Inicio > Análisis > Carmageddon

Carmageddon

El fenómeno Carmageddon resucita con un remake para dispositivos iOS donde tenemos la ocasión de disfrutar de todo lo que le hizo famoso.

Carmageddon Portada

Carmageddon
Nota: 82
Plataforma: iOS
Artículos
Género: Conducción
Imágenes
Lanzamiento: 17/10/12 | 17/10/12 | 17/10/12
Vídeos
Desarrollador: Stainless Games
Trucos
Editor/Distribuidor: Stainless Games/Stainless Games
Saves
CÓMPRALO:

“Atropella a la abuela, da muchos puntos!”, “a por las vacas!”, “el campo de fútbol americano!”, “choca, choca, mata, mata, sangreee!”. Son expresiones que echábamos de menos y que nos vienen a la cabeza como un recuerdo nostálgico de nuestra juventud. En una época en la que los videojuegos no estaban bien mirados, al menos no tan bien como en la actualidad, un juego como Carmageddon fue terriblemente impactante. El juego despertó polémicas, salió en todos los telediarios y se convirtió en uno de los fenómenos de los años 90. Tuvo multitud de secuelas, conversiones, adaptaciones y demás, pero ninguna logró superar a la clásica edición original de MS-DOS. Y esta es la que se acaba de recuperar para dispositivos iOS de la mano de los propios creadores del juego original. Mucho ha llovido desde entonces y atropellar ancianas es posible que no despierte tanta polémica como en los 90, pero la diversión sigue estando a flor de piel.

JUGABILIDAD

Mientras esperamos al lanzamiento en 2013 de Carmageddon Reincarnation, que también está siendo desarrollado en las oficinas de Stainless Games, este remake es una muy buena idea de recordar viejos tiempos. Los creadores del juego han adoptado la fórmula de la edición original y prácticamente han incluido todas sus características, para que los viejos fans se vuelvan a entusiasmar y los nuevos usuarios puedan descubrir qué hizo tan especial al clásico. Esto quiere decir que participaremos en competiciones de conducción a un ritmo de vértigo, que nos chocaremos hasta que nuestro coche explote y que atropellaremos a montones de civiles inocentes.

El sistema de juego, comenzando desde abajo con dos vehículos muy sencillos, nos invita a ganar puestos en la clasificación global para desbloquear cada vez más niveles. Cada una de estas fases puede ser terminada de tres maneras distintas: ganando la carrera, derrotando a todos los coches o atropellando a todos los peatones. Tenemos que tener en cuenta que hay tiempo límite, el cual se puede aumentar realizando diversas acciones, como destruir objetos, acabando con nuestros rivales o atropellando a las personas o vacas que veamos por los escenarios. Por suerte, la inteligencia artificial está muy bien implementada, de manera que los rivales no salen disparados hacia la meta de manera innata cuando comienza la carrera, dado que de esta forma sería imposible ganar por muertes de peatones. En lugar de hacer esto, lo que hacen los coches controlados por la computadora es imitar, en cierto modo, lo que nosotros mismos estamos haciendo. Así que si nuestro objetivo es acabar con todos los rivales, estos se ocuparán de tener una intención similar, dándonos margen a que también les eliminemos.

A la hora de conducir contamos con controles virtuales que se pueden ajustar en cuanto a posición en la pantalla, lo que aumenta la comodidad en las manos de los usuarios. El sistema de control es eficiente y recuerda al del juego original, ofreciendo un buen rendimiento. Contamos con direcciones, botón para acelerar, frenar y freno de mano. Además, podemos reparar el vehículo pulsando en el gráfico que aparece en la esquina superior derecha de la pantalla y reiniciar la posición del coche abriendo el menú tocando en la parte superior central, por si acaso nos hemos quedado boca abajo. Otras dos opciones que se ponen a nuestra disposición son la posibilidad de abrir el mapa tocando hacia un lado de la pantalla y la de abrir un menú de repeticiones con el movimiento contrario.

Aunque a los jugadores más tradicionales el sistema de repeticiones y grabaciones les resultará indiferente, se trata de un añadido que se agradece y que aumenta la diversión, sobre todo en un juego tan impactante como Carmageddon. Por otro lado, la rejugabilidad aumenta gracias a que podemos desbloquear coches destruyendo a los que se nos marquen en las carreras, y con la obtención de mejoras para los vehículos que obtenemos con los créditos virtuales que conseguimos mientras competimos. También no hay que olvidar que durante las carreras nos encontraremos con power-ups con los que mejorar nuestra presencia en los desafíos, como paralizadores para los rivales.

GRÁFICOS

El apartado visual se mantiene fiel a lo que se vio en los años 90 en la versión original, lo que significa que realmente nos encontramos ante un aspecto gráfico bastante retro. No obstante, el equipo de desarrollo se ha esforzado para que todo luzca pulido, y aunque es excesivamente simple, con diseños muy poco detallistas, no se vean los píxeles que sí había en la edición original. La creación de escenarios mientras conducimos tiene una buena distancia de dibujado y los coches tienen un aspecto variado. Además, el juego está tan bien conversionado que incluso se mantienen las expresivas caras de los conductores protagonistas, aunque las podemos ocultar si preferimos no verlas de manera constante.

MÚSICA & SONIDO

Con los sonidos ocurre tres cuartos de lo mismo respecto a los gráficos, recuperándose los gritos, efectos bizarros y demás sonidos que caracterizaron al Carmageddon original. No hay una gran importancia de la banda sonora, pero acompaña, aunque todo el peso del sonido recae en la representación de los motores y de los impactos de los vehículos. Desde la primera partida el fan tendrá la sensación de estar recordando viejos tiempos, lo que dice mucho de su apartado sonoro.

CONCLUSIÓN

Carmageddon se convierte en clásico instantáneo con su aparición en iOS, y hay novedades en el futuro. De momento ya está entre manos un parche que solucionará un bug de salvado que ha afectado a los primeros jugadores, pero después, si se recauda suficiente, los desarrolladores han prometido modo multijugador. Además, también se espera que el juego llegue a dispositivos Android dentro de poco tiempo.