Inicio > Análisis > Mahjong 3D: Luchas Imperiales

Mahjong 3D: Luchas Imperiales

El clásico y divertido juego del mahjong solitario da el salto a la consola portátil Nintendo 3DS con un juego que sorprende por su profundidad.

Mahjong 3D: Luchas Imperiales Portada

Mahjong 3D: Luchas Imperiales
Nota: 80
Plataforma: 3DS
Artículos
Género: Puzzles
Imágenes
Lanzamiento: 18/11/11 | 2011
Vídeos
Desarrollador: Engine Software
Trucos
Editor/Distribuidor: dtp young entertainment/Koch Media
Saves
CÓMPRALO:
|

El mahjong solitario es uno de los juegos de mesa más famosos en cuanto a su adaptación a las consolas y los ordenadores. Si bien el mahjong, tal y como se conoce originariamente al juego en su país de origen, no tiene repercusión en nuestro país dada su complejidad, la versión solitario, donde hay que hacer parejas para ir eliminando piezas, es de una gran fama. El mahjong solitario lo hemos visto en multitud de ocasiones en el mercado de las consolas, y Nintendo 3DS es una portátil que ya tiene varias propuestas englobadas dentro de este género.

La primera que ha llegado a nuestro mercado ha sido Mahjong 3D: Luchas Imperiales, un juego desarrollado por Engine Software para su edición por parte de dtp young entertainment y su distribución de la mano de la compañía Koch Media. Lo que nos propone es trasladarnos a la antigua China, el lugar que más solemos vincular con el mahjong, para vivir una aventura con su propia historia y participar en una buena cantidad de modos de juego.

JUGABILIDAD

Respecto a lo visto en títulos de mahjong aparecidos en la consola Nintendo DS no sólo se incorpora visualización en tres dimensiones, sino también mejoras en cuanto al aprovechamiento de las funciones de la consola Nintendo 3DS. Lo cierto es que sorprende el cuidado y la atención al detalle que ha puesto en escena el equipo desarrollador, quien ha hecho todo lo posible para que la experiencia no se limite a una simple sucesión de niveles.

En el modo conquista seguimos la historia de Ying Zheng en su camino de unificar la antigua China conquistando territorios y consiguiendo aliados en su camino. Este modo principal se plasma en la forma de un mapa donde vemos distintas zonas a las que podemos acudir con el stylus en la pantalla táctil. En estas zonas se marca si hay desafíos disponibles, como retos de construcción, de batalla, de debate o de defensa. Cada desafío tiene su propia jugabilidad, aunque todas se fundamentan en los controles habituales de los juegos de mahjong solitario. Así, haciendo combinaciones sobre el tablero nos impondremos bajo distintas circunstancias, e iremos ganando experiencia para subir de nivel. La principal diferencia entre estos modos de nivel se encuentra en el de debate, donde nos enfrentaremos cara a cara con el líder del territorio que estemos intentando dominar. Como particularidad, en este modo de lucha lo que hacemos es compartir tablero con el rival para ver quién es más rápido y habilidoso. Como ocurre en los demás modos, podremos llegar a un momento sin movimientos, lo que supondría tener que reiniciar el nivel o usar objetos que nos echaran una mano.

Durante la partida hay que tener en cuenta un buen número de elementos secundarios de importancia adicional. Por ejemplo, piezas especiales, como las de fuego y agua, que se interconectan, o las fichas doradas, que producen que terminemos las pantallas de manera automática, convirtiéndose en nuestro objetivo una vez sabemos donde están. También hay que saber que si hacemos parejas seguidas del mismo tipo recibiremos más puntos, lo mismo que si hacemos parejas rápidamente. Son pequeños factores a los que prestar atención y que en algunos momentos pueden determinar la efectividad con la que atravesemos uno de los desafíos.

Los power-ups son una parte muy importante de Mahjong 3D: Luchas Imperiales. En el modo conquista los vamos acumulando a lo largo de los niveles para esas situaciones en las que sea más difícil avanzar. Hay ocasiones en las que resulta más recomendable reiniciar un nivel que usar objetos de potencia, por lo que todo tiene una gran parte estratégica. Entre estos power-ups nos encontramos con la mente brillante, que ilumina dos piezas iguales, la bomba, con la que destruimos todas las piezas cercanas a la explosión, o la perspicacia, que ilumina todas las fichas libres. La variedad de power-ups es literalmente enorme, siendo posible descubrir nuevos incluso cuando llevemos varias horas de partida.

Además del modo conquista, que no es precisamente corto, y en el cual además de conquistar también deberemos defender los territorios ya conquistados, tenemos un modo de partida rápida donde hay gran cantidad de niveles clásicos y especiales. En los primeros nos limitamos a hacer parejas de fichas normales, pero en los especiales entran en juego todas las fichas adicionales, e incluso hay disponibles power-ups para salir de los momentos más problemáticos.

Por otro lado, el juego dispone de un completo y profundo editor con el cual es posible dar forma a niveles de mahjong personalizados que después podremos cambiar con otros usuarios de Nintendo 3DS a través de la conectividad StreetPass. Podemos editar las fichas, la decoración y elementos del decorado, así como la presencia de los power-ups. La conexión StreetPass también se utiliza para compartir puntuaciones con otros jugadores.

GRÁFICOS

Mahjong 3D: Luchas Imperiales apuesta por un aspecto sencillo en cuanto a lo visual, sin sorprender con un alto nivel de detalle, pero ofreciendo una gran cantidad de niveles. El elemento más determinante del juego, la variedad de los escenarios, está más que cubierta de forma detallada gracias al esfuerzo realizado por los desarrolladores. No es un juego sencillo en algunos niveles, y esto en parte tiene su justificación en el diseño de los tableros, que han sido creados para hacer que el jugador se encuentre con un reto constante. Por otro lado, se ha creado un buen perfil en cuanto a la ambientación, con un diseño de personajes simpático y diseños consecuentes.

Lo mejor del apartado técnico está representado por lo bien que se utiliza la representación visual en tres dimensiones. Las diferencias entre jugar con el modo normal y el 3D son elevadas, ayudando mucho poder ver la profundidad y la cantidad de piezas que hay colocadas una encima de otra. Esto también, en cierta medida, lo podemos apreciar moviendo la cámara con el stick, pero el resultado es mucho más eficiente con el modo 3D. Además, no es una representación visual que canse, ni mucho menos, y se plasma como una muestra muy sólida, con algunos efectos en tres dimensiones que acompañan mientras hacemos combinaciones, como pájaros volando por la pantalla.

MÚSICA & SONIDO

La música está formada por melodías instrumentales de un carácter tradicionalmente chino que han sido realizadas por Bart Roijmans, quien consigue una buena ambientación. Los efectos de sonido también hacen un buen trabajo, siendo especialmente útiles a la hora de representar las combinaciones de piezas y el uso de los power-ups.

CONCLUSIÓN

Mahjong 3D: Luchas Imperiales es un juego que cumple de sobras con las expectativas, y que eleva la simplicidad de un juego como el mahjong solitario a un nivel más elevado de lo habitual. Sus desarrolladores no se han limitado a las opciones de partida normales, sino que han incorporado modo conquista, desafíos e incluso compatibilidad con StreetPass, siendo por todo ello una propuesta de lo más completa.