Inicio > Avances > Injustice: Gods Among Us

Injustice: Gods Among Us

NetherRealm Studios lo tiene claro, no está dispuesta a desaprovechar la oportunidad que le ha brindado Warner Bros. Interactive de volver a crear un juego de lucha, su género por excelencia, y de utilizar, una vez más, los personajes del universo DC. Para esta compañía, que en el año 2008 dio forma al juego Mortal Kombat vs. DC Universe antes de convertirse en NetherRealm Studios, lo de crear un título donde los superhéroes se den de tortas no es algo nuevo. Su experiencia en el género les ha conferido la confianza suficiente para abordar un proyecto de tal magnitud, y el resultado, a la vista de lo que hemos podido probar, está muy a la altura de las circunstancias. A su paso por Madrid días atrás, Héctor Sánchez, productor de NetherRealm Studios, nos presentó los elementos más importantes que caracterizan el juego Injustice: Gods Among Us. También tuvimos ocasión de jugarlo durante unos cuantos combates, por lo que os traemos unas impresiones con lo que nos ha parecido en estos primeros enfrentamientos.

MÁS ALLÁ DE LAS BASES

En Injustice: Gods Among Us se demuestra que la nueva era dorada de los juegos de lucha no requiere de innovaciones que cambien el status quo jugable de unos títulos que funcionan. El último Mortal Kombat fue un éxito de masas, y la desarrolladora NetherRealm Studios tiene en cuenta todo lo que hizo en este juego para aplicarlo a su nueva creación. Nos encontramos, dicho esto, con un juego que vuelve a partir de la mecánica de lucha 2D que ya conocemos, sin libertad de movimiento 3D y sí con el sistema de movimientos sólido y consecuente que caracteriza a la empresa. Hay muchas novedades que, por otro lado, ayudan a que los enfrentamientos sean más dinámicos y que den muestras de cómo evoluciona el género gracias a las novedades tecnológicas. Así, por ejemplo, los personajes pueden interactuar con el escenario cuando un indicador de botón aparezca en pantalla. Los niveles de interacción son distintos para cada personaje, lo que da lugar a que los combates sean bastante impredecibles salvo que conozcamos a cada luchador al máximo. Por ejemplo, un coche aparcado en mitad de la calle servirá para saltar sobre él, con el objetivo de golpear al enemigo contra él o incluso para agarrarlo y lanzárselo a nuestro oponente encima. Los ejemplos son múltiples y los niveles de interacción resultan más elevados de lo que podríamos imaginar. NetherRealm Studios le ha dado tantas vueltas a este aspecto que el escenario puede ser un factor que contribuya incluso a las combinaciones que realicemos al oponente. Por ejemplo, un soldado en una ametralladora al que le demos la orden de disparar nos ayudará a mantener al enemigo en el aire mientras le hacemos un combo.

Por otro lado, los escenarios son muy variables y se benefician de un elemento que ya hemos visto en el género desde muchos años atrás. Hablamos del cambio de plano, la forma en la que lanzamos al rival de un golpe hasta otra zona del escenario, cambiando la localización por completo. El juego está implementado de una forma en que si terminamos el circuito de planos posibles volvemos al inicio, lo que da cierto sentido de credibilidad al sistema. Esta es otra de las cosas que ayudan a que la jugabilidad sea un poco más fresca y espectacular.

PEGANDO FUERTE

Todos los personajes tienen un buen surtido de técnicas del que hacer uso, habiéndose buscado combinaciones que, como en Mortal Kombat, no resulten excesivamente complejas de realizar. El sistema de combate cambia mucho entre un luchador y otro, y hay que reconocer que el temor de que personajes como Superman estén desproporcionados no se cumple. En realidad todos los personajes, al menos por los enfrentamientos que hemos realizado, están muy bien equilibrados y cuentan con beneficios a su disposición que les dan un valor elevado. Los usuarios menos habituales del género no tendrán problemas en realizar movimientos especiales, dado que el juego permite que pongamos en pantalla las indicaciones sobre cómo realizar los ataques. Esto soluciona el problema ya clásico de darse esa situación en que entrábamos al menú de opciones a ver los comandos y cuando salíamos ya no nos acordábamos de la mitad de ellos. Por otro lado, además de las técnicas básicas los personajes pueden liberar un movimiento especial con animación de por medio que resulta más que espectacular.

De momento todavía falta conocer la identidad de varios de los luchadores que estarán en el juego, pero la lista es gruesa y más que atractiva. Hemos podido probar, por ejemplo, a Batman, Superman, Flash, Green Arrow, Catwoman, Harley Quinn, Nightwing, Cyborg y Wonder Woman. Todos están muy bien representados y se demuestra que se les ha sabido sacar el máximo partido para que resulten eficientes en todos los casos. Está confirmado que, por otro lado, habrá ropa alternativa para los personajes, siendo posible desbloquearla a lo largo de la partida.

Siguiendo lo visto en el último Mortal Kombat, la desarrolladora tiene intención de que invirtamos muchas horas en Injustice: Gods Among Us por mucho que no participemos en sus opciones multijugador. De base nos encontramos con un modo historia en el que iremos colocándonos en la piel de distintos personajes, que tendrán su propio capítulo a medida que se desarrolla el argumento. Es la filosofía que ya se vio en Mortal Kombat vs. DC Universe y que también estuvo presente en Mortal Kombat, y funciona. Además, contamos con una sección de desafíos en los que se desarrolla una historia complementaria de cada personaje, ocupando diez retos distintos para cada luchador. En estos casos se ofrecen mecánicas de juego que van más allá de los simples enfrentamientos. Por ejemplo, en uno de los niveles de Catwoman controlaremos a un gato que deberá colarse en una instalación muy bien protegida para llevar a cabo un robo. Estos retos alargarán la vida del juego y nos recompensarán con extras de todo tipo.

CONCLUSIÓN

Hay un gran esfuerzo depositado en la creación de Injustice: Gods Among Us, y es algo que se nota desde la primera partida. Sin alejarse de la filosofía jugable de la saga Mortal Kombat, el juego cuenta con un gran atractivo, con opciones de jugabilidad suficientes para mantener muy interesados a los usuarios y con un sólido sistema de combate. La desarrolladora se ve satisfecha con el trabajo que han realizado y todo apunta, al menos por nuestro primer contacto, que el juego terminará obteniendo unos resultados muy altos en cuanto a calidad.