Inicio > Análisis > Lara Croft Relic Run

Lara Croft Relic Run

Si echamos un vistazo a las tiendas de aplicaciones disponibles en el entorno móvil y buscamos “Tomb Raider” apreciaremos que la presencia de Lara Croft en estas plataformas es cuantiosa. La heroína de las dos pistolas, antaño personaje imprescindible del sector y ahora cada vez más de moda de nuevo, tiene una gran cantidad de propuestas para smartphones y tablets. Buceando entre apps bastante piratillas (con clones de Lara y similares) nos podemos encontrar con que en móviles están disponibles juegos oficiales como las adaptaciones de los primeros Tomb Raider o el más reciente Lara Croft and the Guardian of Light.

Pero el caso es que un juego de Tomb Raider creado para móviles de forma propia no existía hasta el momento. Esto se ha solucionado con el lanzamiento de Lara Croft Relic Run, cuyo nombre ya nos avanza que tenemos ante nosotros un runner. Y por mucho que pese a sus detractores, el género runner es uno de los más frecuentes en dispositivos móviles, así como uno de los pocos que han nacido gracias a la existencia de estas plataformas.

[column size=one_half position=first ][/column] [column size=one_half position=last ][/column]

¡Corre Lara, corre!

Por suerte para ella, Lara Croft ya está acostumbrada a correr. La hemos visto superar mil y un desafíos en otros juegos y correr cuando la situación lo ha requerido. A ella es cierto que se le dan mejor las acrobacias, lo de saltar de pilar en pilar para activar palancas e incluso lo de caminar por las paredes de manera espectacular. Estas costumbres tan particulares de la heroína se han implementado en este runner para que el juego tenga mucho más sello Tomb Raider de lo que nos podríamos haber planteado por lo visto en otros ejemplos recientes.

Square Enix aspiraba a que no fuera un juego hecho a prisa y corriendo para aprovecharse de la imagen de Lara Croft. Pero tenían claro que querían un runner. El formato es parecido al de Temple Run en cuanto a la cámara y la forma de ir avanzando. Los escenarios, al estar situados en un terreno salvaje, con ruinas y fauna por doquier, también recuerdan al otro juego. Pero Lara Croft Relic Run personaliza la experiencia casi de manera constante para que el juego sea más vistoso de lo que aparenta. Por ejemplo, además de saltar, deslizarnos y cambiar de carril, tendremos la ocasión de caminar sobre las paredes o de avanzar poniéndonos en vertical para superar tramos muy complicados.

Otros dos elementos que hacen diferente el desarrollo de las partidas en este juego respecto a otros runners es que Lara Croft podrá montar en un vehículo y que también participará en secuencias de disparo. El vehículo mantiene el manejo respecto al momento en el cual vamos corriendo, aunque su gran tamaño produce que tengamos problemas de visión. En el caso de las escenas de disparo, tendremos munición y nuestro objetivo será tocar la pantalla en los lugares en los que hay enemigos. También es recomendable disparar a las cajas, en busca de objetos y dinero, así como a los bidones explosivos. Además de esto, y volviendo a los vehículos, el juego nos aporta la oportunidad de montarnos en un mismísimo dinosaurio. La aparición de estos sistemas de juego es parte de lo que hace que tengamos ganas de seguir jugando, aunque para que los veamos tendremos que ser mínimamente buenos y aguantar hasta su aparición.

Al puro estilo de Hollywood

Como buen runner, Lara Croft Relic Run tiene momentos en los que perderemos los nervios por no saber hacia dónde debemos trazar la línea que seguirá la heroína. Por suerte, hay situaciones en las que se nos proporciona un momento de respiro con cinemáticas donde vemos a la propia Lara realizando sus movimientos más arriesgados. Será entonces cuando podremos descansar el dedo y prepararnos cara a lo que vendrá después.

[column size=one_half position=first ][/column] [column size=one_half position=last ][/column]
Page 1 de 2Siguiente