Inicio > Análisis > El Codex del Peregrino

El Codex del Peregrino

El equipo de la Universidad Francisco de Vitoria se pone al frente de una aventura para dispositivos iOS donde vamos a poder vivir el camino de Santiago de primera mano.

El Codex del Peregrino Portada

El Codex del Peregrino
Nota: 64
Plataforma: iPad (analizado) e iPhone
Artículos
Género: Aventuras
Imágenes
Lanzamiento: 24/07/12 | 24/07/12
Vídeos
Desarrollador: CEIEC
Trucos
Editor/Distribuidor: CEIEC/CEIEC
Saves
CÓMPRALO:
|

El éxito mediático que ha tenido el lanzamiento de El Codex del Peregrino en su lanzamiento para iOS ha sido más que destacado. De la noche a la mañana los desarrolladores de la Universidad Francisco de Vitoria han sorprendido al público, especialmente a la prensa generalista, con un juego educativo y entretenido que está dando mucho de que hablar. La forma en la que se ha extendido la popularidad del juego ha sido eficiente, y es agradable ver cómo un juego español puede conseguir esta popularidad aún sin tener unas referencias populares a nivel comercial. Al mismo tiempo, es fácil ver cómo El Codex del Peregrino no ha tenido, al contrario, una importancia especial en la prensa especializada en el mercado de los videojuegos. No es algo que sorprenda a la vista de las características de las que hace gala el juego.

JUGABILIDAD

El Codex del Peregrino nos invita a participar en una aventura situada en el pasado y situada en el marco del Camino de Santiago. La ambientación está muy cuidada y la historia resulta, en cierto modo interesante, aunque prototipesca desde el inicio, siendo el factor educativo uno de sus principales puntos positivos. El juego no se puede decir que tenga una profundidad jugable como para ser considerado una aventura gráfica, porque no lo es, pero es una aventura curiosa con la que pasar un rato educativo.

Nos ponemos al control de Norberto de Bricasard, que aparece sin memoria y con heridas, adentrándose por distintos escenarios que forman parte de la ruta camino a Santiago de Compostela. El juego se divide en episodios, siendo los dos primeros gratuitos, pero contando los demás con un coste adicional para quien quiera disfrutarlos. Hay un total de siete capítulos, resultando al final en un gasto excesivo y por encima de la media, sobre todo en lo vinculado con las horas de partida que puede aportar al jugador más allá de la inversión en ensayo y error.

La experiencia de recorrer el Camino de Santiago es un buen ingrediente educativo que animará a estudiantes, a apasionados del viaje y que incluso se puede utilizar como herramienta didáctica en escuelas o universidades. No hay que reducir el valor que tiene la aventura en su lado más educativo, pero sí decir que no se trata, a nivel de juego, de una propuesta que cumpla con todos los mínimos exigidos. El desarrollo, aunque el control táctil no hace un mal papel en lo referente a desplazar a nuestro personaje por las distintas zonas del escenario, está falto de interacción. Hay poca recolección de objetos más allá de las páginas del Codex, tocamos cosas, pero casi sin efecto. La relación con los personajes NPC da de sí mediante un buen sistema de conversación, notándose que los desarrolladores se han fijado en los principales líderes del género.

A esto hay que unir la incorporación de diversos elementos jugables y minijuegos que intentan dosificar la exploración. Las secuencias de infiltración, abundantes en el capítulo 2, terminan resultando pesadas, saliéndose demasiado de contexto en comparación a la progresión explorativa que nos hemos encontrado hasta entonces. Como juego y aventura resulta escaso, como documento interactivo educativo, es un título que compensa la inversión por la enorme documentación que se ha realizado para ofrecer un aspecto sólido en cada uno de los elementos representados. Los personajes, cada una de las regiones correspondientes al Camino, e incluso la forma de hablar en las conversaciones, todo ello destila una gran coherencia con la situación en la que se nos introduce.

GRÁFICOS

Los escenarios, totalmente en 3D, son lo mejor del juego en lo relacionado con el apartado gráfico, llevándonos a zonas variadas y muy bien representadas de los lugares reales en los que se desarrolla la historia. Caminos, edificios y pueblos, así como el interior de las casas… los diseños cumplen sobradamente con su objetivo y hacen que la experiencia sea más inmersiva. Como decíamos antes, hay poca interacción con los decorados, lo que resulta un problema sabiendo que se trata de una aventura, y por otro lado, el diseño de los personajes no hace uso de una estética muy acertada. Se ha optado por unos modelos cuadriculados en exceso, de escasa expresividad y poca variedad en los diseños. Será complicado diferenciar hombres de mujeres, y las animaciones, aunque se busca un estilo desenfadado, deberían tener una mayor fluidez para cuadrar con la seriedad del juego en general. Además, hay pequeños detalles que podrían estar más pulidos, como escenas que dan lugar a animaciones poco consecuentes. Por ejemplo, cuando en el capítulo 2 nos dan cobijo y nos invitan a cenar, vemos al protagonista realizando las animaciones de comer una sopa (algo a lo que también se hace referencia en el diálogo) pero el jugador no ve ningún tipo de sopa, sólo al jugador moviéndose como si se la estuviera comiendo mientras esta fuera invisible.

MÚSICA & SONIDO

Hay que reconocer la calidad de la banda sonora, que acompaña de una manera muy sólida desde el inicio de la aventura, con ritmos que encajan perfectamente.

CONCLUSIÓN

El Codex del Peregrino es una aventura muy bien planteada en términos educativos y didácticos, con grandes dosis de información y una gran coherencia aplicada a la historia del Camino de Santiago y todo lo relacionado con el mismo. Los entusiastas de la peregrinación, estudiosos y aficionados en general a esta legendaria ruta se lo van a pasar bien con cada uno de los capítulos. Como juego, siguiendo lo que ya hemos mencionado, tiene algunas carencias y está lejos de ser la sólida aventura con la que podríamos habernos encontrado. Pero su disponibilidad y sobre todo la repercusión que ha tenido a nivel mediático son buenas noticias para el sector.