Inicio > Análisis > Might & Magic: Duel of Champions

Might & Magic: Duel of Champions

El género de los juegos de cartas recibe la visita de Might & Magic con un juego muy sólido que ofrece juego cruzado entre su versión de PC y de iOS.

Might & Magic: Duel of Champions Portada

Might & Magic: Duel of Champions
Nota: 80
Plataforma: iOS (analizado) y PC
Artículos
Género: Card Game
Imágenes
Lanzamiento: 20/12/12 | 20/12/12 | 20/12/12
Vídeos
Desarrollador: Ubisoft
Trucos
Editor/Distribuidor: Ubisoft/Ubisoft
Saves
CÓMPRALO:

La franquicia Might & Magic goza de una elevada importancia en el historial de Ubisoft, donde ha ganado mucho protagonismo gracias a títulos de calidad y de estilos muy variados. La compañía nos ofrece, en este caso, el juego Might & Magic: Duel of Champions, que se caracteriza por situarnos dentro del género de los títulos de cartas. Si bien hay franquicias muy bien establecidas en este género, como Magic o Yu-Gi-Oh!, Ubisoft demuestra que merece un espacio gracias a un juego muy completo y bien desarrollado que se distribuye de manera gratuita, pero con microtransacciones.

JUGABILIDAD

La mayor parte de los juegos de batallas con cartas tiene un periodo de aprendizaje largo y profundo, lo suficiente como para que aunque pasen varias horas todavía estemos aprendiendo cosas y mejorando nuestras estrategias. En el caso de Might & Magic: Duel of Champions la profundidad es mayor si cabe, dado que el equipo de desarrollo ha utilizado algunos elementos deudores de la franquicia rolera que toma como referencia. Esto significa que además de los cientos de cartas, de la diferencia entre ellas, de las estrategias de combate y del progreso a través de misiones, vamos a tener que aprender la manera de mover cada una de las cartas con inteligencia.

A la hora de comenzar la partida y construirnos la baraja hay cuatro facciones distintas: bastión, infierno, necrópolis y santuario. Nuestra baraja está liderada por un héroe, algo que sonará mucho a los fans de la franquicia de Ubisoft y formada por distintas cartas que seleccionaremos, de criatura, de evento o de magia, entre otras. Una vez nos situemos sobre el tablero recibiremos una mano básica con la que comenzar, totalmente al azar, que podremos cambiar por otra si no nos convence. El tablero se encuentra dividido en dos partes. En el lado izquierdo tenemos nuestro campo, con dos filas donde podemos colocar hasta un total de cuatro cartas en posición vertical para formar un bloque de ocho cartas cuando las tengamos todas desplegadas. A la hora de jugar tenemos que tener en cuenta el sistema por el que se basa Might & Magic: Duel of Champions. Contamos con puntos de acción, inicialmente 1, pero con un total que va aumentando cada turno de forma progresiva. Este total de puntos de acción se puede aumentar usando cartas especiales y otros recursos, siendo fundamental para determinar las cartas que podremos lanzar al tablero. Esto se debe a que cada carta tiene un valor en puntos de acción que debemos gastar para sacarlas al terreno de juego. Una vez la carta está en el tablero, ya no es necesario que invirtamos puntos de acción en ella, sino que su movimiento de ataque será, por así decirlo, gratuito, aunque sólo posible a partir del siguiente turno respecto al que la sacamos. Los puntos de acción se usan con todas las cartas, pero no es lo único que se exige para utilizarlas.

En base al tipo de carta que tengamos se nos exigirá tener un número determinado de puntos de fuerza, de magia o de fortuna. Podemos subir uno de estos parámetros en cada turno gracias a la habilidad del héroe, pero este movimiento también se puede invertir en llevar a cabo una de las acciones propias del personaje, como sacar cartas o realizar técnicas especiales.

Esta mecánica se utiliza en los torneos, en los duelos online y en el modo campaña, que nos introduce en un buen desarrollo de misiones mientras aumentamos de nivel y ganamos puntos y dinero. Poco a poco nos vamos creando nuestra propia baraja de cartas, comprando sobres premium y esforzándonos para tener el mejor equipo con el que luchar contra los demás jugadores. El compendio de opciones que propone es sólido y variado, teniendo mucha profundidad para que invirtamos largas horas de partida.

GRÁFICOS

Los desarrolladores han hecho un muy buen trabajo en el diseño de los menús, creando mapas y sistemas bien implementados y fáciles de navegar. En la versión de iPad, donde hemos centralizado nuestra prueba, todo es intuitivo y el control táctil es muy preciso. Los campos de batalla se adornan por efectos visuales y detalles gráficos que adornan bien los enfrentamientos, pero sin duda, lo que más llama la atención es el diseño de las cartas. Las ilustraciones gozan de una alta calidad y representan bien todo tipo de criaturas y escenarios, siendo uno de los elementos más beneficiosos de los que hace gala el juego.

MÚSICA & SONIDO

A nivel sonoro Might & Magic: Duel of Champions combina melodías de época medieval, propias de la franquicia, aunque no demasiado pegadizas, con efectos de sonido que hacen que las batallas sean un poco más amenas. No resulta un apartado demasiado llamativo, pero se puede decir que cumple sin problemas con su cometido a la vista de la escasa importancia que tiene cuando estamos jugando, momento en el cual se impone que podamos concentrarnos para pensar nuestras estrategias.

CONCLUSIÓN

El juego cruzado entre PC e iPad es un buen recurso del que beneficiarnos, pero el juego tiene mucho más que destaca tan pronto como comenzamos a jugar. La colección de cartas es amplia y variada, el sistema tiene una jugabilidad muy depurada y el soporte online funciona con eficiencia. Es un juego que cumple con lo que esperábamos y que permite a los fans de las cartas disfrutar de una buena propuesta.