Inicio > Avances > Final Fantasy Explorers

Final Fantasy Explorers

A final de este mes de enero llega a las tiendas una nueva entrega del universo Final Fantasy. Se titula Final Fantasy Explorers y se comercializa en exclusiva para Nintendo 3DS, tratándose de una edición que apuesta de forma muy sólida por el modo multijugador. Para que pudiéramos comprobar por nosotros mismos el alcance de este cambio de aires en la saga, Koch Media nos invitó recientemente a sus oficinas con el objetivo de probarlo. Y son justo las impresiones de esa prueba las que compartimos con vosotros a continuación.

Primeros pasos en solitario

Final Fantasy Explorers no pretende lanzarnos a un mundo multijugador en el que hacer equipo con otros usuarios sin darnos antes una serie de lecciones sobre cómo jugar. Para ello comenzamos en un tutorial monojugador en el cual progresamos en solitario paso a paso mientras aprendemos las nociones básicas del título. También nos creamos personaje con un editor más resultón de lo que imaginábamos. En nuestro caso pudimos hacernos una prima lejana de Hatsune Miku que no quedó nada, nada mal.

El juego nos introduce en el mundo de Amostra, en el cual veremos que hay gran libertad para aceptar misiones y encargos con la intención de obtener recompensas. A lo lejos tendremos la misión de buscar un cristal de leyenda, pero no será algo a lo cual habrá que dar importancia al inicio. Todo llegará.

Uno de los aspectos personalizados de este título es que la paleta de controles es más propia de un juego como Monster Hunter que de una entrega clásica de Final Fantasy. Es por ello que primero debemos tomar la decisión de configurar la cámara de la manera en la que nos resulte más cómodo. Los usuarios de New Nintendo 3DS se podrán beneficiar del botón C para poder manejar la cámara con soltura de forma que siempre podamos mirar a lo que hay a nuestro alrededor. Si tenemos una consola en su modelo previo y no disponemos del accesorio botón deslizante Pro, nos quedará la obligatoriedad de ir colocando la cámara en su posición adecuada cada vez que lo necesitemos. Nada a lo que no estemos ya acostumbrados por otros títulos similares.

Después de correr un poco y de habernos creado al personaje lo que hicimos fue llegar al pueblo de Libertas, donde nos esperaba Cid, que no podía faltar a la cita. Es él quien regula nuestro progreso inicial y el que se ocupa de que no nos volvamos locos hablando a diestro y siniestro con todos los mercaderes que encontramos en el lugar. Para que sigamos nuestro camino hacia convertirnos en exploradores lo que hace es darnos una primera misión: acabar con 10 monstruos en el plazo de 1 hora.

Nuestra primera cacería

Salimos de la tranquilidad de la ciudad para adentrarnos en el mapa exterior, salvaje y libre, a través del cual nos podemos mover con libertad. Nuestra misión consiste, como decíamos, en matar diez monstruos antes de que se acabe el tiempo. La dificultad de la misión es mínima, al menos por el plazo. Podemos acabar con bombs, vultures o goblins a placer. Con el botón Y atacamos, y no necesitamos muchos golpes para que cada una de estas criaturas muerda el polvo. Pero pronto nos quedamos sin objetivos. Por suerte, con solo pulsar un botón podemos activar el lock-on y detectar al enemigo más cercano, lo que nos facilitará mucho el trabajo. También apreciaremos que al derrotar monstruos recibiremos objetos que estos dejarán en el suelo. Una vez acabada la misión volvemos a Libertas para dar cuenta de ello a Cid.

Pero esto solo era un entrenamiento y ni siquiera habiendo cazado diez monstruos estamos preparados. Lo siguiente que necesitaremos hacer será aprender la técnica conocida como Crystal Surge, que se trata de un elemento fundamental entre los exploradores. Nos enseñan a utilizar los golpes de habilidad, que incluyen en este caso el Moonlight Slash, un tajo muy clásico que nos vendrá al pelo para acabar con los enemigos. Con esta habilidad vamos a ir encadenando golpes hasta que rellenemos el 100% de la barra de Resonance. Y una vez esta se encuentre al máximo podremos hacer el mencionado Crystal Surge al realizar el pulsado de L y R y elegir la técnica que prefiramos. El resultado es demoledor, pero lo es aún más en el caso en el que podamos activar las mutaciones, que son el siguiente aspecto del que nos habla el juego.

¡Ya tenemos trabajo!

Dominar estas habilidades principales nos lleva a que Cid finalmente confíe en nosotros y nos proporcione el ansiado título de explorador. Esto significa que también vamos a poder acceder al sistema de trabajos. Inicialmente tenemos un total de cinco profesiones distintas entre las que elegir: guardabosques, caballero, monje, mago blanco y mago negro. Entre todas las clases hay una importante diferencia en cuanto a las habilidades y el tipo de armas que utilizaremos, así que es interesante elegir una que se nos suela dar bien en este tipo de juegos. Nosotros optamos por el guardabosques para tener la oportunidad de atacar con arco. Si nos arrepentimos de un trabajo determinado podremos cambiar a otro, pero esto supondrá hacer un reinicio del progreso del personaje, así que en cierto modo es importante tenerlo muy claro antes de tomar una decisión.

Una vez definido el trabajo podemos, ahora sí, recorrer la ciudad para personalizar a nuestro héroe. Hemos ganado algún dinerito y ya podemos hacerlo a cierto nivel. El equipamiento es muy importante en este título y en este aspecto es algo clave el llevar a cabo la forja de objetos, para lo cual necesitaremos las materias primas que obtengamos derrotando enemigos. A partir de ahí disponemos de una amplia serie de posibilidades para alterar los objetos mediante los traits.

También nos tenemos que equipar más habilidades al margen de la que nos dan inicialmente. Tenemos las habilidades más habituales de la saga, basadas en los elementos, como agua, hielo o fuego. Si somos de una clase más defensiva, podemos confiar en la habilidad de cura o en esna. Y no faltan las habilidades específicas de cada trabajo. El guardabosques tiene un disparo con flecha perforante que no va nada mal.

Después de esto nos podemos pasar por el mostrador de misiones y recibir encargos. Las misiones son de todo tipo como ya es habitual en estos juegos, desde el “encuentra determinado objeto que fue robado por un monstruo” hasta el “reúne x materias primas”. Y lo mejor es que podemos salir a realizar estas misiones no únicamente solos, sino también en compañía de nuestros amigos. Mientras jugamos en multijugador es imprescindible que adoptemos un papel adecuado y que nos combinemos bien en equipo. Hay cuatro papeles que se pueden adoptar dependiendo de lo que se nos de mejor: refuerzo, tanque, atacante o sanador. La combinación de los cuatro perfiles es lo que nos dará la victoria.

Pero todo esto lo podréis comprobar por vosotros mismos a partir del día 29 de enero, que será cuando Koch Media lance este título de Square Enix.