Inicio > Análisis > Padre de Familia En búsqueda de cosas

Padre de Familia En búsqueda de cosas

En el mundo de la animación se dice que “Los Simpson ya lo hicieron” para referenciar a cualquier tipo de guion o de gag que se puedan usar en series. En este caso tenemos ante nosotros un juego que también podría unirse con esa misma frase, pero que afortunadamente se consigue desmarcar de manera independiente por motivos propios. Hablamos de Padre de Familia En búsqueda de cosas, juego que llegó hace no demasiado tiempo a los dispositivos móviles iOS y Android como propuesta free to play en la cual debemos reconstruir Quahog, el icónico lugar donde vive Peter Griffin y compañía.

La guerra del pollo

El argumento no tiene tampoco una gran historia. Como ocurrió en Los Simpson Springfield, con el que las comparaciones son inevitables, la ciudad acaba destruida, en este caso por la lucha de Peter contra el pollo, y tenemos que reconstruirla. Se nos da un terreno y poco a poco lo vamos arreglando desbloqueando zonas y reconstruyendo los principales lugares de Quahog. El punto de inicio es la casa de los Griffin, con el cabeza de familia al frente. No tardan en salir más personajes, como Bonnie, la esposa de Joe, y poco a poco vamos desbloqueando a más miembros del particular reparto de la serie. El juego se reserva a los personajes más queridos para una vez avanzamos, como Stewie y Brian, y nos sorprende que Meg tarde tanto en salir, aunque cuando lo hace no tenemos que esforzarnos para unirla a nuestro plantel de personajes (con los demás habitantes de Quahog hay requisitos).

El juego es el habitual free to play donde definimos las acciones de los personajes, teniendo estas un tiempo de realización específico. La manera de avanzar es consiguiendo dinero para desbloquear más zonas y con objetos que obtendremos al hacer las acciones. El tema de los objetos está mejor hilado de lo que podríamos haber imaginado, lo que sin duda es un punto positivo para el equipo de desarrollo. Las misiones se van basando en obtener x cantidad de objetos y vemos cómo estos objetos los conseguimos por mandar a nuestros personajes que hagan una acción determinada. Dado que no siempre se estipula qué número de objetos conseguimos al acabar la acción, el juego resulta un poco más dinámico. Normalmente no cuesta sudor y lágrimas obtener estos objetos que nos permitan avanzar, aunque hay excepciones.

Los objetos también se utilizan para crear disfraces especiales para los personajes. En este aspecto vemos que la influencia de la serie es absoluta. Peter tiene un repertorio variado con Peter pirata, Peter sirena, Peter colocado o Peter con el traje dorado, por ejemplo. Los demás personajes también tienen sus propias versiones alteradas que iremos consiguiendo poco a poco, como Lois, que cuenta con su versión Rambo.

El desarrollo es tan sencillo como lo descrito: mandar a los personajes a hacer acciones que les puedan proporcionar objetos con los que avanzar o desbloquear trajes. Todo nos repercutirá en dinero que necesitaremos para pagar a los inmigrantes y que estos nos desbloqueen más zonas de Quahog. Todo está trufado de muchísimo humor, con diálogos impagables que recuerdan en su totalidad a los de la serie de televisión. El único aspecto negativo en estos diálogos es que las voces están en inglés y los textos están en español neutro, habiendo muchas ocasiones en las que las palabras no son las adecuadas.

Pagar o no pagar

Cómo no, Padre de Familia En búsqueda de cosas tiene su propio sistema de microtransacciones en forma de almejas doradas. De forma gratuita podemos obtener almejas, como completando colecciones de personajes o visitando a Ollie en el sistema de amigos. Pero no serán suficientes, salvo que tengamos mucha paciencia, para comprar la mayoría de objetos de pago. Los precios son un poco elevados en algunos casos y lo que conseguimos no resulta demasiado espectacular. Hay objetos animados, como los vehículos bizarros de Peter, pero los hemos visto bien y no justifican su adquisición. Lo único que aporta más interés es el desbloqueo de personajes, que incluyen su propio escenario. En este caso el precio también es demasiado elevado y si queremos conseguir a Consuela, por ejemplo, habrá que terminar poniendo dinero real de nuestro bolsillo.

El acceso social más original

No se puede decir que los desarrolladores no se hayan puesto las pilas para pensar algo original con lo que aprovechar las redes sociales. En vez de solo incluir Facebook como se suele hacer, lo que han hecho en Padre de Familia En búsqueda de cosas ha sido crear su propia versión de Facebook, en la cual se encuentran integrados todos los personajes. Si nos apetece y somos fans, podemos ir viendo los muros de cada habitante de Quahog para divertirnos con sus comentarios y con los me gusta o respuestas de sus visitantes.

El acceso social a nivel de jugabilidad se integra con Facebook para que podamos hacer visitas a las ciudades de nuestros amigos, pero hoy por hoy no tiene ningún tipo de interés al solo poder conseguir pequeñas cantidades de dinero por hacerlo.

No es una mala propuesta

Este tipo de juegos free to play están hechos para que te mantengas enganchado durante semanas, meses y años. En este caso Padre de Familia En búsqueda de cosas tiene factores que le permiten conquistar a los fans de la serie. Uno de ellos es el mimo que se ha depositado en que todo nos recuerde a los episodios. Se aprecia claramente en las distintas acciones que les podemos mandar hacer a los personajes, acompañadas de animaciones inspiradas en la serie de televisión.

También lo apreciamos en la historia y en los diálogos, que resultan bizarros en su totalidad. El juego te da buenos motivos para seguir confiando en él aunque veas que el desarrollo es lento y que las almejas no se consiguen de una manera sencilla. Por ahora puede ser una buena propuesta, pero habrá que ver cómo va evolucionando y si sus desarrolladores hacen buenos eventos.