Inicio > Análisis > Plants vs. Zombies 2 It’s About Time

Plants vs. Zombies 2 It’s About Time

El lanzamiento original de Plants vs. Zombies 2 It’s About Time hizo estragos por muy diversos motivos. Primero, PopCap Games sorprendió a propios y extraños al decidir distribuir el juego de forma free to play, sin obligar a los usuarios a realizar un pago por la descarga. El modelo de negocio está siendo puesto a prueba y todavía hay quien no se conforma con este tipo de distribución, dado que implica factores negativos y una posible falta de ingresos para el editor. Con un juego de la popularidad de Plants vs. Zombies 2 It’s About Time la distribución gratuita asegura, al menos, que su responsable obtendrá una cifra de ingresos elevada. ¿Pero y la calidad del juego? Su estreno se produjo con defectos y con algún que otro elemento poco atractivo, todo ello solucionado a posteriori mediante varias actualizaciones.

JUGABILIDAD

Llevamos un buen tiempo, desde su estreno meses atrás, probando Plants vs. Zombies 2 It’s About Time, pero se veían muestras por parte de PopCap de querer hacer cambios en el juego. A nivel interno se sabía que las críticas recibidas eran consecuentes con la propuesta que le habían hecho a los usuarios. Un grave error en la versión inicial de iOS y su ausencia en la plataforma Android de Google dejaban claro que el desarrollo se había acelerado más de la cuenta para cumplir fechas. Al final, ahora sí, analizamos la versión que creemos que resultará definitiva, la cual sí está obteniendo una repercusión positiva entre la comunidad de jugadores.

Tomando de base la jugabilidad de la entrega clásica se incorporan muchas novedades a fin de renovar a lo grande el universo de las plantas contra los zombis. En esta ocasión no nos limitamos a defender nuestro jardín, sino que viajamos por el mundo y a través de las épocas. El primer mundo es el antiguo Egipto, con sus esfinges, sus faraones y las momias que podemos esperar de un entorno como este. La segunda zona que desbloquearemos con la obtención de una llave especial serán los Mares piratas, donde peligrosos piratas y bandidos del mar nos esperan. Y en último lugar nos introduciremos en el Salvaje Oeste, en el cual el calor del desierto se verá acompañado por la aparición de montones de zombis.

En algunos momentos específicos Plants vs. Zombies 2 It’s About Time nos introducirá en minijuegos y en formas de jugar distintas a la habitual, pero principalmente se mantiene la jugabilidad clásica. Esta consiste en defender nuestro territorio, cinco líneas de avance en las que van llegando zombis y donde podemos colocar plantas que combatirán con ellos. Vamos colocando plantas gracias a la generación de soles y formamos defensas para detener oleada tras oleada. La dificultad es creciente, y la computadora siempre se guarda una oleada final cargada de muchos más enemigos para intentar acabar con nosotros. Si un solo zombi llega al final de nuestro lado de la pantalla, superando a la cortacésped, la partida habrá terminado. Por suerte, contamos con una gran cantidad de plantas desbloqueables que iremos consiguiendo poco a poco. A medida que avanzamos por los distintos mundos, desbloqueamos todo tipo de plantas, por mucho que algunas estén confinadas a las microtransacciones. Llegaremos a tener tantas plantas que será difícil tomar una decisión en cuanto a las que llevarnos al campo de batalla.

Además del uso de las plantas hay dos factores de los que podemos hacer uso durante los niveles. Uno de ellos consiste en las semillas de crecimiento. Estas las ganamos durante la partida o las podemos comprar al precio de 1000 monedas de oro. Las activamos tocándolas después de haber tocado previamente a una de las plantas que tengamos colocadas en el escenario y desatan un gran poder. Por ejemplo, la coltapulta lanza una buena cantidad de ataques, mientras que el lanzaguisantes desata una enorme cantidad de disparos en línea. Es bueno buscar las distintas utilidades de las plantas con sus semillas para que podamos salir del paso incluso en los momentos más complicados.

El otro de los factores de ayuda se encuentra en el uso de los poderes, tres distintos que podemos utilizar si tenemos unidades en reserva o si utilizamos monedas de oro para pagarlos. Las monedas de oro las obtenemos jugando partidas y el precio de cada uso de poder suele ser de alrededor de 1000. Uno de los poderes nos permite deslizar el dedo por la pantalla para lanzar fuera del escenario a los zombis. Otro desata descargas eléctricas y el último permite atacar a los enemigos haciendo pellizcos en la pantalla.

GRÁFICOS

La implementación de nuevas localizaciones que nos llevan más allá del jardín es una decisión que potencia, de forma obvia, el apartado visual. Cada uno de los tres mundos cambia radicalmente la ambientación para que el sentimiento no sea tan repetitivo. Y no solo cambian los fondos, sino también el diseño de los zombis. En este último aspecto PopCap Games le ha dado vueltas de tuerca a sus modelos originales y ha implementado todavía más perfiles de zombi, todos manteniendo ese punto de diversión y locura al que nos acostumbraron anteriormente. En cuanto a la interfaz, la última actualización, que cambió el sistema de mapa por uno más lineal, ha ayudado a que el juego sea un poco más claro.

MÚSICA & SONIDO

Si bien no es uno de los apartados más importantes en Plants vs. Zombies 2 It’s About Time, el sonido del juego cumple sobradamente y repesca un buen surtido de los efectos que escuchamos en la anterior entrega. La banda sonora incorpora canciones tematizadas en base al escenario en el que nos encontremos, acompañando así al desarrollo de los enfrentamientos.

CONCLUSIÓN

Aunque Plants vs. Zombies 2 It’s About Time tiene un fuerte sistema de microtransacciones, también hay que reconocer que es tan profundo y tan extenso de por sí que no necesita que invirtamos dinero para disfrutar de una buena experiencia. Si nos sobra el dinero, lo podemos desbloquear todo de primera mano sin esfuerzo, pero la partida mejora si jugamos pausadamente y lo obtenemos mediante nuestro esfuerzo.