Inicio > Avances > Batman Arkham Origins

Batman Arkham Origins

El miedo de muchos seguidores de la saga Arkham protagonizada por Batman residía en saber si WB Games Montréal sería capaz de alcanzar el nivel de las producciones realizadas por Rocksteady Studios. Pero tal y como mencionó Ben Mattes, productor del título, en la presentación de Madrid, Warner Bros. mima mucho sus producciones y de ninguna manera se habría planteado el entregar una saga como Batman Arkham a un equipo que no le diera garantías. Dicho de otro modo, era obvio esperar que la compañía, por mucho que no fuera Rocksteady Studios, consiguieran un juego que cumpliera con los pronósticos. O al menos esa es la impresión que nos ha proporcionado el juego Batman Arkham Origins tras tener la ocasión de probarlo en las oficinas de Warner Bros. Interactive en Madrid.

VOLVEMOS ATRÁS

Todavía hay mucho que decir sobre el mundo de Batman Arkham. Esta es la tercera entrega y está muy claro que el universo del Caballero Oscuro da para muchísimo más. No obstante, y antes de seguir adelante con la historia que conocemos de Batman Arkham Asylum y Batman Arkham City, Warner Bros. quiere que volvamos a los primeros tiempos del personaje. Esto es lo que nos encontramos en Batman Arkham Origins. En este juego el planteamiento es muy diferente al que nos hemos encontrado en las dos primeras entregas. Batman no tiene el apoyo de Gordon, no es la figura de autoridad en Gotham en la que llegará a convertirse en el futuro y ni siquiera se ha cruzado las caras con sus principales archienemigos. Sus métodos son un poco más rústicos, quizá menos experimentados, por así decirlo, aunque dispone igualmente de un enorme catálogo de gadgets de los que se puede beneficiar a lo largo de la partida.

El argumento quiere, en parte, que disfrutemos de lo que significa una Gotham distinta a la cual hemos recorrido en Batman Arkham Asylum y Batman Arkham City. Esta Gotham se encuentra en plena época navideña y esto va a dar mucho juego a la ambientación. La historia no es trascendental hasta el punto de sorprender al usuario con momentos épicos, pero sí demuestra que Batman está comenzando a abrirse camino en las calles. Debido a esta presencia cada vez más fuerte, el criminal Máscara Negra quiere pararle los pies a Batman antes de que este termine por establecer su ley en las calles de Gotham. Su idea es realizar la contratación de un grupo de asesinos de élite con los que Batman se tendrá que enfrentar si quiere sobrevivir.

Será su primer encuentro con algunos de los villanos más característicos del universo de DC Comics. Por ejemplo, hemos podido ver un enfrentamiento con Deathstroke, el habilidoso mercenario que ya le ha hecho pasar muy malos ratos a muchos héroes de esta editorial de cómics. También aparecerán Bane, El Pingüino o Copperhead, entre muchos otros. E incluso habrá sorpresa para los fans de la franquicia, porque el Joker también estará presente. No hay que olvidar que este juego se desarrolla alrededor de 5 años antes de Batman Arkham Asylum, por lo que es un momento ideal para que el héroe de la capa se pueda encontrar con sus mayores rivales futuros.

UNA JUGABILIDAD QUE NO DECEPCIONA

Por lo que hemos podido ver y probar, la jugabilidad de Batman Arkham Origins no decepciona, ni mucho menos. El equipo de desarrollo ha analizado y utilizado los miles de materiales y elementos de juego que les proporcionó Rocksteady Studios y los ha plasmado en un título totalmente nuevo con sus propias novedades. A la hora de luchar nos encontramos con que desaparecen las secuencias QTE, que ya es muy obvio que se han convertido en el último enemigo de la comunidad de jugadores. Ahora no hay más secuencias QTE, sino que los combates incorporan sucesiones de combos y movimientos con una cámara cinematográfica en la cual la mecánica de control es mucho más intuitiva.

Los usuarios que teman que esto pueda resultar demasiado complicado no tendrán que preocuparse, dado que hay indicadores de los botones a pulsar en momentos clave. El sistema de combate es muy dinámico y da lugar a enfrentamientos muy impresionantes. La particular batalla mano a mano que entablaremos contra el mencionado Deathstroke no será solo larga, sino que requerirá mucho esfuerzo por parte del usuario para derrotarle combinación tras combinación.

En lo relacionado con los gadgets, otro elemento que siempre tiene mucho interés en los juegos de Batman, lo lógico sería pensar que el personaje estaría desprovisto de herramientas. Si este es un juego previo argumentalmente, podría significar que Batman tiene menos recursos. Pero el hilo argumental de los distintos cómics de Batman, de sus series y de sus películas, hace que siempre se pueda justificar que el héroe tuviera en el pasado cosas que ya no usa en la actualidad. Solo hay que recordar la antigua serie de televisión del personaje, donde tenía prácticamente un bat-todo, para imaginar la flexibilidad de los desarrolladores en este sentido. Una de las novedades de Batman Arkham Origins es el uso de un gancho remoto que permite multitud de acciones, tanto en desplazamiento como en ataque. Así mismo, el modo detective del héroe se ha mejorado a fin de que nos encontremos con escenas mucho más profundas y complejas.

CONCLUSIÓN

Batman Arkham Origins nos permitirá, por otra parte, acceder a nuestra propia bat-cueva, donde tendremos todo lo que necesitamos para preparar nuestras ofensivas en Gotham. El juego ha sido cuidado hasta el último detalle, dotándolo también de modo online y de una cantidad de enfrentamientos y misiones lo suficientemente sólida como para tenernos ocupados durante mucho tiempo. El juego se lanzará en el mes de octubre en la actual generación de consolas y PC, no estando previsto que se ponga a la venta en otros sistemas, aunque las consolas portátiles tendrán su propio juego de Batman.