Inicio > Análisis > Rescue Rush

Rescue Rush

El geoposicionamiento se convierte en el sistema elegido por la desarrolladora Supermono Studios para situarnos en un juego de laberintos muy singular.

Rescue Rush Portada

Rescue Rush
Nota: 70
Plataforma: iOS
Artículos
Género: Puzzles
Imágenes
Lanzamiento: 24/01/13 | 24/01/13
Vídeos
Desarrollador: Supermono Studios
Trucos
Editor/Distribuidor: Red Robot Labs/Red Robot Labs
Saves
CÓMPRALO:

La primera impresión que proporciona el juego Rescue Rush es la de ser un título bastante simple, de jugabilidad tan simplificada que termina aburriendo a las primeras de cambio. Su ambientación es curiosa, el uso del color ayuda a que consiga carisma, pero la opinión al primer vistazo es inevitable: el juego no tiene ese toque de interés suficiente como para que nos entusiasmemos. Después comenzamos a descubrir los sistemas de geoposicionamiento de los que hace uso y entonces la cosa mejora un poco. Partiendo de una jugabilidad sencilla hasta la médula, Rescue Rush se apoya en una sólida manera de aprovechar el geoposicionamiento de los usuarios. El resultado es un juego que abre nuevos usos a lo que podría dar de sí el sistema en futuras producciones.

JUGABILIDAD

Colombus el gato es un felino que ha pasado por tiempos muy duros debido a que han experimentado con él. El problema de los científicos que estuvieron trasteando con su ADN es que el proyecto se descontroló y Colombus acabó con un tamaño enorme, transformándose en el primer gato gigante. Con este nuevo tamaño el gato está dispuesto a hacer todo lo que pueda para rescatar a los demás animales que han sido secuestrados por los científicos. Pero no será una tarea sencilla, dado que Colombus deberá viajar por todo el mundo para conseguirlo. Su misión es larga, ya que hay más de 100 especies de animales que tenemos que intentar rescatar, y para ello nos tocará visitar distintas localizaciones del mundo entero. Aunque al principio comenzaremos por la zona donde vivimos, nuestra propia calle.

Darle los permisos de geoposicionamiento al juego es imprescindible para que se pueda aprovechar su máxima razón de ser. Rescue Rush entiende el lugar en el que nos encontramos y convierte nuestra calle en el punto de partida del juego, desbloqueándola para que tengamos acceso al primer nivel. A partir de ese momento nos encontramos sobre un mapa de nuestra ciudad dividido en bloques que sirven a modo de pantallas adicionales. Si queremos jugar otra pantalla para progresar por la ciudad e ir ayudando a los animales tendremos que desbloquearla. Esto lo haremos de dos formas. La primera es usando los diamantes de color azul, conocidos como supermónium, que sirven como moneda virtual del juego, y que sólo se obtienen en momentos puntuales o adquiriéndola mediante microtransacciones. La segunda es mucho más divertida y original, dado que se aprovecha del propio geoposicionamiento. Esto se debe a que las calles a las que vamos con nuestro dispositivo se van desbloqueando para que podamos jugar en ellas. La idea resulta muy llamativa y abre un precedente curioso que se podría tener en cuenta en otras muchas producciones a nivel de juegos para terminales móviles.

Jugando y jugando niveles iremos ganando oro, que nos dará acceso a la compra de objetos especiales, aunque algunos están limitados a las microtransacciones, y expandiremos la presencia de Columbus por el mundo. En ocasiones se podrán abrir portales que nos llevarán a otros países, lo que resulta un soplo de aire fresco. Pero si no tenemos intención de ir de viaje a ellos sólo tendremos opción de desbloquear sus calles mediante las microtransacciones o con los objetos de desbloqueo que hayamos conseguido, lo cual resulta lento, pero posible.

El sistema de juego, como decíamos, es muy simple. Nos situamos sobre los mapas de las calles correspondientes, generados teniendo en cuenta la disposición real, lo que nos llevará a notar mucha diferencia entre unas y otras ciudades, y sobre todo entre distintos países. Algunas calles son más difíciles que otras, pero en todas contamos con el objetivo de recolectar una cantidad de animales determinada para terminar la pantalla. Por el camino podemos recoger oro en forma de bolitas amarillas y otros objetos que nos proporcionarán bonus, representando estos a determinados lugares reales de las calles por las que estemos pasando, como tiendas u oficinas. Mientras intentamos salvar a los animales tenemos dos factores que juegan en nuestra contra: el tiempo y los enemigos. Los oponentes son distintos vehículos que nos intentan atropellar, lo que significaría el final automático de la partida.

La mecánica se reitera nivel tras nivel, pero vamos contando con objetivos que debemos intentar realizar para subir de nivel y conseguir recompensas. Algunos son más difíciles que otros y se incluyen varios especialmente rebuscados, como terminar una pantalla justo cuando el tiempo se encuentre entre los 13 y 14 segundos. Además, hay que tener en cuenta que el juego funciona con energía, gastando una cápsula cada vez que entramos en un nivel y recuperándose a medida que pasa el tiempo.

GRÁFICOS

La estética de Rescue Rush es muy simpática y colorida, haciendo que todos los decorados, estemos en uno u otro país, tengan mucho color y que resulten originales. A nivel general los escenarios podrían tener un poco más de vida, o al menos aprovechar elementos tradicionales de las zonas donde nos encontramos. Esto ya sería elevar el geoposicionamiento al máximo, pero no estaría de más que se hubiera realizado un trabajo más sólido en este sentido. Lo bueno es que los niveles, al crearse en base a los mapas de las calles, tienen una variedad notable en cuanto a su disposición, con callecitas pequeñas, paralelas, avenidas largas, plazas enrevesadas que nos hacen dar vueltas y otros elementos curiosos. La variedad de enemigos es reducida, mientras que los animales que rescatamos sí que tienen muchos modelos distintos, desbloqueándose nuevos a medida que avanzamos.

MÚSICA & SONIDO

El estilo musical que se ha utilizado en el juego está acorde con la estética, siendo muy animado y dicharachero, propio de series de dibujos animados. A la hora de jugar se combinan efectos habituales del género que escucharemos al recolectar objetos y salvar a los animales. Es un apartado sencillo, pero que cumple y que resulta consecuente, si bien es cierto que el tema musical principal puede llegar a resultar un poco pesado a la larga.

CONCLUSIÓN

Con Rescue Rush sus desarrolladores nos introducen en un juego clásico, con reminiscencias a Pac-Man, que dispone de una mecánica adictiva gracias a la presencia del geoposicionamiento. Cumple en los apartados técnicos, y destaca gracias a la innovación que incorpora al hacer que nos movamos con el juego para desbloquear niveles. No obstante, tiene carencias y se aprecia que parte de una buena idea, pero que no ha conseguido explotarse al máximo.