Inicio > Análisis > Vainglory

Vainglory

Cuando Apple decidió apoyar la presentación de Vainglory en su evento del iPhone no hubo duda de que estábamos ante un juego al que merecía la pena seguirle la pista. Los MOBA han tenido siempre una gran popularidad en equipos PC, pero en dispositivos móviles no han tenido tanta trayectoria. Esto es algo que trata de cambiar el equipo de desarrollo de Super Evil Megacorp con Vainglory, un título que ya se encuentra disponible en todo el mundo y que no ha tenido una mala recepción.

Hace unos días sus responsables estuvieron en Madrid, con motivo de Gamergy 2015, presentando su juego a la prensa. Vimos que había mucha ilusión entre el equipo de desarrollo, aspirando a lograr lo máximo posible en el sector e incluso formulando un futuro en el cual Vainglory sea el líder de las competiciones multijugador. Por ahora estamos lejos de que esto ocurra, pero si la trayectoria del juego sigue siendo tan positiva, quién sabe lo que ocurrirá en el futuro.

Los MOBA en formato móvil

Quién iba a decirnos que los MOBA funcionarían tan bien en formato móvil. Pero sí, lo hacen. No vamos a tardar en acostumbrarnos en ver a montones jugadores a nuestro alrededor tocando con los dedos la pantalla de su dispositivo. ¿Cansa? No menos que hacer click en el ratón de forma descontrolada cuando jugamos a este tipo de títulos en el ordenador. Lo hemos probado tanto en el iPhone como en el iPad y la experiencia es igual de buena en ambos casos.

Vainglory está totalmente enfocado al multijugador, algo que ya podíais haber imaginado. Le queda recorrido en cuanto a interfaz de juego como para ser cautivador de manera implacable, pero ya proporciona un alto nivel de adicción. Los combates se desarrollan con dos equipos de 3 personajes en un mapa (un solo mapa, por desgracia) dividido en dos partes: la línea de combate y la jungla. La línea se divide en dos lados, el nuestro y el del equipo rival, teniendo cada uno de estos lados una serie de torretas. También hay que decir que por las líneas van avanzando de forma automatizada grupos de esbirros. Esto ocurre de forma independiente a lo que hagamos nosotros mientras se desarrolla el combate.

La jungla es donde cazaremos monstruos. Por los asesinatos que hagamos ganaremos experiencia y oro. En algunos casos recibiremos otras mejoras, como la oportunidad de potenciar a nuestros esbirros al capturar las minas. Si la mitad de nuestra jungla se nos queda reducida podemos ir a la del equipo rival, aunque significará un claro riesgo si un héroe enemigo aparece ante nosotros. En medio de los dos lados de la jungla hay una posición en la cual se genera un troll especial, así como el Kraken una vez avanzamos lo suficiente en la batalla.

Para acabar con los rivales hay que realizar una serie de pasos consecutivos. Primero destruir las torretas del bando contrario y después destrozar su base. No será sencillo, por lo que antes habrá que subir de nivel lo suficiente para que esto nos permita desbloquear habilidades y comprar objetos, entre otras cosas.

En la personalización está el gusto

Hay un buen número de héroes disponibles, aunque solo hay unos pocos disponibles cada semana. La rotación permite que vayamos poniéndonos al manejo de cada personaje a fin de poder probarlos a todos y buscar el que más nos interese. Eso sí, no hay un nivel de progresión para cada personaje, sino que la experiencia que ganamos acompaña a un nivel general de jugador. Los héroes se dividen por su habilidad principal y por el tipo de parte del escenario que se recomienda para ellos: la línea o la jungla. Tenemos, por ejemplo, héroes guerreros, o de apoyo, siendo importante que consultemos sus habilidades antes de elegir para hacernos a la idea de lo que ofrecerá cada uno.

La personalización de los héroes no se realiza a nivel de habilidades, dado que son fijas y no hay posibilidad de elección más allá del orden en el que las potenciamos (además, se van desbloqueando de forma progresiva). Lo que sí podemos personalizar es el equipamiento. Para no perder tiempo podemos acceder a un menú de recomendaciones, donde siempre nos indican qué es lo que nos conviene. No obstante, si queremos personalizar a nuestro héroe de una forma diferente podremos comprar mejoras a nuestro propio juicio. Como extra tenemos habilidades secundarias que se vinculan a una interfaz de acción que tenemos indicada siempre en pantalla. Entre ellas está un aumento de velocidad o la posibilidad de plantar minas explosivas, mientras que también tenemos pociones de vida que nos permiten recuperar salud cuando estemos pasándolo mal.

Page 1 de 2Siguiente