Inicio > Avances > MGW 2015: Star Fox Zero

MGW 2015: Star Fox Zero

El nuevo episodio de la saga Star Fox no se quiso perder la oportunidad de estar presente en la Madrid Games Week 2015, aunque sabemos bien que Nintendo está realizando muchos ajustes en el juego. Tras el paso del título por el E3, donde estuvo presente con unos espectaculares puestos de juego que recreaban la ambientación del Arwing, la compañía analizó el feedback y vio que aún había trabajo pendiente que hacer. Por ello pasó de tener un lanzamiento previsto en 2015 a marcharse a una fecha del primer periodo del próximo año 2016. Pero lo entendemos y es totalmente favorable teniendo en cuenta que los fans siempre desean disfrutar de los juegos en el estado más pulido que sea posible.

Recorriendo Corneria

No obstante, esto no nos ha impedido ponerle las manos encima al juego en su versión actual, la cual viene a ser la misma que estuvo presente en el pasado E3. Os ponemos en situación indicando que tengo experiencia en la franquicia de Fox y que aunque he jugado todas las entregas, sumo más horas de vuelo con la versión de Nintendo 64. Pero aún así, y aunque en el primer contacto estaba un poco envalentonado, me encontré con que los controles eran un poco duros.

Sin problemas, porque Nintendo ya ha reconocido que este es uno de los aspectos que va a solucionar cara al lanzamiento del juego en el próximo año 2016. Tenemos claro que la compañía será capaz de llegar a un estado de control mucho más intuitivo que lo que se ha ofrecido hasta el momento. En esta versión que hemos jugado controlamos la nave a través del Wii U GamePad, pero también entran en juego dos factores: controles giroscópicos y la necesidad de, algunas veces, mirar la pantalla del mando táctil. Durante la mayor parte del tiempo logré mantener la estabilidad y el correcto vuelo de la nave, pero llegó un momento en el que perdí totalmente los papeles (en el enfrentamiento final del circuito planteado en este nivel). Entre mirar el Wii U GamePad, disparar, usar los controles giroscópicos e intentar no salir volando por los aires, acabé destruido.

Pero el periodo para acostumbrarse a los controles está bien integrado, pasando por un tutorial que nos va guiando a la hora de aprender todo lo que necesitamos. Adelantamos incluso alguno de los pasos por los nervios de avanzar cuanto más rápido fuera posible para que empezara la acción de la buena. Pasamos volando por Corneria en un decorado que conocemos bien, atravesamos los puntos marcados, esquivamos obstáculos y disparamos a los objetivos que íbamos encontrando.

Saca partido a tus habilidades

El primer gran reto para la flota de Fox se encuentra en la protección de una torre de control que está siendo asaltada por arañas robóticas que no tienen precisamente buenas intenciones. Como eliminar a las arañas que trepan por la torre con la nave en su posición clásica es bastante complicado (posible, os lo aseguramos, pero difícil), lo que debemos hacer es transformarnos. Un botón nos permite pasar a posición de Walker, con el cual podemos avanzar por el suelo como si fuéramos un robot, lo que nos da la opción de disparar con mucha más facilidad a objetivos que se desplazan por este medio. Los controles del Walker están implementados de una manera más clásica y son un soplo de aire fresco a la hora de aportar un toque de variedad a la jugabilidad de Star Fox Zero.

No es la primera vez que nos ponemos al control de otro vehículo en la saga, porque ya es un elemento clásico, pero los Walker se habían quedado en el aire desde que fuera cancelada la secuela del título original de Super Nintendo. Una vez damos por protegida la torre alzamos el vuelo de nuevo para plantar cara a una fortaleza en la cual hay un escudo protector muy molesto. Lo que debemos hacer es pilotar de forma que disparemos al punto débil de la estructura hasta que termine la demo. De nuevo es importante tenerle tomada la medida al Arwing, dado que de otra manera es posible que caigamos víctima de los muchos disparos que nos acosan. Por suerte, nuestros aliados siempre están dispuestos a echar una mano.

Una nueva ración de Star Fox

La intención de Nintendo con este Star Fox Zero no ha quedado muy clara del todo. Se comenta que no es un remake del primer juego por mucho que tenga algunos aspectos en común. Y también se ha asegurado que no se tratará de una secuela. Dicen que es un reinicio. Pero esto no es algo propio en una saga de estas características y menos en un título de Nintendo. Nos queda la duda de si al final esto se mantendrá o si Nintendo cambiará de idea y hará lo posible para que se pueda considerar como una secuela en toda regla o al menos una precuela que nos ponga en situación de determinados momentos que no hayamos tenido la oportunidad de vivir.

El juego puede ser uno de los últimos grandes títulos de Wii U antes de que comencemos a prepararnos para el relevo generacional. No suena mal, sobre todo teniendo en cuenta que todavía queda un episodio exclusivo de The Legend of Zelda que llegará después de este juego de naves. Lo que esperamos es que Nintendo pula el juego en términos de control y que también le proporcione un toque gráfico añadido, dado que lo que hemos visto hasta ahora no está nada mal, pero podría ser un poco más impresionante para desmarcarse de las entregas previas de la franquicia.