Inicio > Análisis > Senran Kagura 2 Deep Crimson

Senran Kagura 2 Deep Crimson

Agosto es el mes de los pechos turgentes en el mundo de los videojuegos. Además del lanzamiento de Onechanbara Z 2 Chaos en PlayStation 4, ha llegado a Nintendo 3DS, por ahora en nuestro país solo en formato digital, Senran Kagura 2 Deep Crimson. Visto lo visto en otros casos, es posible que no tardemos en verlo también en caja en nuestro mercado. Con esta nueva entrega de las chicas de Marvelous, volvemos a tener enormes dosis de acción siguiendo el estilo que tan bien caracteriza a la saga, aunque con algunos cambios.

Si lo recordáis, el primer episodio europeo de Senran Kagura (que era la segunda versión lanzada en Japón a modo de edición 1.5), titulado Burst, llegó el pasado año y ofreció una mecánica de combate tipo beat’m up con desplazamiento horizontal. Gráficamente estaba un poco por debajo de lo que podía dar de sí Nintendo 3DS, al menos en potencial, dado que como elección técnica no resultaba una mala opción. Para esta secuela el equipo de desarrollo ha decidido inspirarse en lo visto en Senran Kagura Shinovi Versus de PlayStation Vita e incorporar en los gráficos una dosis de aire fresco. El cambio es notable a primera vista y se nota el interés por enmarcarse dentro del potencial de la consola portátil de Nintendo. Si antes la sensación era de 2,5D ahora el resultado es más parecido al 3D.

Volviendo a los orígenes

Por muy seguidores de la saga Senran Kagura que seamos, hay que reconocer que para esta secuela parece que el equipo de desarrollo se ha visto un poco bloqueado en términos argumentales. La complejidad de la primera entrega en términos de historia, que se apoyaba en una importante parte de visual novel, ha desaparecido. Seguimos teniendo algunas secuencias y conversaciones entre los personajes, pero no de la manera en la que ocurrió en Senran Kagura Burst. Esto alegrará a quienes pensaran que el primer juego tenía demasiado texto, pero entristecerá a los fans, aquellos que esperan leer cada diálogo de arriba a abajo. La historia está mucho más planteada a trompicones, reiterándose una y otra vez en las mismas ideas y no dejando que los status quo de los personajes avancen de ninguna de las maneras.

La historia del primer Senran Kagura era bastante tópica en su base, pero al menos estaba bien conducida y sus diálogos eran ingeniosos. En Senran Kagura 2 Deep Crimson las conversaciones son excesivamente repetitivas, los combates no están justificados y se rodea la única parte interesante de la historia de una cantidad de relleno que termina aburriendo. Este es uno de los pocos casos en los que recomendamos pasar el texto rápido mientras leemos entre líneas y eso que consideramos esta acción toda una herejía para el género. El problema es que los combates no se pueden saltar y también acaban siendo reiterativos, sobre todo por todo el tema de que ahora podamos luchar formando parejas de dos en dos.

Estas chicas son especiales

Argumento al margen, no se puede evitar decir verdades como puños. Por ejemplo, que el sistema de combate de Senran Kagura 2 Deep Crimson está muy reforzado, que las chicas siguen siendo espectaculares y que el nivel de personalización impresiona. La mecánica de lucha ha querido alejarse de la locura de la primera entrega, donde nos podíamos pasar minutos (contados de reloj) en el aire haciendo combos sin dejar que el cadáver de nuestros enemigos cayera. Los combos aéreos son una parte imprescindible en la saga Senran Kagura, pero ahora se han limitado. Ya no es tan fácil hacerlos como simplemente aporrear los botones, sino que para llevar a cabo los ataques aéreos en combo tendremos que tener un alto nivel de precisión. Habrá que poner el timing sobre la mesa para que nos salgan perfectos. Esto ayuda a que la jugabilidad sea un poco más concienzuda y no tan aleatoria. No obstante, también podemos aporrear los dos botones de ataque principales en tierra para hacer combos largos sin muchas complicaciones.

Por si nos olvidamos de cómo hacer las distintas combinaciones, la pantalla táctil nos mostrará la guía de todo lo que podemos hacer. Además, contamos con la posibilidad de transformarnos y de realizar ataques especiales que consumen pergaminos de técnica. Las técnicas especiales se realizan con facilidad, dado que solo hay que combinar el botón L con uno de los frontales. Cabe la posibilidad de realizar ataques combinados entre los dos personajes que formen nuestro equipo, entre los que además podemos cambiar con libertad. El personaje que no usemos no estará en la recámara, sino que luchará por su cuenta en el propio escenario. Si uno de los dos muere, se quedará en el suelo descansando hasta que se recupere.

El modo historia está bien dotado de misiones y nos mantendrá suficientes horas entretenidos, sobre todo si queremos repetir niveles para mejorar nuestras puntuaciones. A medida que progresemos iremos desbloqueando montones de complementos para personalizar a las chicas, así que hay buenos motivos por los que repetir las pantallas. Por otro lado, también podemos compartir la aventura con un segundo jugador, tanto en conexión local (con dos unidades del juego imprescindibles) como online. Esto último es un gran añadido, dado que la diversión aumenta de forma considerable.

Page 1 de 2Siguiente