Inicio > Análisis > Dragon Ball Z Dokkan Battle

Dragon Ball Z Dokkan Battle

Cada personaje tiene un elemento a fin que corresponde con uno de los colores de esferas de Ki, así que por regla general, si atacamos con nuestro color, golpearemos más fuerte. La mecánica, en este sentido, es puro piedra, papel y tijera, por lo que no tiene ningún tipo de sorpresa al seguir la base de muchos otros juegos nipones para móviles.

Al acabar de dar las órdenes en nuestro turno vemos a los personajes dándose golpes y las cifras de la vida que quitamos o que nos quitan. Si hay ataques especiales podremos ver animaciones muy chulas y si se activa el modo Dokkan haremos aún más daño tras una sucesión de golpes mucho más rápida. Será muy importante controlar el Ki y aplicar mucha estrategia para tener la oportunidad de derrotar a los rivales con más facilidad. Además de esto, durante la partida podemos llevar objetos en el inventario que nos permiten hacer un poco de todo, desde recuperar vida hasta reducir el ataque del oponente o transformar todas las bolas de Ki al color que nos interese.

[column size=one_half position=first ][/column] [column size=one_half position=last ][/column]

Después de cada combate los personajes ganan experiencia para subir de nivel y también nos llevamos experiencia de jugador con el objetivo de subir de rango. Los personajes pueden aumentar el nivel también al entrenarlos, dándoles “de comer” otras cartas que hayamos conseguido. Esta es la habitual mecánica de este tipo de títulos de móviles. Cómo no, hay límites de nivel y posibilidad de pasar por el proceso de despertar (awaken). Con el comando awaken, que se activa invirtiendo objetos recolectados durante la partida, podemos evolucionar una carta a su siguiente categoría, con un + de apoyo que le proporciona más rendimiento.

Dragon Ball brilla en móviles

Si eres fan de otra serie de animación posiblemente este sea el juego que te hubiera gustado que se lanzara de ella. Es muy respetuoso con los fans, a los que se les proporciona una gran colección de cartas donde hay prácticamente todo tipo de personajes, incluso varias cartas de cada uno. El sistema jugable es de los más originales y variados que hemos visto en este tipo de títulos de móviles. Y tiene un apartado técnico puramente fan service, con rápidos combates entre turnos (que se pueden acelerar al doble de velocidad si nos hemos cansado de ellos).

Tiene defectos, por supuesto. Por ejemplo, que no podamos meter en una misma formación dos cartas del mismo personaje, salvo que la segunda venga de la mano de un amigo. Esto limita mucho el progreso, sobre todo si hemos tenido la “suerte” de recibir varias SR del mismo personaje. Por otro lado, las cargas son demasiado habituales y pueden alargarse más de la cuenta. Eso sí, el juego va muy fluido y estable (lo hemos probado en un iPhone 6 y en un iPad de segunda generación). Tampoco nos ha gustado que los textos estén en inglés y que los nombres sean los de la versión norteamericana, lo que da lugar a algunos casos muy extraños, como el nombre de Mr. Satán. Al menos las voces están en japonés. Y sobre el desarrollo de la partida, hay que decir que una vez avanzas, el nivel de dificultad aumenta de forma excesiva, lo que nos lleva al punto de tener que levear repitiendo misiones para avanzar, algo que no le favorece.

[column size=one_half position=first ][/column] [column size=one_half position=last ][/column]

De los micropagos no decimos nada negativo, porque están muy bien ajustados. Vamos a recibir suficientes dragon stones (la moneda de pago) para conseguir cartas gratis, y también podremos obtener cartas (aunque de menor nivel) con los puntos de amigo que nos llevemos durante el juego. En general, en ese sentido, no hay ningún tipo de queja.

Para los fans de Dragon Ball, solo podemos decir que Dragon Ball Z Dokkan Battle es una clarísima recomendación.

AnteriorPage 2 de 2