Inicio > Análisis > Mario & Luigi Paper Jam Bros.

Mario & Luigi Paper Jam Bros.

Los hermanos fontaneros más famosos del mundo de los videojuegos regresan por todo lo alto a Nintendo 3DS. Y teníamos ganas, porque sus juegos de rol siempre nos dejan con un buen sabor de boca. Esta vez asistimos al debut de la franquicia Mario & Luigi, la cual alcanza con este título su quinto juego. La principal particularidad que la representa es que esta vez realiza un crossover con la otra saga rolera del fontanero: Paper Mario. El grueso sigue estando protagonizado por Mario & Luigi, dado que como recordaréis, en el año 2012 ya se lanzó un juego de la versión de papel en esta misma consola. Su presencia en Mario & Luigi Paper Jam Bros. sirve a modo de complemento para que la historia derive de una manera distinta a la de anteriores entregas. Y hay que reconocer que Taro Kudo, guionista del juego, ha sabido aprovechar muy bien los distintos elementos que ha tenido a su disposición.

Dos princesas a las que rescatar

Al guionista le perdonamos que comience de una forma típica, porque luego el juego tiene algunas cosas que son, sin duda, para aplaudir el trabajo que ha realizado. Son ese tipo de detalles que vamos descubriendo a lo largo de la partida los que hacen que la experiencia resulte más que refrescante por mucho que comience de forma típica. Porque sí, el inicio es predecible. Lo primero, tenemos a Luigi, que con su “patosidad” habitual provoca que el mundo de Paper Mario se acabe filtrando en el de Mario & Luigi. De repente nos encontramos con que los papeles se van metiendo en la vida de los protagonistas. Y junto a personajes de papel de medio pelo también llega Mario, Bowser y la Princesa Peach.

Aunque las dos Princesas Peach están muy a su aire, casi tan felices como personajes de Tomodachi Life, a los dos Bowser no les hace nada gracia eso de quedarse parados. Así que deciden secuestrar a las dos princesas y así dar doble quebradero de cabeza a los héroes. Por suerte tenemos a Mario, otro Mario y Luigi, dispuestos a cumplir con su misión y volver a salvar el día mientras se comen champiñones y golpean a sus enemigos. ¿Quién dijo que los RPG de Mario ya habían exprimido todas sus ideas?

Por otro lado, tengamos en cuenta que el juego se desarrolla en el mundo de Mario & Luigi, donde sus habitantes tienen una forma de vida bastante realista y peculiar. La aparente simpleza que nos encontramos en los juegos de plataformas de Mario, donde los personajes secundarios no pintan mucho, cambia aquí por una profundidad notable para estos NPC. Esto deriva en ingeniosos diálogos que aportan más de lo que parece y que tienen su carga de crítica hacia la vistosidad y el colorido que suele rodear al mundo de Mario. Nunca es tarde para decir al público “eh, este juego de rol no se corta y te muestra un lado más coherente con lo que esperas de un mundo de fantasía”. Hasta acabaremos sintiendo un poquito de pena por los escasos derechos que tienen los Toad de papel, a los que utilizaremos de forma obligatoria para construir los cartoñecos, una suerte de robots que nos harán sentir que Mario por fin ha visto cumplido su sueño de ser piloto de mecha. Si ya en el pasado los Toad fueron protagonistas de situaciones bastante particulares en el entorno de Mario & Luigi, aquí alcanzan un nuevo nivel.

Plataformas, exploración y una dosis de combate

La desarrolladora AlphaDream, que lleva trabajando en los RPGs de Mario desde tiempos lejanos, es una profesional del género (en el pasado también produjeron los juegos de rol de Hamtaro, que nos encantaron) y lo demuestra desde que comenzamos a jugar. Tenemos ante nosotros la idónea combinación de plataformas, exploración y combates. La exploración se hace muy amena porque tiene una pizca de sistema plataformero que hace que no movamos simplemente a nuestro personaje por los largos caminos que nos esperan. También vamos a tener que saltar, interactuar con elementos para conseguir objetos y realizar otras acciones. No es que tengamos puzles enrevesados de los que nos quitan el sueño, pero hay bastante solidez en cuanto a la variedad de situaciones que se dan cita mientras progresamos por el decorado.

En especial nos fijamos en que se da cita esa filosofía de ponernos ante un gran escenario a través del cual tendremos que hacer varias vueltas para volver a lugares a los que antes no podíamos acceder. La filosofía habitual. No obstante, lo que más nos gusta de esta entrega es la forma en la que aprovechamos a Paper Mario. Si en el pasado la saga Mario & Luigi consistía en combinar las habilidades de los dos hermanos, en hacerles lanzarse el uno al otro o ayudarse para llegar a determinados lugares, ahora se introduce el concepto del Mario de papel. Esto significa que, por ejemplo, el fontanero de papel, no demasiado expresivo, pero muy encantador, tendrá que hacer uso de su peculiar forma para introducirse en algunos lugares en los que de otra manera nadie podría entrar. También hay momentos en los que el Mario de papel utilizará su particular forma para elevar a los personajes por el aire a fin de ayudar a que salgan de situaciones un poco complicadas. Además, hay habilidades de mapa que no usarán necesariamente a Paper Mario, pero que no por ello resultan menos útiles. Estas las iremos desbloqueando a medida que avancemos a lo largo del juego.

