Inicio > Análisis > Rayman Jungle Run

Rayman Jungle Run

Rayman protagoniza en los dispositivos móviles un juego rápido y divertido que se encuentra adaptado al uso de pantallas táctiles y partidas cortas.

Rayman Jungle Run Portada

Rayman Jungle Run
Nota: 83
Plataforma: Android e iOS (analizado)
Artículos
Género: Plataformas
Imágenes
Lanzamiento: 18/09/12 | 18/09/12 | 18/09/12
Vídeos
Desarrollador: Ubisoft Montreal
Trucos
Editor/Distribuidor: Ubisoft/Ubisoft
Saves
CÓMPRALO:

Lo mejor que le podría haber pasado a Rayman en su expansión en dispositivos móviles era que, como ha ocurrido, protagonizara un juego totalmente original. Ubisoft se ha puesto manos a la obra para conseguir que Rayman llegue más allá de lo que podría haber conseguido con una simple conversión de su famoso Rayman Origins aparecido en consolas. El resultado es Rayman Jungle Run, un título que cautiva por la aparente simplicidad de su mecánica, así como por la elevada diversión y dificultad que propone desde el primer momento. Su paso por iOS ya se ha saldado con gran éxito entre los usuarios, y su lanzamiento en la plataforma Android de Google es inminente.

JUGABILIDAD

Rayman Jungle Run se divide en cuatro segmentos que se desbloquean de forma progresiva a medida que acabamos el anterior. En cada uno de ellos se incorpora una acción adicional a los movimientos del protagonista, lo que hace que la experiencia general varíe de forma considerable. En base, el juego es un plataformas de movimiento automático, donde comenzamos el nivel pulsando la pantalla para que Rayman se eche a correr. La misión es alcanzar el final de la pantalla habiendo reunido la mayor cantidad posible de lums. La presencia de estos se encuentra determinada de por sí, por lo que la cifra de lums que podemos obtener por nivel está especificada de antemano. Si queremos completar la pantalla al 100% e intentar así ponerle todos los dientes del mundo al personaje que nos llevará a la Tierra de los Muertos Furiosos no tendremos que dejar ningún lum atrás.

El sistema es muy sencillo, dado que el control de avance es automático y sólo nos tenemos que preocupar de llevar a cabo las acciones secundarias. La primera de ellas es el salto, fundamental en todo juego de plataformas que se precie. Con el salto también podremos rebotar en paredes o agarrarnos a objetos que nos permitan desplazarnos por el aire. Una vez hemos terminado los niveles del mundo del salto pasamos al de volar, en el que podemos hacer uso del pelo-hélice de Rayman para flotar. Esta acción la realizamos manteniendo el dedo pulsado sobre la pantalla. Los retos aumentan de forma considerable, pero lo hacen todavía más en el tercer mundo, en el que se nos enseña a correr por la pared. A la hora de llevar a cabo esta acción sólo tenemos que dejar que la máquina lleve a Rayman hasta el fondo de la estructura a la que nos estemos encaminando. Por último, como cuarto fondo de niveles tenemos los relacionados con el lanzamiento de puño. En estas pantallas finales la complejidad de los niveles aumenta de forma descomunal al incluir tanto una gran cantidad de enemigos, como bloqueos de madera que debemos destruir. Los golpes los propinamos pulsando en el lado derecho de la pantalla, mientras que el izquierdo se mantiene para los saltos. Además de esto, la dificultad aumenta por combinar todas las habilidades y por hacernos decidir el mejor método de derrotar a los oponentes, si con el puño o pisándoles en la cabeza de forma tradicional.

La mecánica de Rayman Jungle Run es altamente adictiva, muy pensada para partidas cortas y con un gran margen de interés en lo relacionado con picarnos a repetir niveles hasta perfeccionarlos. Los controles están muy bien implementados y responden de forma más que acertada. Por su parte, hay extras a desbloquear, como fondos de escritorio, y se incluyen logros y marcadores.

GRÁFICOS

Ubisoft ha utilizado el motor gráfico UbiArt, lo que explica el gran parecido que tiene a nivel visual con Rayman Origins, que se ganó muchos aplausos en este aspecto. Los decorados hacen gala de una dirección artística de primerísima calidad, con un uso de color que eleva la calidad de lo que se aprecia en la pantalla Retina de los dispositivos de Apple. Por otro lado, la alta velocidad a la que avanza el juego no va en detrimento de la fluidez, la cual se plantea con una estabilidad más que acertada. En este aspecto Ubisoft demuestra lo bien que domina el género y la buena mano que tiene a la hora de crear un entorno gráfico atractivo y de resultados sólidos. Destacan de todo el conjunto las animaciones de los personajes y la variedad de los fondos, con algunas localizaciones de una gran belleza, además de un dinamismo que sorprende por cómo forma el decorado a medida que avanzamos por él, como si se tratara de un lienzo que se va pintando.

MÚSICA & SONIDO

La banda sonora está en la línea divertida y cómica de lo escuchado en Rayman Origins, siendo canciones que suenan de forma aleatoria y que no están supeditadas al nivel en el que nos encontremos. Esto hace que las canciones terminen siendo repetitivas, mientras que los efectos recuperan todos los sonidos a los que estamos acostumbrados respecto a la franquicia del famoso personaje.

CONCLUSIÓN

Si hablamos de juegos de auto-movimiento, aunque sin llegar al formato del endless-run, Rayman Jungle Run consigue destacar como una de las mejores propuestas vistas desde hace mucho tiempo. El formato de niveles cortos, con posibilidad de rejugar para alcanzar el 100%, desbloqueables y el gran cuidado técnico con el que se han creado los gráficos hacen que sea una clara recomendación para los usuarios de dispositivos móviles.