Inicio > Análisis > LineZeta

LineZeta

No siempre es fácil abrirse camino en el saturado mercado de los juegos para móviles. En realidad, es bastante difícil conseguirlo, sobre todo si no tenemos un punto de partida que nos traslade a una jugabilidad capaz de causar sensación. Aún así, hay títulos que consiguen satisfacernos y sorprender por el buen acabado que tienen. Es el caso de LineZeta, un juego que llegó prácticamente de sorpresa, pero que nos ha proporcionado mucha diversión durante el tiempo que hemos tenido ocasión de disfrutarlo. Lo podríamos definir, para ir ganando tiempo, como un Puzzle & Dragons desarrollado en el espacio y con robots, pero hay que ser justos y destacar que el juego incorpora sus propias características jugables que ahora veremos.

[column size=one_half position=first ][/column] [column size=one_half position=last ][/column]

Un mundo de robots

El principal gancho de LineZeta está en los robots, cientos de ellos, con clara inspiración en el universo de Mobile Suit Gundam. Serán los que utilicemos para formar nuestro equipo de combate, en el cual también contaremos con un capitán entre distintos a elegir. Cada uno de los capitanes tiene sus propias habilidades, aunque desbloquearlos a todos no es posible sin hacer el pago de microtransacciones. En nuestro caso hemos tenido la oportunidad de jugar con Jennifer Taylor, la teniente mayor de 19 años de edad. Uno de los aspectos más interesantes de LineZeta es el mimo que ha recibido el juego en cuanto a su historia y planteamiento. Os recomendamos encarecidamente visitar su web oficial para leer los textos de la historia, del trasfondo de los personajes y del mundo de LineZeta que comparten sus creadores con los visitantes; hay un gran esfuerzo de por medio.

A lo largo de la partida vamos recorriendo episodios, estando cada uno de ellos formado por distintas batallas en planetas en las que nos enfrentaremos contra poderosos enemigos. En cada planeta la batalla consiste en una sucesión determinada de enfrentamientos de forma continuada. Es decir, que habrá momentos en los que combinemos incluso ocho encontronazos contra grupos de la computadora para acabar la misión con éxito. Si no derrotamos a todas las oleadas no acabaremos la misión de una forma satisfactoria. Si morimos podremos continuar usando la moneda especial del juego que obtenemos de forma esporádica y con micropagos, aunque continuar, como es habitual en este tipo de títulos, no suele ser lo más recomendable. De encontrarnos con una misión complicada siempre compensa más volver atrás, levear y cuando hayamos mejorado nuestro equipo volver a intentarlo.

Para gestionar la flota se parte del concepto que ya hemos visto en el antes mencionado Puzzle & Dragons. Vamos uniendo unidades a nuestro equipo y cada una de ellas representa a uno o dos elementos. Las unidades se pueden fusionar para que suban de nivel, siendo muy importante que vayamos potenciándolas a fin de tener un equipo que nos proporcione el rendimiento necesario a la hora de avanzar en los distintos episodios. También es importante elegir un buen líder en el conjunto, una unidad que activará una característica especial por ocupar esta posición. Y no menos relevante es saber configurar un equipo en el que se de respuesta a la mayor cantidad posible de elementos, utilizando luego la unidad extra, con la que nos ayuda un amigo, para potenciar el elemento que creamos más conveniente en cada caso. Dado que habrá situaciones en las que un episodio se nos atragante, no será mala idea tener distintas formaciones a fin de poder dar respuesta a los distintos problemas con los que nos encontremos en base a sus elementos.

[column size=one_half position=first ][/column] [column size=one_half position=last ][/column]

Combates clásicos, pero con un toque original

Si algo representa a LineZeta es que, partiendo de la filosofía de gemas de Puzzle & Dragons, logra introducir un toque de frescura que nos ha gustado mucho. Si bien en Puzzle & Dragons todo es cuestión de realizar trazados arrastrando el dedo de forma que se creen largas combinaciones de gemas con las que acumular ataque y golpear a los enemigos, en LineZeta podemos, durante unos segundos en cada turno, arrastrar el dedo para unir estas piezas, sin tener que moverlas. Funcionan las combinaciones no solo en horizontal y vertical, sino también en diagonal e incluso podemos seguir un circuito amorfo por la pantalla siempre que haya dos piedras que se encuentren en común en uno de sus lados. Si queremos combinaciones más largas podemos ver las gemas que caerán por la parte superior, lo que también proporciona una buena forma de crear golpes que ningún rival puedan resistir.

Page 1 de 2Siguiente