Inicio > Análisis > Might & Magic: Clash of Heroes / iOS

Might & Magic: Clash of Heroes / iOS

Una nueva versión de Might & Magic: Clash of Heroes llega al mercado, esta vez con el objetivo de ser disfrutada en dispositivos móviles.

Might & Magic: Clash of Heroes iOS Portada

Might & Magic: Clash of Heroes
Nota: 90
Plataforma: iOS
Artículos
Género: RPG
Imágenes
Lanzamiento: 24/01/13 | 24/01/13 | 24/01/13
Vídeos
Desarrollador: Tag Games
Trucos
Editor/Distribuidor: Ubisoft/Ubisoft
Saves
CÓMPRALO:

Cuando Might & Magic: Clash of Heroes se lanzó en Nintendo DS, allá en el año 2009 de la mano de la desarrolladora Capybara Games, los resultados fueron positivos. Se había conseguido una adictiva combinación de géneros con un buen diseño de personajes, una historia complaciente y largas horas de diversión. Posteriormente el juego tuvo su correspondiente adaptación a las plataformas de descarga digital de las consolas de sobremesa. Por aquel entonces el juego volvió a encandilar a público y crítica, tal como mencionamos en nuestro análisis. Pero había algo que impedía que Might & Magic: Clash of Heroes fuera ideal en esta adaptación a la alta definición: los controles no eran tan intuitivos con un mando como lo habían sido y podían ser con una pantalla táctil. Ahora el juego se ha lanzado en una nueva versión para terminales iOS, combinando lo mejor de las dos versiones previas: la capacidad táctil de Nintendo DS y la alta definición de la edición para consolas de sobremesa. El juego también se espera que llegue dentro de poco al sistema operativo Android de Google, lo que significará tener mucho más margen para triunfar. De momento su lanzamiento en iOS ha sido brillante, alcanzando índices de descarga muy elevados con rapidez.

JUGABILIDAD

Lo que más caracteriza a Might & Magic: Clash of Heroes es la manera en la que nos introduce en una historia rolera con exploración, encuentro con NPCs y batallas desarrolladas bajo una mecánica que combina los puzles con la estrategia. El juego adopta muchos ingredientes de otros títulos y se inspira en la propia saga Might & Magic en algunos de sus elementos, lo que termina proporcionando un resultado muy sólido cara al usuario.

La progresión marca parte de la diversión que proporciona el juego, al cambiar mucho la experiencia entre nuestro inicio en la aventura y una vez hemos avanzado a lo largo de la misma. Contamos con un ejército que podemos personalizar con nuestras unidades favoritas, destacando las especiales, que se gastan y debemos recargarlas gastando dinero, pero que marcan diferencias a la hora de combatir. La mecánica es muy particular, con un campo de combate que se divide en dos lados. En cada uno se encuentran las unidades de cada jugador. Comenzamos con un número de unidades desplegadas de forma aleatoria entre las que se combinan las básicas y las especiales. En cada turno tenemos una serie de movimientos en los que podemos trasladar a las unidades por nuestro lado del tablero o recuperar a las unidades caídas. El movimiento de las unidades por el tablero es fundamental que lo realicemos de forma estratégica y pensando bien en cada una de las acciones. Si realizamos una línea de tres unidades iguales en posición horizontal, estas se convertirán en barreras protectoras que se colocarán en el frente de nuestro lado del tablero. Si hacemos una combinación en posición vertical, los personajes se combinarán para realizar un ataque al oponente en línea recta. Las unidades de ataque tienen una serie de turnos que tardan en realizar su movimiento, variable en base a distintos factores, como la propia potencia de la unidad. Por ejemplo, las unidades especiales disponen de un tiempo de recarga más elevado que el de las unidades básicas.

