared Emerson-Johnson (que no Leto). Por si esto fuera poco contamos con voces tan importantes en el mundo del doblaje como la de Troy Baker (Joel en The Last of Us, Revolver Ocelot en The Phantom Pain y muchas otras) doblando a Batman o Erin Yvette, actriz de doblaje que ha participado ya en muchos de los juegos de Telltale y que en este le pone voz a Vicky Vale.

Ya os podéis imaginar que el juego nos llega con las voces en inglés, pero, por primera vez en un juego de Telltale, los episodios nos llegan directamente subtitulados al español, sin tener que esperar a que lleguen los cinco juntos para disfrutarlo en nuestro idioma. La única pega es que se lanza en español neutro, y aunque no supone el despropósito que supuso The Walking Dead y sus “JOEPUTAS”, nos puede chirriar escuchar nombres latinos como Gatúbela para denominar a Catwoman. Por lo menos, eso sí, Bruce Wayne no se llama Bruno Díaz. También hemos sufrido algún error en los subtítulos, como que algunas frases de Wayne en su fiesta se mantengan con los subtítulos en inglés o que siempre que habla el presentador del telediario no aparezcan si quiera subtítulos.

Resumen
Batman The Telltale Series es un juego que, con lo poco que hemos visto, adapta muy bien el universo de Batman, incluye alguna novedad para evitar el estancamiento y nos deja con un buen cliffhanger que nos hace esperar con más ganas todavía el segundo episodio.
Lo mejor
  • El respeto hacia los cómics de Batman y el haber empezado una historia desde cero para los que no conozcan las historias publicadas hasta el momento del superhéroe
  • Algunas novedades como los momentos de investigación o el Crowd Play
  • La dualidad entre Bruce Wayne y Batman, prometiendo momentos intensos con decisiones importantes para el devenir del superhéroe en el videojuego
Lo peor
  • Su apartado técnico obsoleto
  • A pesar de las novedades comentadas no incluye algo realmente rompedor
  • Los subtítulos en español neutro presentan algunos errores y nombres latinos a los que no estamos tan habituados en España, como Gatúbela
7.6
Jugabilidad - 7.8
Gráficos - 6.8
Sonido - 7.9