Inicio > Análisis > SteamWorld Heist

SteamWorld Heist

Desde hace unos años, los suecos nos demuestran de distintas formas (por no mencionar cierta marca de muebles que ya os imagináis) que lo sencillo y práctico es lo mejor. Pues bien, en esta ocasión la compañía Image & Form Games nos ha demostrado que no se necesitan tener unos gráficos geniales ni una historia profunda para conseguir mantenernos enganchados a la portátil de Nintendo queriendo jugar más y más. Lo hacen con SteamWorld Heist, una propuesta muy original e interesante que cae como venido del espacio (nunca mejor dicho) a Nintendo 3DS en formato digital desde la eShop.

¿Te apuntas a dar unos tiros?

 

Es inevitable que lo primero que nos llame la atención no sea su historia, sino su forma de narrárnosla. ¿Alguna vez habéis visto grabaciones de los Estados Unidos de los años 30? En la gran depresión tenían una forma peculiar de narrar los acontecimientos de forma que hasta parecían un anuncio de teletienda sin stop. Pues bien, han sabido tomar la esencia de esas grabaciones y nos presentan la historia con vídeos muy dinámicos con un narrador al más puro estilo Evan Peters en su papel de Mr. March en American Horror Story. De hecho, SteamWorld Heist puede pasar muy desapercibido dentro del catálogo de Nintendo pero con solo ver uno de los vídeos que nos muestran, apreciamos que tiene un rollo muy distinto a lo que aparenta. Dicen que no juzgues un libro por su cubierta y en esta ocasión, es algo que podemos aplicar al juego.

Sus gráficos han sabido explotar las posibilidades de Nintendo 3DS y nos presentan unos sprites que resultan atractivos y casan muy bien con los fondos. Pero lo que realmente enamora es que su 3D es fácil de ver, acostumbrarte y no resulta cansado para los ojos, no como pasa en otros títulos.

La jugabilidad parece sencilla a simple vista, aunque a medida que van avanzando los niveles vemos que hay muchos factores a tener en cuenta para poder terminar cada misión y, a poder ser, con el máximo de estrellas. Y si bien a simple vista parece un juego de plataformas donde hay que disparar a los enemigos con ingenio y habilidad, en realidad es todo lo contrario. Se trata de un juego de estrategia pura y dura en el que no vemos el típico tablero por el que movernos del género. En este título nos encontramos con la sorpresa que cada nivel es muy abierto, dándonos la posibilidad de explorar decenas de puertas que pueden esconder varias sorpresas tras ellas. La forma de movernos por estos escenarios es muy sencilla: en el suelo nos marcan una línea de puntos que indican el rango de movimiento de cada personaje, pero estos están diferenciados en color naranja y azul. La línea naranja marca el rango de movimiento que tenemos con la posibilidad de atacar al llegar al punto escogido y la línea azul nos indica que una vez entrado en ese rango, no se podrá atacar. Es importante tener en cuenta estos colores porque todo nuestro esfuerzo se puede ver perdido en tan solo una mala decisión.

Así son las batallas

Algo que nos encanta de este título es su forma de atacar, dado que se puede hacer cuerpo a cuerpo al estar frente al enemigo o a distancia. Cada pistola infringe un daño distinto y tienen características diferentes, siendo una de ellas que tengan o no mirilla. Esto es importante tener en cuenta sobre todo en el momento en que somos principiantes, ya que esta mirilla nos indica la trayectoria de la bala, algo muy útil en ese momento en que estamos acostumbrándonos a la dinámica de juego. Pero atacar no se limita solo a eso, apuntar y disparar, también entran en juego las habilidades de cada personaje (las cuales se consiguen a medida que suben de nivel), el azar y ante todo el terreno. A lo largo de cada pantalla podemos ver diferentes elementos, como por ejemplo escudos o barriles inflamables. Hay que conocer cada barril y saber si puede ser beneficioso para nosotros usarlo, dado que en la batalla saber utilizar sabiamente los recursos puede suponer la obtención de la victoria.

 

Pero, ¿y los personajes? ¡Lo gracioso de este juego es que se tienen que ir reclutando! Ya sea con agua (la moneda de cambio) o con un número exacto de estrellas. Estos están desperdigados por los distintos bares que nos iremos encontrando a lo largo de nuestra aventura. No solo nos encontraremos posibles reclutas, también podemos encontrarnos vendedores de armas que nos permitirán equipar a nuestros personajes para poder seguir armados hasta los dientes en esta trepidante aventura interespacial.

Sencillez adictiva

A diferencia de otros juegos del género, SteamWorld Heist es capaz de tenerte en vilo desde el primer minuto. No sabemos bien si es por esa forma de narrar la historia o esa jugabilidad entretenida que, aunque sea monótona porque es siempre la misma dinámica, es capaz de tenerte jugando sin darte cuenta de la noción del tiempo. En cualquier caso, muy recomendable para seguidores del género.

Resumen
SteamWorld Heist ofrece una adictiva dosis de acción y estrategia espacial con un diseño gráfico que convence.
Lo mejor
  • Te atrapa desde el principio
  • El sistema de juego es atractivo y divertido
  • Gran variedad de personajes
Lo peor
  • No hay variedad de misiones
  • Al final resulta repetitivo
8.0
Jugabilidad - 7
Gráficos - 8
Sonido - 8