Inicio > Análisis > Warhammer 40,000 Carnage

Warhammer 40,000 Carnage

De la mano de Roadhouse Games llega a nuestro dispositivo iOS Warhammer 40,000 Carnage, un juego 2D en el que nos pondremos a la cabeza de dos marines extraterrestres para derrotar a hordas inmensas de orcos que intentarán por todos los medios que no consigamos nuestra salvaje empresa.

Esta nueva adaptación del universo Warhammer 40,000 tiene muy en cuenta la popularidad, el mundo y el contexto de todo lo que ocurre en el juego original de tablero. Games Workshop lleva triunfando con él desde que Rick Priestley lo creara en el año 1987 como la alternativa futurista de la versión clásica de Wahammer. En la actualidad ha alcanzado su séptima edición, comercializada en este mismo año 2014, y dispone de una larga legión de seguidores en todo el mundo que preparan sus ejércitos figura a figura para poder participar en emocionantes batallas. El juego parte del concepto de ser muy respetuoso con todo el mundo de Warhammer 40,000 a fin de satisfacer a sus seguidores.

Una historia digna de Warhammer

Tenemos en Warhammer 40,000 Carnage un argumento lineal y bastante trabajado. Incluso se ha contado con el escritor Graham McNeill a cargo de la historia para que todo sea más dinámico y entretenido a vistas del jugador en este sentido. McNeill es un escritor británico que ha escrito multitud de novelas acerca del mundo de Warhammer, contando en su historial también con la trilogía de The Dark Waters. En el año 2010 vio su experiencia recompensada cuando ganó el premio David Gemmell Legend, el cual obtuvo con el segundo volumen de La leyenda de Sigmar, novela basada en el propio mundo de Warhammer.

Al universo de Warhammer 40,000, McNeill también ha realizado su aportación, en este caso con más de 10 novelas distintas. En su tiempo libre, McNeill es jugador habitual de Warhammer 40,000 con los ejércitos del Imperio Tau, los Necrones y los Ultramarines. Debido a ello, hay pocos escritores más apropiados que él para hacerse cargo de la historia de este juego.

Acción pura y dura en 2D

Vayamos al meollo de la cuestión. Como ya hemos dicho, encarnamos a dos personajes en sus aventuras en 2D recorriendo el mundo de Mithra. Uno de ellos, el principal, es un marine espacial de baja categoría, quien está dando sus primeros pasos en servicio. Posteriormente tendremos la ocasión de jugar con un marine Ángel Sangriento que aportará alguna que otra particularidad al desarrollo de la partida.

El apartado jugable está bastante conseguido y el hecho de no ser en 3D no le quita simpatía y calidad. Avanzaremos en entornos rectos en los que nuestros obstáculos (además de los malos, claro está) serán plataformas a las que habrá que saltar o agujeros que tendremos que evitar a toda costa. El juego se compone de un sinfín de desafíos que a su vez están compuestos por pequeñas misiones de las que dependerá nuestra victoria. Al final de cada misión después de enfrentarnos (además de a un montón de bichos de todo tipo) a un malo, al que tendremos que vencer para avanzar así en la trama, se nos evaluará nuestro rendimiento en una tabla de puntuaciones donde aparecerán nuestras muertes, combos, tiempo desempeñado para el juego y las heridas sufridas.

De aquí destacar dos cosas, la primera de ellas es la cantidad de combos que tenemos y la voz tan simpática que nos los comunica (tendremos combos por brutalidad, destrucción, etc…) y la segunda de ellas es la posibilidad de compartir nuestros logros en Facebook, algo que está muy de moda y a lo que se le ha puesto bastante énfasis, ya que incluso tendremos misiones Fireteam cooperativas en la que conseguiremos cosas con nuestros amigos que en la campaña individual no conseguiremos. El apartado del menú es poco innovador y viene copiando lo que hemos visto en la gran mayoría de juegos para dispositivos móviles, un cuadro donde vamos a elegir misión, armas, aumento de nivel, inventario, etc…

En cuanto a controles, son táctiles y muy intuitivos y nos resultarán muy cómodos a la hora de jugar. Es de agradecer que los creadores nos brinden una primera pantalla a modo de tutorial en la que se nos explican todos y cada uno de los botones para que sepamos usarlos.

Un vistazo técnico

Si profundizamos en los gráficos apreciamos una infinidad de detalles y colores que aumentan nuestra inmersión en la experiencia de juego. Saldrán bonitas manchas de sangre con los numerosos combos que vayamos realizando, además de observar visualmente efectos derivados tanto del uso de las armas.

El sonido es otro de los temas destacables, no sólo por la voz en off que nos va a comunicar los combos tal y como hemos mencionado antes, sino por la música que nos acompaña durante todo nuestro periplo. Tonos heavys y rock duro suenan dando un tono épico a nuestra batalla.

En definitiva, Warhammer 40,000 Carnage es un gran juego, con gráficos y sonido impresionantes y una trama bastante buena compuesta en su mayoría por acción y tortas por doquier. Lo que menos nos ha gustado ha sido el precio, de 5,99 euros, teniendo en cuenta que también incorpora una fórmula de micropagos. Normalmente pagando una tarifa de venta como esta evitamos tener que sufrir microtransacciones, y aunque no resultan obligatorios ni fundamentales, no dejan de estar ahí.