Inicio > Avances > Children of Mana

Children of Mana

Children of manaA inicios de 1987, cuando el primer Final Fantasy todavía no había sido comercializado en tierras niponas (apareció el día 18 del mismo año), Square Soft trabajaba en un prometedor RPG con enfrentamientos por turnos llamado Seiken Densetsu: The Emergence of Excalibur. El producto, dirigido por Aoki Kazuhiko, estaba siendo desarrollado con el objetivo de asombrar a los usuarios, puesto que sería el juego más grande lanzado hasta entonces en el Famicom Disk System de Nintendo. Por desgracia, en noviembre del mismo año, y cuando muchos japoneses ya habían reservado el título en las tiendas, la compañía anunció su cancelación. Tras disculparse con los usuarios, Square Soft pidió a quienes hubieran reservado el juego que cambiaran su pedido por una reserva del inminente Final Fantasy. Y de esta manera, la saga Seiken Densetsu (Mana) desapareció del mapa, pero no por mucho tiempo. En el 91 fue comercializado en Game Boy el RPG Seiken Densetsu: Final Fantasy Gaiden (aquí conocido como Mystic Quest), primera entrega del universo del cual hoy os hablamos. Y más tarde, ya con Super Famicom (Super Nintendo) en las calles llegó la confirmación del éxito: Seiken Densetsu 2, más conocido por nuestros lares como Secret of Mana. Con él el universo de Mana se expandió de manera notable, protagonizando un tercer episodio en Super Nintendo, una entrega en Playstation, y otra portátil para Game Boy Advance bajo el título de Sword of Mana (nuestro análisis aquí).

Children of manaActualmente Square Enix se encuentra puliendo distintos productos englobados dentro de un proyecto conocido como The World of Mana. Uno de ellos ya se encuentra a la venta tanto en Japón como en Estados Unidos, y pronto lo tendremos disponible en Europa. Hablamos de Children of Mana (Seiken Densetsu DS: Children of Mana en Japón), un juego que en sus tres primeros días de lanzamiento en Japón vendió más de 100,000 ejemplares.

MUCHOS CAMBIOS

No estamos ni ante un RPG tradicional como los primeros Seiken Densetsu ni ante un Action RPG puro al estilo Sword of Mana. Para la ocasión, los desarrolladores han querido darle otro giro a la serie, convirtiendo el título en un RPG laberíntico en toda regla. Los europeos no estamos demasiado acostumbrados a éste sistema, dado que la saga Fushigi no Dungeon se encuentra inédita, pero quienes hayan probado el reciente Pokémon Mundo Misterioso: Equipo de Rescate Azul sabrán de qué va el asunto a grandes rasgos.

Comenzamos la partida seleccionando uno de los cuatro personajes principales, cada uno con sus propias características y atributos. Será indispensable saber cuál cuenta con el arma que mejor dominamos, si bien a medida que avancemos en la partida contaremos con todas ellas. Ferrik es el típico héroe, un joven de quince años que perdió a sus padres y hermana en un gran desastre ocurrido tiempo atrás que los fans de la serie conocerán. Dado que es el personaje principal tiene habilidades equilibradas, siendo bueno en ataque, defensa y magia. Si queremos algo alejado del prototipo habitual podemos decantarnos por Tamber, una arquera experta en el uso de la magia, aunque de mayor potencia de ataque. Poppen es el tercero del grupo, un mago especializado en hechizos ofensivos, con poca defensa y escasa habilidad para combatir en distancias cortas. Y enChildren of mana_03 último lugar tenemos a Wanderer, un comerciante miembro de la tribu Nikita. Es el más fuerte del grupo y el que mejor defensa tiene, pero su habilidad con la magia es nula. Además de seleccionar personaje, elegiremos el color de pelo/traje/sombrero/estilo (dependiendo del personaje) para el mismo, aunque en las escenas conversacionales siempre aparecerá con su tonalidad original.

La segunda decisión que deberemos tomar será la del espíritu elemental que nos acompañará. La variedad será notable, y no habrá problemas en elegir uno u otro al comenzar la partida, puesto que posteriormente podremos cambiarlo de manera muy sencilla. Los espíritus no tienen una presencia física en pantalla, sino que los invocaremos pulsando durante unos segundos el botón B. Al salir a escena realizarán alguna de sus habilidades especiales, lo cual nos descontará puntos de magia. Podemos desde tener espíritus defensivos, que nos curarán y atacarán débilmente a los enemigos, hasta otros de mayor nivel ofensivo, con poderes de fuego, viento o agua.

Tras elegir estos dos factores dará inicio la partida y nos adentraremos en una historia por salvar al mundo de la destrucción. Para ello deberemos visitar en orden distintos dungeons, cada uno formado por un buen número de zonas y enemigos con los que combatir. La mecánica es muy simple: seleccionamos el dungeon correspondiente, y entramos en la primera zona. En ella, así como en el resto, deberemos cumplir con éxito un sencillo objetivo: encontrar determinado objeto y llevarlo a la señal luminosa que nos llevará a la siguiente zona. A veces el objeto estará escondido dentro de algún lugar, y en otras ocasiones será necesario eliminar a todos los enemigos de la pantalla para obtenerlo. La señal luminosa también puede esconderse, por lo que conviene tener cuidado con algunos dungeons excesivamente largos y complicados. Cuando avancemos a través de x número de zonas nos darán la oportunidad de grabar partida, y posteriormente nos enfrentaremos con un jefe de dungeon. No suelen contar con una dificultad extrema, por lo que si tenéis al personaje bien preparado no sufriréis demasiado.

Page 1 de 2Siguiente