Los combates se benefician de toda esta filosofía de juego combinada y activa. Nos volvemos a encontrar con el sistema por turnos que ha sido característico de las entregas roleras de Mario y Luigi, incorporándose además los elementos de precisión que requieren que pulsemos los botones adecuados cuando impactamos con los enemigos. Los fans de la franquicia Paper Mario también reconocerán el sistema, lo que ayuda a que la progresión sea más eficiente. A lo largo de los combates podemos hacer uso de ataques normales, objetos y de los útiles ataques trío. Como de costumbre, es importante que busquemos la forma de maximizar a cada personaje de la mejor forma posible y que usemos los ataques combinados cuando la situación sea propensa a ello.

Para más diversión, los ataques especiales están combinados con minijuegos de precisión, como un divertido frontón que acabará deparando en que hagamos mucho daño a los oponentes si tenemos la suficiente habilidad. También hay que tener precisión en los procesos de esquive, ayudarnos de todos los recursos disponibles y estar atentos a las exigencias del combate, dado que habrá batallas en las que la mecánica cambie y tengamos que amoldarnos. Esto ayuda a que los combates, tanto contra subjefes como contra jefes, sean más variados y que así no caigamos en la reiteración de otros títulos similares.

¿Y los amiibo? ¿Para qué sirven en este caso? Tenéis que contar con una New Nintendo 3DS o con el adaptador para utilizarlos, eso seguro que ya lo sabéis. Pero si los podemos usar lo que haremos será conseguir cartas especiales que nos vendrán muy bien en los combates. Conseguiremos cartas de personaje y podremos mezclar distintos amiibo para dar forma a cartas especiales, incluso cartas dobles que no solo son muy chulas en diseño, sino que resultan de gran utilidad. Pero lo mejor de todo del uso de los amiibo es combinar dos cartas del mismo personaje, lo que dará como resultado una carta brillante con la cual hay dos ventajas. La primera: que es más eficiente. La segunda: que con su uso nos llevaremos puntos estrella. Así que si tenéis dos amiibo idénticos, vais a encontraros con una ventaja enorme para vuestras partidas.

Menos impactante son las batallas de cartoñecos, pero debemos decir que nos han gustado, sobre todo porque juegan un papel de complemento no tan trascendente como se podría imaginar. Es un recurso más de los muchos que vamos a ir encontrando a lo largo de la partida y de los que no hemos hablado. Hablamos de los cartoñecos por su originalidad. Sus batallas son parecidas a las de juegos de robots, un poco aparatosas y simples, con poco recurso de botones y acciones, pero consiguen que aportemos un toque de variedad al desarrollo de la partida. Más que un problema, son una buena manera de aliviar la carga rolera del juego, que ya os podéis imaginar que es muy alta, tal y como ocurre en los demás títulos de la saga.

Volvemos a un mundo de Mario lleno de color

La principal gracia que tiene Mario & Luigi Paper Jam Bros. se encuentra en ver cómo el mundo de papel de Paper Mario se va colando poco a poco en el principal. Esta mezcla de contrastes ayuda a que la experiencia sea muy diferente a la cual hemos visto en los anteriores RPGs de la pareja de fontaneros. Y todo se mantiene rodeado por el color y la simpatía, con personajes bien animados y un nivel de detallismo más que elevado. Es justamente lo que esperábamos del juego, ni más ni menos.

Por otro lado, la banda sonora destila el mismo nivel de color que los escenarios. Ha sido compuesta por la japonesa Yoko Shimomura, cuyo talento ya hemos escuchado con anterioridad en sagas reputadas del estilo de Kingdom Hearts, Mana o incluso Street Fighter. Por supuesto, también lleva realizando la banda sonora de los RPGs de Mario desde el lanzamiento de Super Mario RPG en el año 1996. Y aunque la música es excelente, no olvidemos que las voces son muy divertidas, estando además acompañadas por unos subtítulos en castellano realmente divertidos. Como siempre, Nintendo cumple en este sentido.

Y con esto terminamos de repasar todo lo que queríamos contaros sobre Mario & Luigi Paper Jam Bros., juego que recomendamos a todos los amantes de los RPG que dispongan de una Nintendo 3DS. Es tan original como esperábamos, adictivo y tiene una gran cantidad de contenido y horas de duración. Si ya sois habituales de los RPGs de Mario no os vais a sentir decepcionados, sobre todo si también sentís cierto interés por las aventuras que ha protagonizado el Mario de papel.

Resumen
Cuando dos hermanos no son suficiente, solo hay que llamar a un tercero, y mejor si es de papel. En Mario & Luigi Paper Jam Bros. la diversión está garantizada con una amplia combinación de estilos de juego.
Lo mejor
  • La aventura está llena de momentos variados
  • Una gran ambientación, colorida y con humor
  • El uso de los amiibo es muy útil y adictivo
Lo peor
  • Los minijuegos de los combates pueden ser un poco pesados
  • Tiene algunos momentos en los que el ritmo baja mucho
9.0
Jugabilidad - 9
Gráficos - 8.2
Sonido - 8.5