Inicio > Análisis > Bubble Witch Saga

Bubble Witch Saga

El sistema de juego de plataformas cruzadas se plasma en iOS con el lanzamiento del conocido juego de puzles Bubble Witch Saga de King.com.

Bubble Witch Saga Portada

Bubble Witch Saga
Nota: 50
Plataforma: iPad (analizado) e iPhone
Artículos
Género: Puzzles
Imágenes
Lanzamiento: 25/07/12 | 25/07/12
Vídeos
Desarrollador: King.com Limited
Trucos
Editor/Distribuidor: King.com Limited/King.com Limited
Saves
CÓMPRALO:
|

Aunque Zynga es el nombre de la empresa de juegos sociales más famosa a nivel mundial, hay otras compañías que le siguen bien la estela. King.com, que tiene oficinas en diferentes países de importancia internacional, incluido España, es un nombre de peso en este sector, siendo responsable de muchos juegos de éxito. En Facebook han tenido gran éxito con Bubble Witch Saga, un juego que se inspira en el clásico Puzzle Bobble, pero que incorpora una clara filosofía social. Ahora este título debuta en los dispositivos iOS manteniendo todo lo visto en la red social y siendo un juego disponible con soporte de plataformas cruzadas entre las dos versiones. Esto quiere decir que podemos jugar con nuestro usuario de Facebook y continuar la partida en el iPad o iPhone que ya habíamos iniciado, o viceversa.

JUGABILIDAD

Bubble Witch Saga es un juego que, como indicamos, adopta mucho de Puzzle Bobble. Hace unos días, curiosamente, hablamos de Supermagical, otro juego que utiliza elementos que recuerdan al clásico de los puzles de Taito. Pero la propuesta de King.com es muy diferente y prácticamente sólo se parece a ambos juegos en el sistema del lanzamiento de las bolas.

La jugabilidad se plantea desde la posición tradicional de Puzzle Bobble, con un disparador de bolas en el fondo de la pantalla y una serie de bolas de colores dispuestas arriba que debemos elimiinar. Las bolas se borran haciendo combinaciones de al menos tres del mismo color. En nuestro disparador vemos la bola que tenemos elegida y la siguiente, por si queremos cambiar entre ellas tal y como ocurre en la mayor parte de juegos del género. La particularidad de Bubble Witch Saga es que las combinaciones que hagamos producirán la aparición de unas pequeñas arañas que se colocarán en la parte inferior de la pantalla. Estas arañas lo son todo para nosotros, dado que marcan el ritmo al que cosneguiremos puntos.

El sistema es cuanto menos particular. Cuando hacemos combinaciones de bolas y provocamos la caída de bolas que estuvieran dependiendo de las que hayamos borrado, estas rebotarán en las arañas antes de llegar al final de la pantalla. Al final de la pantalla hay varios calderos que nos proporcionarán puntos cuando las bolas caigan en ellos. Cuanto más reboten antes de caer al caldero, más puntos conseguiremos, existiendo además algunos calderos que proporcionan más puntos que otros. Una vez las bolas están cayendo, el jugador no tiene acción, resultando en algo más parecido a la mecánica de Peggle que otra cosa. El problema se encuentra en que cuando hacemos un disparo de bola que no produzca una combinación de tres, perderemos dos arañas. Esto provoca que el juego sea especialmente caprichoso, frustrante y agotador, dado que es raro que nos nos encontremos con momentos en los que no existan combinaciones posibles.

Lo peor de todo, para arreglar todavía más la jugabilidad, es que tenemos un número de bolas limitado para acabar con éxito el nivel. Finalizar la pantalla supone abrir camino en la parte superior de la misma, de la cual no siempre se ve el final al comenzar el nivel. No es fácil llegar al final de la pantalla, pero lo es menos alcanzar este objetivo habiendo conseguido además una gran cantidad de puntos. Y es que hay que tener en cuenta que no nos pasaremos con éxito la fase si además de completarla no lo hacemos con una puntuación mínima determinante. La trampa, por así decirlo, se encuentra en que hay posibilidad de realizar microtransacciones que facilitan mucho el desarrollo de la partida. Por ejemplo, tenemos la oportunidad de comprar bolas adicionales por si se nos han agotado, lo que reduce la complejidad. La forma en la que el juego introduce el sistema de pagos es bastante peculiar, notándose que los desarrolladores no se cortan ni un pelo. Por último, hay un número de vidas limitado, siendo necesario pagar por ellas, esperar a que se recuperen, o solicitarlas a los amigos para que nos den más y podamos seguir jugando.

GRÁFICOS

Los decorados coloridos, variados y originales de juegos antes mencionados como Puzzle Bobble y Supermagical se cambian aquí por un fondo idéntico que se repite de manera constante, en el cual vemos la ya clásica ilustración de las tres brujas protagonistas. Más allá de ello no hay grandes detalles de los que hablar, con un diseño de bolas rudimentario y tradicional, colocación de las propias bolas de formas poco imaginativas y la presencia de las arañas, que subirán y bajarán dependiendo de lo que hagamos con los lanzamientos. El sistema de menús es de fácil manejo y aprovecha bien las funciones táctiles, pero no es de recibo que se lance un juego como este en dispositivos con soporte de Retina Display y se produzca una conversión idéntica a lo que hemos visto en Facebook.

MÚSICA & SONIDO

La representación de la música y los efectos sonoros es cuanto menos repetitiva, reuniéndose una serie de composiciones y sonidos que cansan a las primeras de cambio. Todo suena demasiado poco imaginativo, con poca calidad de reproducción y provoca que incluso bajemos el volumen a las primeras de cambio. Esto es raro que ocurra en un juego de puzles, donde normalmente se ofrecen canciones rítmicas pegadizas para mantener el interés de los usuarios.

CONCLUSIÓN

Bubble Witch Saga hace un buen trabajo en cuanto al juego cruzado de plataformas, eso no se lo puede negar a sus desarrolladores. Pero el planteamiento de la forma de jugar, su política comercial en cuanto a la explotación de las ganas de disfrutar del jugador, está equivocado. Existen decenas de propuestas similares en la App Store de iOS como para que los usuarios estén dispuestos a sentir la frustración que proporciona este lanzamiento. Tiene algunas cosas buenas, y es original la manera en la que obtenemos los puntos, pero los requisitos de partida están desequilibrados.