Inicio > Avances > Cloudberry Kingdom

Cloudberry Kingdom

Hace unos días Nintendo nos permitió probar la versión para Wii U de Cloudberry Kingdom, un alocado juego desarrollado por Pwnee Studios que consiguió financiarse con éxito a través de Kickstarter. Se trata de una de las propuestas más locas con las que nos hemos encontrado recientemente, sobre todo teniendo en cuenta que está pensada para multijugador de hasta cuatro usuarios. Su lanzamiento, previsto para dentro de pocos días, no se realizará solo en Wii U, dado que contará con carácter multiplataforma.

LA LOCURA DE LO IMPREDECIBLE

Cloudberry Kingdom es un ejercicio de locura representado en formato de videojuego. Sus creadores han dado rienda suelta a todas sus inquietudes y pensamientos locos para crear una experiencia cuanto menos curiosa. Esta se fundamenta en el concepto de la generación aleatoria de niveles y desafíos, con un modo para cuatro jugadores que promete convertirse en el alma de las fiestas y de las reuniones de amigos.

Comenzamos la partida seleccionando personaje, el cual se representa con un sencillo y muy independiente estilo visual, al cual podemos definir multitud de rasgos. No solo alteramos sus rasgos faciales, como si le ponemos barba o aspecto más o menos adulto, sino que también configuramos objetos que nos puedan servir a lo largo de la partida. Podemos intentar prepararnos como queramos, porque nunca estaremos preparados para lo que nos proporcionará la computadora en cuanto a los retos en los que nos sumergirá. Dicho de otro modo, el juego siempre tendrá algo con lo que sorprendernos partiendo de una mecánica tan básica como es llegar del punto A al punto B de la pantalla para terminarla. Esa es simplemente la mecánica de Cloudberry Kingdom: conseguir llegar al final de la pantalla, y normalmente el camino ni siquiera es demasiado largo. ¿Entonces dónde se encuentra la dificultad?.

El problema de los niveles en Cloudberry Kingdom es que nunca sabemos lo que nos vamos a encontrar en el siguiente. Es posible que pasemos una pantalla con una jugabilidad normal y que a la siguiente nos encontremos con que todos los jugadores han aparecido montados en caballitos, que tienen un tamaño minúsculo o quizá todo lo contrario. Claro está, cada cambio que se produce en el personaje es también un cambio que debemos tener en cuenta para la forma de avanzar por el nivel. Si no nos sabemos adaptar estaremos muertos. No obstante, con que uno de los compañeros logre llegar al final de la pantalla, lo cual no es fácil, habremos terminado con éxito y pasaremos al siguiente nivel.

CON MUCHO SENTIDO

Dicen los creadores del juego que llevan mucho tiempo trabajando para que la IA de su producto sea consecuente y tenga en cuenta las limitaciones de los jugadores. Es decir, se trata de introducir a los jugadores en niveles alocados y complejos, pero que de una u otra manera sea posible que se los pasen sin volverse locos. La dificultad del juego está justamente en lograr esto, dado que de esta manera, con un reto, pero con la oportunidad de avanzar, es como Cloudberry Kingdom consigue engancharnos partida tras partida. Por otro lado, la IA está desarrollada de manera que no repite el diseño de los niveles, cambiando los elementos y realizando modificaciones no solo en base a la dificultad, sino también a los elementos a usar en cada pantalla. Es un planteamiento complejo que ha llevado mucho trabajo a los desarrolladores y por lo cual se sienten muy orgullosos.

Así mismo, Cloudberry Kingdom tiene varios modos de partida entre los que elegir para que la diversión no termine. Además del básico hemos podido probar el Bungee, que se caracteriza por tener a todos los personajes agarrados por una cuerda. La dificultad en este modo está en saber colaborar para sobrevivir a los distintos peligros, dado que la cuerda actúa de forma activa durante la partida. Es decir, podemos saltar una gran distancia, pero si nuestros aliados no lo hacen, estos es posible que hagan tanta fuerza que nos tirarán hacia atrás. Así que tendremos que intentar saltar todos al mismo tiempo para que nadie produzca una caída que debamos lamentar. La dificultad de conseguir colaborar de forma adecuada, sin duda, produce una diversión mayor y más risas si cabe. Este tipo de opciones multijugador está muy presente en Cloudberry Kingdom, que se beneficia del multijugador en local para ofrecer una experiencia muy sólida.

CONCLUSIÓN

La experiencia jugable que proporciona Cloudberry Kingdom es digna de admiración, y deja el status de sus creadores más que alto, destacando sobre todo el mimo que han depositado a la hora de conseguir una inteligencia artificial espectacular. En términos gráficos no se puede decir que nos encontremos ante un juego que luzca de una forma especial, dado que se usan trazos simples que parecen dibujos a mano, con uso de mucho color pero sin un detallismo elevado. Es una estética un poco underground que casa con la jugabilidad, la cual se convierte en la principal protagonista de la propuesta.

Tampoco hay que obviar la muy duradera diversión del título, dado que el concepto de la generación aleatoria de niveles es un factor clave para que sepamos que podemos jugar durante días sin cansarnos. No menos relevante, además de las opciones multijugador, Cloudberry Kingdom incluirá modo historia, con su propio argumento, aunque sencillo, y un trasfondo que nos permitirá entender mejor el particular mundo que han creado los desarrolladores de la compañía Pwnee Studios, formada por Jordan Fisher y TJ Lutz. Como complemento a este modo historia también habrá una modalidad arcade en la cual acceder a minijuegos con los que obtener aún más diversión. Así que como propuesta de distribución digital, Cloudberry Kingdom se presenta en la forma de un juego al cual deberíamos dar un voto de confianza.