Inicio > Análisis > Terraria

Terraria

Desde hace ya un tiempo podemos disfrutar de Terraria en consolas como Xbox 360 y PlayStation 3, sin embargo, recientemente también llegó a la portátil PlayStation Vita. Así es, los jugadores de la pequeña consola de Sony estamos de enhorabuena con la llegada de otro juego a nuestro dispositivo portátil. Y es que los chicos de 505 Games se han puesto las pilas aumentando las plataformas disponibles para Terraria. El juego, además de estar en sistemas de sobremesa y en esta versión que hoy analizamos para PlayStation Vita, también se encuentra disponible para su descarga desde los sistemas operativos móviles iOS y Android.

JUGABILIDAD

Terraria llega a PlayStation Vita como juego humilde, quizá simplón, quizá hasta hay gente que lo ha calificado como copia mal hecha de Minecraft, pero… nada más lejos de la realidad. Es un juego interesante de construcción, exploración y de aventuras que combina a la perfección unos gráficos muy sencillos y unos modos de juego con argumento interesante. Como se ha demostrado, estos juegos de construcción en un ambiente desértico están de moda. La libertad, la flexibilidad que dan estos juegos es un hecho que nos encanta a los jugadores, pero… ahí no acaba la cosa, no sólo con darnos libertad y flexibilidad para dar rienda suelta a nuestra imaginación un juego va a ser “grande”, hace falta una pizca más de “sal”, llamémoslo X. Ese X que hace que no podamos dejar de jugar, ese X que hace que cada minuto en el juego sea un paraíso idílico que hace que no queramos volver a nuestra realidad, y esa X es justamente lo que consigue el juego, proporcionándonos horas y horas de exploración y creación ilimitadas, donde las posibilidades al igual que el entretenimiento son infinitas.

El juego nos pone en la piel de un muñeco, que como ocurre en las versiones de sus hermanas mayores, se nos permite crearlo a nuestra imagen o semejanza o… por lo menos como más nos guste, que debe labrarse un porvenir en un mundo sin nadie más que nosotros y una infinidad de malos tanto acuáticos, como voladores, terrestres… (es verdad que en algunos momentos nos encontraremos con personajes que nos ayudarán en determinadas tareas).

El sistema de juego es muy simple: Terraria nos introduce en nuestro mundo, un lugar insólito en el que los dueños de nuestro destino somos nosotros. Consiste en conseguir materias primas para la construcción de armas, herramientas, refugios…. Podremos obtener estar materias primas cavando hasta lo más profundo de la tierra o talando árboles, por ejemplo. Una vez conseguidos determinados objetos los podremos combinar para obtener otros más complejos… ¿os suena verdad? Cabe destacar también en este aspecto que la cantidad de objetos que vayamos obteniendo, al igual que las materias primas, se almacenarán en nuestro inventario, por lo que nunca perderemos nada.

El modo de juego en cuanto a controles se refiere sigue la tónica del título en la simplicidad superficial que presenta. Usaremos el botón R para usar las herramientas, objetos y armas, y el joystick derecho para mover el cursor de acción. Con el otro joystick nos moveremos por la pantalla. Una de las novedades de esta versión para PlayStation Vita se encuentra en la posibilidad de usar la pantalla táctil de la consola a fin de administrar el inventario. El sistema resulta mucho más cómodo que en la versión de consolas de sobremesa por la facilidad que propone el soporte táctil, con el cual también podemos aumentar o reducir el zoom de la escena.

En cuanto a modos de juego, decir que podremos disfrutar de gran variedad de escenarios en los que montar nuestro imperio pero quizá se queda corto en temática. Cuando han pasado 10 o 15 minutos da la sensación de que lo has visto todo en el juego. Ese es quizá uno de los defectos de esta versión de Terraria, que no incluye sorpresas ni retos de gran importancia que le den ese plus que necesitan los usuarios. Sí que es verdad que gozaremos de tres dificultades que iremos desbloqueando a medida que avancemos en el juego. Por último destacar en este apartado que sí que hay una gran diferencia respecto a la versión de sobremesa, y es que en ésta podemos elegir entre tres mundos (uno grande, otro medio y otro pequeño), y en PlayStation Vita sólo podemos elegir uno.

No hay que olvidar la inclusión de modo multijugador, el cual está un poco limitado por no tener ad-hoc y limitarnos al soporte online. Pero si tenemos amigos conectados con su propia consola disfrutaremos de la diversión del cooperativo y de la posibilidad de participar en enfrentamientos PVP.

GRÁFICOS

Simples podría ser el adjetivo que definiera todo el juego y en especial los gráficos, en 2D y muy pixelados (para facilitar el juego). Este hecho puede ser una baza en contra o a favor (para gustos los colores) y es a nuestra opinión donde radica la belleza del juego, ya que busca de alguna manera despertar la nostalgia de los más “viejos” del lugar.

MÚSICA & SONIDO

Terraria no tiene diálogos, tendremos que leer bocadillos para enterarnos de la historia. Nos acompañará una música mono tónica que al igual que ocurre con los gráficos busca ambientarnos o recordarnos a los juegos de otras épocas. En cuanto a efectos de sonido, sí tendremos el privilegio de disfrutarlos, a la hora de cavar o talar notaremos unos efectos que intentan imitar el sonido real de estas acciones.

CONCLUSIÓN

El juego llega a PlayStation Vita después de haber estado en consolas de sobremesa, a un precio muy asequible (unos 15€) para hacernos olvidar Minecraft, y francamente lo consigue, llevándonos a nuestra infancia con gráficos 2D que harán las delicias de los más veteranos. Sin duda, las posibilidades que ofrece tanto en creación como en exploración hacen que Terraria sea un juego digno de tener en la tarjeta de memoria de nuestra PlayStation Vita.

Resumen
Los usuarios de PlayStation Vita ya pueden disfrutar con Terraria, juego de gestión que llega tras obtener buenos resultados en la consola PlayStation 3.
8