Inicio > Avances > Ramen Monogatari

Ramen Monogatari

Los juegos de gestión se expanden en dispositivos móviles con el lanzamiento desde Japón de Ramen Monogatari para el sistema operativo iOS de Apple.

Ramen Monogatari Portada

Ramen Monogatari
Plataforma: iPad (analizado) e iPhone
Artículos
Género: Aventuras
Imágenes
Lanzamiento: 23/07/12
Vídeos
Desarrollador: OrangeCrew Corporation
Trucos
Editor/Distribuidor: NHN Japan /NHN Japan
Saves
CÓMPRALO:
|

Son muchos los títulos de gestión que se lanzan de forma habitual en dispositivos móviles, y su éxito en formato freemium está consiguiendo que cada vez estén más presentes en el mercado. Desde tierras japonesas se acaba de poner en circulación Ramen Monogatari, un juego originario de Corea que tiene como objetivo que podamos disfrutar administrando un restaurante de ramen. Sus desarrolladores son los miembros de OrangeCrew Corporation, una subsidiaria de NHN que se especializa en el desarrollo de juegos para dispositivos móviles

TU PROPIO RESTAURANTE DE RAMEN

Ramen Monogatari tiene algunas diferencias perceptibles con otros juegos de simulación y gestión que hemos visto recientemente en dispositivos iOS. El sistema de juego es más pausado, dado que la apertura del restaurante se realiza de forma manual a gusto del usuario y bajo plazos de tiempo especificados con antelación. Esto produce que haya una mayor presencia de la parte de simulación, lo que hace que la experiencia sea muy inmersiva.

Antes de abrir el restaurante tenemos que realizar un buen número de tareas de importancia. Por ejemplo, lo primero pasa por hacernos con ingredientes suficientes que nos permitan cocinar todo lo necesario para satisfacer a nuestros clientes. Para ello accedemos al menú del carro de la compra situado en la interfaz de opciones. Pinchar en ella nos lleva a una pantalla a modo de tienda en la que aparecen los distintos ingredientes que podemos adquirir con su precio correspondiente y la cantidad de unidades que ya tengamos. Comprar no es tan fácil como pinchar y gastar dinero. En realidad tenemos una cifra específica de camiones, encargándose cada uno de llevar un ingrediente a nuestro restaurante. El tiempo que tarda cada camión depende también del producto en sí mismo, por lo que es necesario hacer una gestión efectiva de tiempo de reparto y de camiones disponibles.

Tener los ingredientes adecuados es necesario para cocinar, algo que también podemos hacer antes de abrir el restaurante, pero que se convierte en nuestra principal preocupación al completo cuando llegan los clientes. Los platos a nuestra disposición se desbloquean de forma progresiva a medida que subimos de nivel y cada uno requiere una cantidad determinada de ingredientes, así como un tiempo.

Antes de la apertura también nos haremos cargo de gestionar el equipo de empleados. Podemos tener una cifra exacta de trabajadores, entre los que estarán los personajes correspondientes a la historia, empleados que contrataremos o los amigos que nos visiten para echarnos una mano. Dado que hay límite de empleados, será posible despedir a quienes hayamos fichado para contratar a nuevos trabajadores, existiendo un gran grupo de personajes diferentes. Por suerte, por si no nos gusta el aspecto de algún empleado, contamos con un menú de personalización donde les podemos cambiar un buen número de parámetros de su aspecto. Por ejemplo, alteramos la ropa con la que aparecen en el restaurante, los adornos y accesorios, la cara o el estilo del pelo.

PERSONALIZANDO EL LOCAL

Como ya es tradición en los juegos de simulación y gestión, contamos con control completo sobre nuestro restaurante en términos de personalización. Esto nos da opción a cambiar el mobiliario, la decoración, las cocinas, a aumentar el terreno o a utilizar distintos diseños con los que modificar el estilo de nuestro negocio. Las distintas opciones que se ponen en nuestra mano son extensas al nivel de tener siempre, a medida que avanzamos, nuevos elementos de los que echar mano para cambiar el aspecto del restaurante. Para hacerlo, como también es habitual, requeriremos la inversión de monedas de oro, que representan al dinero que ganamos con el esfuerzo de nuestra partida. También podremos usar diamantes, aunque para obtenerlos tendremos que invertir dinero real o esforzarnos mucho para ganar los que nos irá proporcionando la computadora.

Otro de los ingredientes fundamentales de Ramen Monogatari se encuentra en las opciones sociales. En este sentido se nos proporciona una gran comodidad para hacer nuevos amigos, dado que podemos añadirlos simplemente visitando sus locales. Las opciones sociales nos dan opción de enviar regalos y de convertirnos en los ayudantes de quienes tengamos en la lista de amigos.

Una vez tengamos todos los preparativos realizados será la hora de abrir el restaurante, para lo cual sólo habrá que pinchar en el icono colocado más a la izquierda de la pantalla. Al hacerlo tendremos la oportunidad de decidir cuánto tiempo queremos tener abierto el restaurante. El juego nos ofrece un periodo de 10 minutos gratuito, o de más tiempo invirtiendo monedas de oro hasta un máximo de 12 horas por 8000 monedas.

CONCLUSIÓN

De momento Ramen Monogatari sólo se encuentra disponible con textos en japonés, pero no resulta un juego difícil de jugar, sobre todo para usuarios que ya estén acostumbrados al género. Es muy probable que termine siendo localizado a otro idioma, por lo que no es mala idea prestarle atención y seguir sus pasos. Los valientes pueden descargarlo en japonés desde la App Store de Apple para sentir lo que significa tener un propio restaurante de ramen. Siguiendo una serie de indicaciones como las que os hemos hecho y echándole un poco de intuición, Ramen Monogatari se convierte en un juego de lo más adictivo. De él, destaca, aunque no hayamos profundizado en ello, el eficiente diseño de personajes de los camareros y clientes que aparecerán en nuestro negocio, quienes hacen gala de una elevada cantidad de detalles y modelos bien diferenciados.