A medida que pasan los turnos las unidades en activo, las que esperan su turno de ataque, van recargando su fuerza, lo que resulta primordial para poder hacer un daño eficiente en el oponente. Estas mismas unidades de ataque sirven como defensa, dado que si un enemigo viene hacia nosotros en línea recta tendrá que derrotar a nuestras unidades antes si quiere llegar hasta nuestro lado del terreno. Este lado representa la posición del héroe, quien tiene una vida que debemos intentar mantener superior a cero para sobrevivir.

Durante la partida apreciaremos que los combos, las cadenas de acciones y las decisiones estratégicas marcarán el desarrollo de los enfrentamientos. No es lo mismo realizar combinaciones de ataque de forma poco ordenada que hacerlo con estrategia para ganar puntos de acción y realizar combos más poderosos. Es muy importante analizar el campo de batalla, saber dónde es débil nuestro rival y cuándo tenemos que intentar no realizar muchas barreras defensivas para no perder unidades y margen de movimiento por el tablero. Y cuando pase un tiempo y ganemos suficiente magia, podremos desatar la habilidad especial de nuestro héroe, como una lluvia de flechas o un movimiento que aumentará la defensa de nuestras unidades.

Al terminar las batallas las unidades ganarán experiencia y subiremos de nivel, siendo algo base para que podamos avanzar a lo largo de la historia con solidez. Mientras realizamos misiones y encargos que obtenemos en el mapa, el cual exploramos gracias a la pantalla táctil, vamos mejorando y obteniendo ventajas con las que poder prepararnos para los enfrentamientos más difíciles. Hay muchos elementos a los que prestar atención en Might & Magic: Clash of Heroes, siendo un juego que realmente exige al usuario un poco de compromiso en lo vinculado con personalizar nuestro ejército y tenerlo a punto para hacer frente a cualquier ofensa.

Además del modo principal de Might & Magic: Clash of Heroes, en el cual nos introducimos en la historia, tenemos opciones multijugador que aumentan mucho la rejugabilidad. Por ejemplo, hay partidas online contra rivales aleatorios de cualquier parte del mundo y también se encuentra disponible opción en un mismo dispositivo compartiendo la pantalla, algo que proporciona gran diversión para partidas rápidas.

GRÁFICOS

Como decíamos, lo mejor de esta versión es que combina los gráficos del remake HD con la jugabilidad táctil de Nintendo DS. Estos gráficos destacan con una muy alta calidad, llevándonos a escenarios ricos en detalle, con personajes muy bien caracterizados, basados en sprites bien representados y dotados de animaciones muy variadas. Así mismo, brilla el estilo de las ilustraciones, con un perfil propio de producciones animadas que consigue que cada personaje destaque de forma propia. Los campos de batalla están cargados al máximo, lo que hace que el juego sea un poco complejo en cuanto al movimiento e interacción con las unidades en la pantalla del iPhone. Para la versión del iPad, la cual tomamos como referencia, realmente ofrece un rendimiento de primera calidad. El juego, además de esto, dispone de un buen surtido de efectos visuales que acompañan la realización de los enfrentamientos, para que cada unidad se diferencie de las demás.

MÚSICA & SONIDO

La banda sonora tiene un estilo épico remarcado, sonando como si se tratase de una película de ambientación de fantasía, con instrumentos propios de este tipo de producciones. Los cantos, el sonido de los tambores y de otros elementos musicales, hacen que cada batalla tenga una gran fuerza sonora y que nos introduzca bien en los enfrentamientos. Las unidades tienen efectos sonoros para sus movimientos, pero sin sonar de una forma demasiado característica para que no nos cansemos de ellos, lo cual es algo beneficioso en estos casos.

CONCLUSIÓN

Ubisoft y la desarrolladora Tag Games, que se ha encargado de esta versión, nos ofrecen un juego de acción, rol y estrategia con puzles que complace. Su modo campaña es largo, tiene desbloqueables para el modo multijugador, lo que nos ahorra tener que pagar con microtransacciones, y cuenta con muchas opciones con las que disfrutar en compañía.