Inicio > Análisis > Resident Evil: The Mercenaries 3D

Resident Evil: The Mercenaries 3D

La franquicia de los zombis de Capcom debuta en la portátil Nintendo 3DS con un juego que nos permite disfrutar de un concepto de jugabilidad muy arcade y directa.

Resident Evil: The Mercenaries 3D Portada

Título: Resident Evil: The Mercenaries 3D
Nota: 80
Plataforma: 3DS
Artículos
Género: Shooter
Imágenes
Lanzamiento: 01/07/11 | 28/06/11 | 02/06/11
Vídeos
Desarrollador: Capcom
Trucos
Editor/Distribuidor: Capcom/Nintendo
Saves
CÓMPRALO:

Había mucha expectación sobre cómo sería el debut de la franquicia Resident Evil en la consola portátil Nintendo 3DS. Al final Capcom, mientras desarrolla el juego Resident Evil Revelations, decidió trabajar en Resident Evil: The Mercenaries 3D, un título puramente arcade con el que los jugadores van a tener la oportunidad de apreciar el potencial de la consola de Nintendo. No se trata de uno de los episodios survival horror tradicionales y habituales de la franquicia, pero no por ello deja de ser interesante.

JUGABILIDAD

Los fans de la franquicia Resident Evil recordarán el modo Mercenaries aparecido en los juegos Resident Evil 4 y Resident Evil 5, que como complemento dejó muy buenas impresiones. Esta modalidad es la que Capcom ha tenido en cuenta para crear Resident Evil: The Mercenaries 3D, un juego independiente y mucho más profundo de lo que parece. En este título deja de lado cualquier hilo argumental, progresión y sistema de avance para situar a los usuarios en niveles limitados por tiempo donde lo único a lo que hay que prestar atención es a luchar y sobrevivir.

El juego nos permite tomar el control de un grupo de personajes formado por Chris Redfield, Albert Wesker, Hunk, Claire Redfield, Jack Krauser, Jill Valentine, Barry Burton y Rebecca Chambers. No todos están seleccionables desde el inicio, por lo que será uno de los incentivos para progresar y obtener records en cada uno de los niveles. En este sentido también será posible desbloquear uniformes y habilidades. Las habilidades son parámetros específicos que permiten potenciar a los personajes con tres diferentes antes de iniciar una de las pantallas del juego. Puede parecer un aspecto poco relevante, pero hay que tener en cuenta la importancia de las habilidades y de lo que importa saber elegirlas a la hora de progresar y obtener buenos resultados. Estas habilidades nos pueden dar más resistencia, mayor espacio para la munición o mejora de parámetros físicos varios que vienen muy bien. Además, también tendremos la oportunidad de personalizar las armas y el equipamiento de los personajes.

Durante la partida, bajo tiempo límite, nos movemos desde la tradicional cámara en tercera persona por detrás del hombro y tenemos gran libertad de movimientos. Los escenarios están cerrados, siendo el objetivo principal acabar con todos los enemigos que podamos y no ser asesinado. Los enemigos aparecen de manera constante, por lo que no hay momento para la pausa. Tampoco podemos quitarle de encima la atención a la munición, y aunque suele abundar, como buen juego arcade, también es habitual encontrarnos en situaciones en las que sea difícil salir adelante sin ella. Por suerte, los personajes tienen arma de cuerpo a cuerpo y cuentan con distintos movimientos físicos que pueden realizar para acabar con oponentes que se les acerquen. Sumado a esto, es posible reaccionar si algún enemigo nos ataca, e incluso rematar a los oponentes en el suelo acabando con ellos con algún golpe físico poderoso. La jugabilidad resulta bastante frenética gracias a que los enemigos no paran de aparecer, así que tenemos que estar siempre atentos. Salvando las distancias, es la representación pura y dura de lo que ofrece un juego arcade de los más sencillos y clásicos: sobrevivir en un escenario cerrado mientras matamos a todos los oponentes posibles.

Cuanto mejor lo hagamos en los niveles, mayor puntuación y estrellas conseguiremos, lo que invitará a la rejugabilidad y a que intentemos conseguir mejores resultados de manera constante. Será importante no sólo acabar con cuantos más enemigos sea posible, sino hacerlo sin sufrir demasiados daños y destruir unas estatuas que veremos por el decorado para obtener tiempo adicional. Todo esto gana interés añadido si disfrutamos del modo cooperativo online o local, que aumenta la experiencia y ofrece la posibilidad de echarse una mano continuamente. Son estas batallas multijugador las que más diversión aportan y en las que las habilidades tienen una mayor razón de ser. También, por otro lado, será importante saber combinar los personajes, dado que cada uno tiene sus pros y sus contras en cuanto a características.

Por último, hay que mencionar algunos avances que ofrece el juego. Podemos movernos mientras disparamos y hacer uso de la pantalla táctil para la gestión del mapa y el inventario. También podemos colocarnos en primera persona para un apuntado más efectivo.

GRÁFICOS

Por lo que ya se ha podido ver, Resident Evil Revelations aprovechará el potencial de Nintendo 3DS de manera más completa y espectacular, pero este juego ya hace buen uso de las características de la consola de doble pantalla y tres dimensiones. El juego tiene unos escenarios procedentes de Resident Evil 4 y Resident Evil 5 muy bien representados, contando con todos los detalles de las versiones originales de consolas de sobremesa. Los enemigos son variados y tienen animaciones más que efectivas, haciendo gala de un nivel de agresividad más que apropiado para un juego de estas características tan arcade. Estos escenarios nos llevan a lugares como la cubierta del barco, la isla desierta en determinados momentos del día, el pueblo, o el antigo castillo, ofreciendo un buen nivel en lo referente a la ambientación. Los personajes protagonistas se mueven con buenas animaciones, mientras que algunas criaturas de mayor tamaño y peligro están representadas con gran lujo de detalles. En referencia al uso del efecto 3D, este ayuda a que la experiencia resulte más espectacular, y aporta un nivel añadido al factor de ver cómo los enemigos se adelantan contra nosotros por todas las direcciones, lo que aumenta el nivel de sorpresa.

MÚSICA & SONIDO

El apartado de sonido no es especialmente brillante, pero cuenta con las voces características de los personajes, y con un buen apartado de efectos que acompañan cada uno de los disparos, sea cual sea el arma que nos encontremos utilizando. Pero sin duda, los protagonistas del sonido son los enemigos, con sus gritos constantes que nos alertarán de la posición por la que estén dispuestos a atacarnos y dañarnos.

CONCLUSIÓN

Resident Evil: The Mercenaries 3D es un juego a valorar de manera cuidadosa. No hay que compararlo con las entregas habituales de la franquicia de Capcom, dado que ofrece una experiencia muy distinta. Este título es un juego arcade, donde no hay historia, ni una progresión definida que enganche para seguir jugando durante horas. Son niveles de disparo continuados, donde superar records, conseguir desbloquear elementos ocultos y esforzarnos para mejorar nuestra habilidad al control de los personajes. Al margen de esto no tiene mucho más, y aunque su modo multijugador también hace un buen papel, hay que reconocer que está lejos de tener profundidad. Pero quienes sepan exactamente que es esto lo que ofrece y no esperen nada diferente, van a quedar totalmente satisfechos, sobre todo porque se aprovecha el potencial de la consola. Además, incluye demo de Resident Evil Revelations como regalo.